Los Lakers no se hicieron con Jabari Parker por veto de Caldwell-Pope

El escolta posee derecho de vetar traspasos en su actual contrato, que expira en junio

Temporada como para coleccionar las piedras (dólmenes más bien) que se han ido encontrando en el camino los . Nada ha funcionado como se esperaba y este verano se antoja crucial para no repetir tropezones la campaña que viene. Con este comentario ponemos en cc a la directiva de la organización, pues si las cosas no han funcionado ha sido en mayor lugar por su confección del equipo en el verano de 2018.

Palos a Magic Johnson y su corte aparte, el periodista Bill Oram (The Athletic) rescató recientemente otra de las cobras que se llevaron los Lakers a lo largo de la temporada. Aunque más que cobas fiascos, planes tirados al traste por una gestión anterior que podría haber ido mejor. Esta que ahora contamos se produjo además por una desconexión interina.

Los Lakers estuvieron muy interesados en incorporar a en enero y febrero, antes del cierre del mercado de traspasos. Anduvieron muy cerca de concretar esa incorporación, que poco podría haber cambiado en el cruel desenlace del ejercicio. Parecían tener hecho el traspaso, de hecho, pero algo ocurrió que no estuvo en el control de la franquicia; y que dio al traste con todo.

Cuando el trato con los Chicago Bulls —Parker todavía jugaba allí— estaba saliendo del horno, Kentavious Caldwell-Pope, jugador de los Lakers, lo tiró por tierra. El exterior angelino posee en su actual contrato (que expira este verano) derecho de veto en un traspaso. O sea, que Kentavious no quiso ni por asomo jugar en el solar de resultados que ha sido Chicago esta temporada y por ello arrojó el canje por el retrete.

También iba Beasley

El traspaso incluía también a Michael Beasley, experimento fallido en Los Angeles que ha terminado jugando en China. Es cruel pero puede que también necesario recordar que en verano los Lakers firmaron a Beasley con un dinero (3,5 millones) que bien podría haber contratado a Brook Lopez, pívot titular en el mejor equipo de la NBA (Milwaukee).

Lopez tenía intención de seguir en Los Angeles y él fue el primer sorprendido de que no llegase la oferta púrpura y oro que él esperaba. No consideraron su continuidad en el despacho oval, decisión que fue otro de los tiros en el pie de la temporada. A cambio, Brook firmó por una cantidad muy pequeña (3,3 millones) con los Bucks, donde ha aportado un gran rendimiento.

(Fotografía de portada: Jonathan Daniel/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

New Orleans cierra con Ferry su casting para GM

Los Clippers reclaman los servicios de Rodney McGruder

Siguiente