Los Clippers, sin hueco en la plantilla para retener a Tyrone Wallace


Los Angeles Clippers disponen de 48 horas, desde ayer lunes, para decidir qué hacer con Tyrone Wallace. El escolta ha llegado este lunes 3 de septiembre a un acuerdo con los Pelicans por dos temporadas y 2,93 millones, aunque ese dinero no está garantizado en su totalidad.

Al ser Wallace agente libre restringido, los Clippers pueden igualar la oferta de NOLA. Wallace hizo un buen servicio a las órdenes de Doc Rivers en la 2017-18, su curso de novato. Llegó a la entidad en enero, mediante un contrato dual que le permitió disputar 30 partidos de Temporada Regular, para unas medias de 9,7 puntos, 3,5 rebotes y 2,4 asistencias en 28,4 minutos por duelo.

Sin sitio aparente en el equipo

Sin embargo, ahora mismo en los planes de los Clippers sería complicado que encajara Wallace en la forma en la que está configurada la plantilla de los californianos. Y es que actualmente los angelinos disponen de 16 fichas, 15 de ellas completamente garantizadas, a lo que se debe sumar los 5,02 millones de  dólares no garantizados de Patrick Beverley. Como la NBA exige 15 contratos estándar para la noche de inicio de la campaña, los Clippers deberán hacer algún movimiento antes de ese día de octubre para cumplir con los requisitos, por lo que parece improbable que añadan más problemas, y más gasto, igualando la oferta por Wallace.

Los Clippers, con 119,1 millones firmados para la 2018-19, están a 4,59 millones del impuesto de lujo, cifrado en 123,73 millones de dólares. Además de esos 16 contratos estándar, Angel Delgado y Johnathan Motley disfrutarán de acuerdos duales que no cuentan para el límite de fichas en la plantilla. El de Wallace era de este tipo en el curso 2017-18, pero lo que ofrece NOLA es diferente, es un sitio relativamente fijo en un roster.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.