Los Lakers firmarán un contrato de 10 días a Scott Machado, que sustituye a Andre Ingram

Unos salen y otros entran. Para que pudiera unirse a la disciplina de los estos necesitaban un hueco en su plantilla. En los últimos días, esa plaza había sido ocupada por , el veterano de la G League que este curso había recibido una segunda oportunidad en Los Angeles tras su famoso estreno de abril de 2018. Tras 4 partidos, los han decidido no renovar el acuerdo de 10 días a Ingram y probar con .

El exterior de los South Bay Lakers, afiliado de los angelinos en la G League, acaba de ser nombrado Mejor Jugador de la Semana en la liga menor, donde ha promediado 25, 0 puntos, 5,7 rebotes, 14,0 asistencias y 2,3 robos de balón en los últimos tres duelos. La noticia de la llegada de Machado fue adelantada por Michael Scotto, para The Athletic.

El de Queens, que cumplirá 29 años en junio, tiene una larga trayectoria profesional, incluida una etapa en el Basquet Manresa de la Liga ACB. Debutó en la NBA en 2012, al salir de Iona College. Lo hizo con los Rockets del recién llegado James Harden. Machado jugó 6 partidos y luego fue llamado por los Warriors para los playoffs, donde disputó 5 duelos. Sus números, testimoniales.

Breve paso por la NBA

En octubre de 2018 firmó con los Lakers- y fue inmediatamente cortado- un contrato Exhibit 10, que le ha reportado un bonus de entre 5.000 y 50.000 dólares por permanecer 60 días en la disciplina de los South Bay tras ser despedido por los Lakers. Machado fue parte además en otoño de ese equipo del Maccabi Haifa que se reforzó con temporeros, entre ellos Josh Childress, para disputar dos duelos ante equipos de la NBA.

Al tener un año de servicio en la NBA, su salario será de unos 80.000 dólares por ese contrato de 10 días, la misma cifra que percibió Andre Ingram, quien asegura haber disfrutado más ahora que en 2018 con su experiencia en los Lakers y quien regresa a la G League para acabar la campaña en los South Bay. Cambio de cromos.

Los Lakers, asolados por las bajas en su rotación exterior, llevan 1-9 en marzo y algunas semanas ya sin aspiraciones de meterse en los playoffs.  Su balance de 31-40 está lejos aún del 35-47 con el que cerraron la 2017-18. Así que es posible que en el primer año de , si no lo remedian en estos 11 partidos que les restan, los Lakers no sean capaces de igualar o de mejorar el récord del pasado curso.

(Fotografía de portada: Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!