La NBA estudia implantar un torneo de clasificación para playoffs

no para de darle vueltas a su cabeza en busca de cambios para mejorar la NBA. Con ese cometido se ha planteado muy en serio, tal y como ha declarado hace escasos días, poner fin a la división por conferencias de playoffs. Ese posible giro no es una sorpresa, ya que hace tiempo que se habla de ello. Sin embargo, nadie esperaba que una hipotética reforma también afectase a la manera en la que los equipos se jugarían los últimos puestos para la postemporada.

Así es. Según informa Zach Lowe de ESPN, fuentes de la Liga aseguran que existe la idea de crear un pequeño torneo que determine qué equipos logran los dos últimos sitios en ambas conferencias. Tan adelantado estaría el estudio que ya circulan dos propuestas específicas por las oficinas de las franquicias.

La idea que más se ha discutido es la que llevaría a celebrar dos torneos de cuatro equipos en cada conferencia. Estos se desarrollarían con la participación de los conjuntos clasificados entre el 7º y el 10º lugar. El 7º jugaría en su cancha contra el 8º y el ganador lograría el séptimo lugar para los playoffs. El perdedor de dicho encuentro tendría una nueva oportunidad, ya que lucharía por la última plaza contra el ganador del choque entre el 9º y el 10º.

Hablamos en cualquier caso de un enfoque a largo plazo. De ninguna manera se implantaría para la próxima temporada y sería igualmente una sorpresa para 2020 o 2021. Además, un cambio de este tipo debería pasar por el comité de competición, por una negociación con el sindicato de jugadores y posteriormente contar con el apoyo de hasta 23 franquicias. El camino es largo y por ahora no se trata de una prioridad. Si la Liga acomete una reforma de cara a los playoffs siempre empezaría por acabar con la separación de conferencias; es decir, ver este torneo hecho realidad sigue siendo una hipótesis lejana.

Contra el tanking

La propuesta encaja sin duda en uno de los objetivos más perseguidos por la NBA: reducir el incentivo para que los equipos opten por el tanking y aumentar la competitividad. Quizás por querer alcanzar esa meta, fuentes manejadas por el citado medio afirman que hace tres años se planteó un torneo de eliminación simple con los clasificados entre el 8º y el 11º lugar. Finalmente se dio marcha atrás al entender que era demasiada recompensa para el undécimo y que además se devaluaría la Temporada Regular.

Otra opción

Sin variar los equipos que lucharían por las últimas plazas, algunos ejecutivos –incluyendo al menos un general manager importante–, habrían planteado y presionado para que se aceptase una alternativa más simple y rápida. Se trataría de enfrentar al 7º con el 10º y al 8º con el 9º, actuando de local los dos mejores clasificados. El ganador de cada choque obtendría su sitio para la fase final del curso.

¿Y el Draft?

Hasta ahora la lotería del Draft es algo reservado a los 14 equipos con peor balance de la Temporada Regular, pero… ¿Qué ocurriría si el que termina décimo acaba ganando una plaza para playoffs? ¿Continuaría teniendo su sitio en la lotería o se intercambiaría con el perdedor? ¿Debería reservar la NBA la lotería para los 14 peores independientemente de lo que ocurra en la postemporada? Quedan muchas preguntas por resolver antes de que un cambio de tal magnitud pueda implantarse.

Una idea lejana

Aunque suene a algo totalmente nuevo, lo cierto es que ya hubo quien pensó que algo así podía ser beneficioso para la NBA en 2007. En ese momento fue el periodista Bill Simmons el que propuso reducir la regular season a 78 partidos, dando así espacio para que se jugase un torneo entre los 8º y 15º clasificados de ambas conferencias; eso sí, en enfrentarían sin tener en cuenta si son del Este o el Oeste. La competición duraría una semana y los dos mejores de cada costa albergarían las dos primeras rondas. Los partidos finales tendrían lugar en Nueva York o Los Ángeles en lo que sería una fiesta de fin de semana al estilo del All-Star.

Simmons va mucho más allá de la propuesta que ahora salta a la luz. Cree que con su sistema se acabaría con el tanking, ya que además de pelear por la postemporada habría el incentivo extra de lograr los mejores puestos para la lotería, los cuales recaerían en los primeros clasificados del torneo. Eso sin contar con que los clasificados para playoffs durante la temporada regular tendrían 10 días más de descanso. En su momento esta idea no se tuvo en cuenta. Veremos si ahora cuaja.