Mike James, puesto definitivo en Phoenix tras agotar su ‘two-way contract’

Primer jugador en la historia que convierte un contrato dual, un two- way contract, en uno estándar. Eso es lo que ha conseguido , quien este jueves agotará el máximo de 45 días en el roster de un equipo NBA que permite los contratos duales y pasará a firmar un acuerdo estándar que le habilitará para estar en la disciplina de los sin más cortapisas temporales.



Los contratos duales son una nueva forma régimen laboral que la NBA ha introducido en la campaña 2017-18 y que permiten a los jugadores que lo firman estar un tope de 45 días en el la franquicia NBA que los contrata, destinando el resto del curso a la G League, con el plantel afiliado. James, en funcionamiento desde el primer día con Phoenix, vio cómo el contador de jornadas para estar con los Suns se activaba cuando empezó el training camp de los Northern Arizona Suns, el equipo de la G League asociado a Phoenix, con los que nunca llegó a jugar ni un minuto.

Bledsoe, capital en toda la historia

fue apartado del equipo tras los primeros partidos y eso dio sitio a Mike James, quien aprovechó a la perfección su oportunidad y ya no se movió de la disciplina de Phoenix. Ahora, exprimidos estos 45 días, en los Suns debían firmarle un contrato normal de la NBA si querían que siguiera disputando minutos con ellos. Y lo van a hacer, según señala Adrian Wojnarowski. Los acuerdos duales generan dos puestos adicionales en las plantillas NBA, huecos que no cuentan para el límite de quince jugadores en la plantilla. Sin embargo, al tener un contrato normal, James si figurará dentro de esos quince jugadores, por lo que los Suns deberán hacer espacio. El propio Adrian Wojnarowski indica que puede ser cortado.

Una apuesta ganadora

James, con experiencia en Europa y un único partido como profesional en Estados Unidos, en la G League 2016-17, apostó en verano por el camino del contrato dual para buscar el sueño americano de llegar a la NBA. Rechazó ofertas importantes de Europa y otros lugares y firmó por Phoenix. Ahora, meses después de aquello, ha ganado el máximo posible de dólares que refleja un contrato dual para las estancias en la NBA (213.000 dólares por mes y medio de trabajo) y si firma por el mínimo, se embolsará de aquí a final de curso otros 580.000 dólares. James promedia 10,5 puntos y 4,5 rebotes en 21,8 minutos.