Los jugadores de Chicago apoyan a Bobby Portis

El futuro de como jugador de Chicago se oscurece por momentos. Desde el incidente con , el cual le causó una conmoción cerebral y dos fracturas en el rostro, sus allegados no han dudado en afirmar que la franquicia de Illinois debía elegir entre ambos, ya que el montenegrino no pensaba volver a compartir vestuario con Portis. Bien. Puede que Mirotic lo consiga, pero todo apunta a que será con él cambiando de equipo.

Poco después de la agresión, Portis le escribió para disculparse sin encontrar respuesta, algo que ocurrió días antes de que Chicago decidiese ejercer la opción de cuarto año que tenía para retener al jugador formado en Arkansas. Ese movimiento, el de garantizar la continuidad de Portis hasta verano de 2019, ya daba pistas sobre lo que pensaba hacer la gerencia de los Bulls, donde desde el primer momento se han desoído los requerimientos del internacional español al pensar que la situación se podía arreglar. Con lo que no se contaba era con que el vestuario se pusiese de parte de Portis.

Según informa Joe Cowley de Chicago Sun-Times, al menos dos jugadores del equipo han señalado que el ultimátum que ha dado Mirotic no tiene ningún peso en lo que vaya a ocurrir; es más, arropan a Portis hasta el punto de que uno de ellos habría dicho: “Esto es ahora problema de Niko”. Esta determinación llegaría en parte como consecuencia de la actitud de Mirotic, ya que creen que Portis ha puesto todo lo que debía de su parte al escribirle en dos ocasiones para intentar enmendar la situación. La presión de Mirotic, quien esta misma semana dejaba claro su malestar ante el regreso de Portis, no ha surtido efecto.

Hablando claro. El vestuario ve a Portis como alguien que ha trabajado duro durante todo el verano, que es mejor compañero y que se ha ganado el aprecio del resto de jugadores. En esa tesitura, y estando inmersos en una reconstrucción, es probable que Chicago opte por dar salida a Mirotic y no tocar así la química que se está alimentando desde el adiós de Jimmy Butler.

Difícil solución

Vale, un traspaso lo arreglaría, pero es que este no podría darse hasta el 15 de enero, ya que Nikola firmó un nuevo contrato este verano. Así, y dado que su ausencia se fijaba entre cuatro y seis semanas, puede estar disponible para Fred Hoiberg a principios de diciembre. Eso dejaría a los Bulls en una encrucijada en la que deberían debatirse entre intentar que jueguen juntos u optar por dejar a Mirotic sentado…


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



AVISO

Si no te cargan los comentarios refresca la página de nuevo hasta que te carguen. Disqus ha hecho cambios en el código y Marfeel, la plataforma que gestiona la versión móvil de nbamaniacs, no ha implementado aún sus cambios para que funcione a la primera. No depende de nbamaniacs, pero estamos apretando para que lo solucionen. Sentimos las molestias.
Anterior

Butler sobre su salida de Bulls: “Iba a ser Hoiberg o yo; le eligieron a él”

Paul George, con calma: “Tenemos todo un año para resolverlo”

Siguiente