Muchos interesados en Bradley Beal, todo lo contrario en John Wall


Los Washington Wizards se han recuperado del deplorable inicio de temporada con el que anduvieron flirteando. Nada puede compensar el 1-7 con el que el conjunto empadronado en la capital de los Estados Unidos dio la bienvenida al nuevo ejercicio, no obstante desde entonces la muestra se ha enderezado en cierta medida con un récord de 7 victorias y 5 derrotas, saldo bastante más fidedigno de por dónde debería moverse el equipo de Scott Brooks esta temporada. Pero en la entidad capitalina siguen sin cerrarse ninguna puerta, habiendo lanzado el cebo a otras franquicias de que existe predisposición por su parte a aceptar un gran (y buen) traspaso. De esa manera, hasta John Wall y Bradley Beal estarían en el escaparate y nadie sería intransferible.

Eso ya lo sabíamos, y transcurridos algunos días desde que los Wizards lanzaran el globo sonda para testar las ganas de juerga de otras franquicias, se ha sabido que la predisposición a adquirir una estrella es mucho mayor en el caso de Bradley Beal que con John Wall, según pudo comentar el periodista de ESPN Adrian Wojnarowski.

“Habría muy pocos equipos no interesados en Bradley Beal. Por su contrato. Por el jugador. La edad, 25 años. Sus habilidades. Que tira triples. Sé que Washington ha recibido muchas llamadas desde la semana pasada. John Wall es una situación muy diferente. Se pueden contar con los dedos de una mano, y probablemente con dos dedos, los lugares que realmente podrían tener interés en hacerse con el contrato que tiene y con lo que eso significa”, pudo comentar Woj en el podcast The Woj Pod.

Wall, 40 millones

Recordemos que el contrato firmado por John Wall hace algunos meses es de dimensiones muy, muy importantes. El base percibirá entre 37 y 43 millones de dólares a partir de la temporada que viene y durante las siguientes cuatro (hasta 2022); tendría Wall en última instancia una opción de jugador para 2023 por valor de 46 millones. En términos económicos se trata de un contrato máximo que pone al jugador al mismo nivel que los más altos asalariados en la NBA ahora mismo (Stephen Curry, LeBron James, Chris Paul o Russell Westbrook. Un máximo que le consagra en la élite económica de las estrellas de la liga. Pero ese gran salto contractual no está encontrando traducción en un rendimiento muy superior del jugador.

Aunque su inicio de temporada no es malo (21,7 puntos y 8,2 asistencias), con la ingente retribución que Wall firmó hace algunos meses, parece no ser suficiente para entregar toda una franquicia en sus manos. Tiene salario top 3 de la liga y su rendimiento no está en tan elevado cauce.

Todo lo contrario ocurre con Bradley Beal, que posee un contrato garantizado por las tres próximas temporada y un salario entre 25 y 28 millones de dólares. Es un gran contrato (ni mucho menos como el de Wall) pero no llega al punto de que no haga justicia con su rendimiento. Casi al contrario, para las grandes sumas que cada verano firman las estrellas de la NBA parece hasta barato que Beal vaya a jugar hasta el año 2021 con un salario por encima de los 30 millones.

Nada inminente

De ahí que la diferencia de interés en Bradley Beal (22,1 puntos, 4,1 asistencias) y John Wall esté siendo abisal, según informó Wojnarowski.

“No diría que Wall no tiene mercado, pero sí pienso que Beal tiene mucho más. Pero en caso de que llevasen a cabo un movimiento con él (Beal), Washington debería sacar a cambio hasta el último activo que pudiera”, concluyó Woj.

Nada parece inminente dado el nuevo cálculo de ruta de resultados en los Wizards (tienen a tiro el octavo puesto del Este). No obstante, tampoco nada es decartable esta temporada en la capital de los Estados Unidos. Podría haber traspaso, y de los gordos.

(Photo by Vaughn Ridley/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.