Los Knicks acogerían malos contratos para conseguir jóvenes jugadores y selecciones del draft


Los equipos empiezan a trazar sus planes para un mercado que se antoja tan vertiginoso como complicado. Entre la celebración del draft y el comienzo de la temporada pasará poco más de un mes, y ese será el tiempo en el que las diferentes oficinas deberían tener prácticamente cerrado su trabajo para componer un equipo que les de réditos en el presente y, por supuesto, que les permita tener abiertas las opciones de futuro. Este segundo objetivo, el de mirar a largo plazo, es el que se estarían marcado los New York Knicks.

En la Gran Manzana entienden que competir en el presente, y más con el complicado escenario que vive la NBA, se antoja casi imposible. Por ello, y según informa Ian Begley de SNY.TV, estarían dispuestos a absorber malos contratos si estos llegasen acompañados de jugadores jóvenes y/o selecciones del draft.

Suena a plan inteligente, sobre todo con el actual escenario. Dependiendo de como quede el límite salarial y el del impuesto de lujo, algunos equipos podrían optar por deshacerse de grandes contratos para ahorrar dinero. Ahí sería donde entrarían en juego los Knicks, quienes con un importante espacio salarial darían cabida a tales contratos ‘tóxicos’ a cambio de que estos llegasen junto a un regalo que les permitiese ir construyendo de cara al futuro.

Qué espacio tienen

Pese a que la temporada 2019-20 de la franquicia neoyorquina no tiene nada que destacar en el lado deportivo, sí es cierto que en la gerencia supieron moverse en el mercado para no comprometerse económicamente. Así, firmaron muchos contratos que dependían de una opción de equipo de cara al curso venidero, lo que a su vez les abría la posibilidad de tener un importante espacio salarial. Esas players option incluyen a Bobby Portis, Taj Gibson, Wayne Ellington, Elfrid Payton y Reggie Bullock. Si sumamos sus contratos alcanzamos los 45 millones de dólares, una suma importante a liberar que podría dejar el montante comprometido para la campaña 2020-21 en únicamente 52,8 millones de dólares.

Contratos a recibir

Es difícil saber cuáles serían esos jugadores con grandes contratos que llegarían edulcorados en un paquete apetecible. Los que han sonado bajo el interés de los propios Knicks, Chris Paul o Russell Westbrook, se pueden tildar de malos contratos por el dinero que deben percibir, pero sus valores comerciales no están hundidos al punto de que se deba regalar otros activos para deshacerse de ellos. Habría que fijarse en otros chicos que estén señalados por sus actuales equipos como un elemento del que necesitan desprenderse. Un buen ejemplo fue el traspaso en verano de 2019 de Andre Iguodala a Memphis. Los Warriors lo enviaron a los Grizzlies junto a una primera ronda del draft de 2024 para ganar espacio salarial. Esa es la línea en la que desean moverse los Knicks.

(Fotografía de Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.