Lonzo Ball, operado con éxito de su rodilla izquierda

Este martes, ha sido operado de su rodilla izquierda. La artroscopia practicada fue un éxito, según han anunciado los , y se espera que el jugador esté completamente recuperado para el traning camp de septiembre.

Ball se perdió 30 partidos de la 2017-18, su curso de debut en la NBA, por problemas de lesiones. La rodilla izquierda ha dado bastante guerra a Ball, que dejó de jugar un buen número de partidos en Navidad, luego entre enero y febrero y finalmente anticipó el fin del curso al estar ausente para las dos últimas semanas de la Regular Season.

A pesar de que el propio jugador aseguró a principios de junio que estaba ya completamente recuperado, a finales del mismo se le confirmó que sufría un desgarro en el menisco. Fue justo a las puertas del comienzo de la agencia libre por lo que se filtró la posibilidad de que el entorno del base hubiera mentido sobre la lesión para así evitar que fuera traspasado.

Nueva temporada con James

Ball jugará este año al lado de , flamante fichaje de unos prometedores Lakers que vuelven a aspirar a las cotas altas del Oeste. , el padre del número 2 del Draft de 2017, ha vuelto a querer su momento de protagonismo al decir que vencería a LeBron porque es un jugador débil.

La 2018-19 puede ser un paso más en la carrera de Lonzo, quien a pesar de todo el ruido mediático generado a su alrededor, y a veces procedente de su propio círculo de confianza, supo manejar bien todo ello y, lesiones mediante, acabó con 10,2 puntos, 6,9 rebotes y 7,2 asistencias en su año de novato. Sumó dos triples dobles y con el primero de ellos se convirtió en el jugador más joven de la historia de la NBA en lograr ese hito estadístico.

Lonzo Ball, MVP de Las Vegas Summer League 2017, tiene el sucesor para este premio en su propio vestuario, ya que para la edición de 2018 le ha sido concedido a Josh Hart, compañero de equipo y de promoción.