Lakers: no más de Clarkson, Randle o el ‘pick’ 28 por George

Ya llevaban tiempo detrás de convencer a para que fuera uno de los suyos a partir de 2018, por lo que con mucho más motivo se están moviendo ahora, tras la confirmación del jugador de que se marchará de Indiana el año que viene —parece que quiere poner rumbo a su California natal—. Así, los han sacado el pico y la pala para intentar tener al alero de Indiana cuanto antes en su plantilla. Esta temporada, mucho mejor que la siguiente, ahora explicamos el porqué. Pero la entidad angelina nunca daría a cambio un paquete de ensueño en el hipotético traspaso por George.



Los Lakers no van a ofrecer ni a Brandon Ingram, ni la elección número 2 del próximo Draft por Paul George, tal como ha informado este lunes Adrian Wojnarowski para The Vertical. Sencillamente, no tienen necesidad de juntar un gran paquete como contraprestación dado que podrían firmar a George como agente libre dentro de un año.

La propuesta de los Lakers, con un año más de contrato hasta que George sea agente libre, nunca pasaría de , o el pick número 28 del próximo Draft, que también poseen los Lakers —además de la segunda elección—. En ningún caso los tres platos formarían el menú completo del traspaso, sino que serían dos de ellos o incluso uno los que conformarían la propuesta de los Lakers por George.

Derechos Bird

Tampoco deben tomar a la ligera los Lakers contar con Paul George ya la próxima temporada. De esa manera, el alero de Indiana —al igual que Kevin Durant este año en los Warriors— podría firmar en 2018 un nuevo contrato con la entidad angelina bajo el amparo de los Early Bird Rights. Al estar enfilando, en caso de que el año que viene ya llevara un curso como ‘laker’, su segunda temporada en L.A, los Lakers podrían firmar un nuevo contrato a George con ciertas exenciones de cara al límite salarial. Y eso podría aportar ingeniería suficiente para reclutar una nueva estrella en el mercado de agentes libres 2018.

Mucho mejor este verano que el siguiente, cuando parece claro que Paul George querrá ser un ‘laker’. Sin embargo, la franquicia que preside Magic Johnson no va a tirar la casa por la ventana en este momento, sabiéndose ganador moral momentáneo de la negociación con los Pacers.