Los Atlanta Hawks cortarán a Chandler Parsons


Sería un movimiento encaminado a dar validez al traspaso a cuatro bandas destapado este miércoles en el que Atlanta adquirió a Capela

Los Atlanta Hawks cortarán el contrato de Chandler Parsons para poder hacer efectivo el traspaso con el que se han agenciado a Clint Capela y a Nene Hilario procedentes de los Houston Rockets, según pudo adelantar el periodista Adrian Wojnarowski (ESPN).

Parsons se encuentra, hasta que su rescisión sea anuncie como oficial, en el último año de su contrato de entre 22 y 25 millones de dólares por temporada. Los Memphis Grizzlies le habían hecho poseedor de semejantes cifras en el verano del 2016, y desde entonces el jugador no volvió a mostrar el nivel que sí atesoró en las filas de Dallas y de Houston. Aquel tirador certero y oportuno que podía ser una tercera pata en un equipo con aspiraciones. Aquella versión de Chandler nunca regresó; más bien todo lo contrario.

Ahora mismo, la vida profesional de Parsons se encuentra sumida en un interrogatorio de dimensiones bíblicas. Cortado ahora por los Hawks, el alero había sufrido el 15 de enero un accidente de tráfico que, según la versión de sus abogados de Morgan&Morgan, coloca en serio riesgo su continuidad dentro del baloncesto profesional.

Como consecuencia del accidente, Parsons sufrió secuelas en forma de traumatismo cerebral, problemas cervicales en su espalda y también en el hombro. Serían sobre todo sus complicaciones cervicales las que preocuparían para la continuidad de su carrera en la NBA. Asimismo, Parsons todavía no ha superado el protocolo de conmociones cerebrales de la Liga, por lo que su alta competitiva todavía no ha sido redactada, ni se sabe cuándo podrá serlo.

En mitad del peor rendimiento de su carrera, sufriendo el accidente y después cortado por los Hawks… No hay duda ya en sostener que Chandler Parsons vive los peores días de su carrera. Puede que los últimos si no consigue levantar el vuelo durante los próximos meses. En todos los sentidos.

Gran traspaso

Los Atlanta Hawks dieron un golpe maestro en el mercado consiguiendo el traspaso de Clint Capela. Los activos que habría costado a la franquicia semejante botín habrían sido (solo) una primera ronda del draft 2020 protegida (1-14), una segunda y el contrato del ‘olvidado’ Evan Turner. Vamos, una maniobra para enseñar en las aulas de aprendiz a general manager. Una jugada maestra en toda regla, consiguiendo beneficiarse de un botín muy valioso gracias a la necesidad de otros de hacer cambios inmediatos. Matrícula para la franquicia que preside Travis Schlenk.

(Fotografía de portada: Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.