Los 76ers podrían cortar a Joel Embiid en caso de lesión específica

Según informan Adrian Wojnarowski y Bobby Marks, para ESPN, los Sixers han incluido una serie de cláusulas en la renovación de que les permitirían, en casos concretos de lesión, despedir al jugador al término de la temporada con un importante ahorro económico.

Ni más ni menos que 35 páginas específicas y detalladas para hablar de supuestos que nadie quiere que se den, pero que pueden producirse. Los , con la extensión por el máximo suscrita a Joel Embiid, quien cobrará 146,5 millones de dólares por cinco cursos, a contar a partir de la 2018-19, tienen en The Process como el hombre sobre el que construir el futuro, pero su historial de lesiones ha hecho que Philadelphia se proteja ante una eventual y específica lesión.

¿Qué tipo de lesiones acabarían con el contrato de Embiid?

Específicamente dos: espalda y pie, los grandes problemas que han retrasado el debut del jugador dos cursos, desde que fuera elegido en el Draft de 2014. De modo que cualquier otra dolencia diferente a estas dos señaladas no sería motivo al que se pudieran agarrar los Sixers si quieren prescindir de su jugador. Ciertamente, como informa ESPN, se trata de un contrato con muchísimas aristas y puntos complicados, pero no lo es menos, como apunta la cadena, que posiblemente sólo una lesión de por vida de Embiid en algunos de los puntos reflejados haría que los 76ers tomaran la decisión de cortarlo.

¿Cómo de grave ha de ser la lesión?

En el acuerdo de renovación se han incluido algunos criterios para, acabadas las temporadas, evaluar si en el supuesto de lesión en la espalda o pie, Embiid puede ser despedido sin abonarle la totalidad del contrato. Para ello, Embiid debe haberse perdido por problemas en el pie y/o en la espalda durante una campaña al menos 25 partidos de liga regular y haber jugado 1.650 minutos o menos. Si Embiid sufre, por ejemplo, una fractura en su brazo o rodilla y se deja de jugar este número de veladas, los Sixers no lo pueden cortar al término del curso y reclamar una parte de los 146,5 millones de salario total.

Para el propio jugador también hay contrapartidas en el contrato de extensión. Así, si consigue jugar durante tres temporadas seguidas más de esos citados 1.650 minutos o lo hace en tres de cuatro campañas, contando la 2017-18 (todavía bajo su contrato de rookie), los criterios para despedirlo se anulan.

Si los Sixers pueden y deciden, acogiéndose a todos los criterios previamente explicados, despedir a Embiid al final de las temporadas, esto es lo que le deberían pagar de su salario total: 84,2 millones si lo cortan al final de la 2018-19, tras el primer curso en vigor de la extensión; 98,2 después de la 2019-20; 113,3 tras la 2020-21 y 129,4 al acabar la 2020-21.

La extensión de Embiid, que entra en funcionamiento para la citada 2018-19, recoge un salario anual de 25,3 millones para su primer curso, con un aumento del 8 por ciento al año. Eso sí, The Process puede llegar hasta el súper máximo (que podría elevarse hasta los 176 millones, el 30 por ciento estimado de la masa salarial para la 2018-19). Para ello, ha de ser nombrado MVP, Mejor Defensor o ser parte de uno de los mejores quintetos de la en la campaña 2017-18.





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.