Los Nets buscarán deshacerse del contrato de Allen Crabbe

El jugador ejerció su opción para seguir en la franquicia de cara a la 2019-20 a cambio de 18,5 millones de dólares

De aquellos barros, estos lodos. Hace unos días no daba lugar a la sorpresa y ejercía su player option para seguir en los el curso que viene. La nómina, 18,5 millones de dólares, último año del contrato firmado con los Blazers en 2016 y que Crabbe suscribió por 4 campañas y 74,5 millones. Eran otros tiempos y Portland lo que hizo fue igualar la oferta de Brooklyn y, como agente restringido que era, retener al jugador.

Aquella bacanal de dinero que fue el verano de 2016 queda lejos. Portland pronto salió de su error y en 2017 se quitaba de encima a Crabbe y lo enviaba a los Nets, que se hacían con la pieza un año más tarde de pujar por ella. Dos temporadas después, en Brooklyn tampoco parecen estar interesados en el californiano. Según señala Michael Scotto, para The Athletic, la franquicia busca mover esos 18,5 millones que Crabbe no ha demorado en asegurarse.

Las opciones: o traspaso o ‘Stretch Provision’

Lo más saludable para el libro de salarios de los Nets es aligerar espacio colocando a Crabbe en alguna franquicia interesada en asumir esos 18,5 millones. No obstante, quien acepte exigirá cargar con ese dineral por algo a cambio más interesante que compense el traspaso, como las siempre suculentas rondas de Draft futuras. Algunas fuentes indican que los Bulls o los Hawks podían ser las franquicias destinatarias. Crabbe ha jugado 43 partidos de la 2018-19, con unas medias de 9,6 puntos, 3,4 rebotes y 1,1 asistencias. Los problemas de rodilla precipitaron el fin de la temporada para él y no tomó parte en los playoffs.

Si los Nets no consiguen colocar el contrato de Crabbe en ningún sitio tienen sobre la mesa el mal menor de la Stretch Provision. Esta fórmula permitiría pagarle al escolta, número 31 del Draft de 2013, su sueldo en varias campañas. Según la fórmula, el abono se ha de extender durante el doble de años de contrato pendiente más uno. Es decir, como Crabbe tiene un curso por percibir, los Nets podrían pagárselo si se acogen a la Stretch Provision durante las siguientes tres campañas, a razón de 6,1 millones cada una.

El alivio aquí no vendría por pagarle menos, sino por distribuir su salario en tres cursos y cargar en cada uno de ellos apenas 6 millones en el límite salarial. Para ello, los Nets deben estirar el pago del contrato de Crabbe, que se convertiría en agente libre, entre el 1 de julio y el 31 de agosto. Más allá de este periodo, Crabbe podrá ser despedido pero sus 18,5 millones de dólares contarán al completo en el libro de salarios para para la 2019-20.

Ahora mismo, los Nets, contrato de Crabbe dentro, apenas tienen 50 millones de dólares comprometidos para la 2019-20, incluido en esta suma alguno dinero de acuerdos pasados a jugadores que ya no están pero que siguen cobrando de la franquicia (Dead Money de 5,47 millones perteneciente al contrato, vía Stretch Provision, de Deron Williams, despedido en 2015).

Los 18,5 millones de Crabbe son la nómina más alta de momento de Brooklyn para la campaña venidera. Y no lo quieren retener. Buscan más espacio, todavía. El mercado se ha animado con respecto a los Nets y su buen trabajo este curso y hay prioridades claras: amarrar a D’Angelo Russell, agente libre restringido a partir de 1 de julio.

(Fotografía de portada: Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Un monumental Harden lidera a Houston a empatar la serie

Kawhi Leonard, más cerca de renovar con Toronto Raptors

Siguiente