Lonzo Ball no estará recuperado al 100% para el ‘training camp’

Regulares noticias para los y para . Según informa Mike Bresnahan, de Spectrum SportsNet, el base no llegará recuperado al training camp de la entidad angelina, que dará inicio la semana que viene.

Operado de su rodilla izquierda el pasado mes de julio, para reparar unos problemas en una articulación que le dio bastante guerra en su curso de estreno en la NBA y que le alejó de la competición un buen puñado de partidos, los pronósticos señalaban entonces que el número 2 del Draft de 2017 estaría listo para la pretemporada 2018 con los Lakers. No será así.

Problemas para el 5×5

Y es que como señala Mike Bresnahan, Ball se ejercita pero no lo hace de manera completa. El director de juego no puede todavía ejecutar entrenamientos de 5×5, no está listo para llegar a ese punto de disputar ese tipo de partidillos. No obstante, desde los Lakers, apunta este periodista, no acortarán plazos ni precipitarán un regreso que puede salir caro después.

Competencia con Rondo

En los nuevos Lakers de se plantean incógnitas. Una de ellas es la de la pelea por el puesto de base. Ball, titular en la 2017-18 en 50 de los 52 partidos que disputó con los californianos, tendrá una dura pugna con un recién llegado, pero veterano ilustre, como es . Además de eso, Lonzo ha tenido que lidiar con rumores sobre su traspaso durante toda esta agencia libre.

En el citado medio centenar de encuentros del curso pasado, Ball firmó 10,2 puntos, 6,9 rebotes, 7,2 asistencias y 1,7 robos en 52 partidos, para una media de 34,2 minutos. En noviembre de 2017 se convertía en el jugador más joven de la historia en firmar un triple-doble en la NBA.