Nate Robinson todavía no ha firmado nada para jugar en el Líbano

Durante esta semana se pudo saber que iba a jugar en el Líbano, concretamente en el Homenetmen Beirut B.C. Sin embargo, el propio jugador ha negado ahora que la operación esté cerrada, según señala Jared Weiss, periodista de The Athletic

El base, recoge Weiss, apunta que no ha firmado nada todavía con el plantel del Líbano y que sigue sopesando sus opciones de regresar a la NBA, puerta que de momento le sigue vedada. Robinson, parte de la competición , ha añadido que jugará en este campeonato cada verano hasta que cuelgue las botas.

Lejos de la NBA desde 2015

Robinson jugó su último partido en la liga en el otoño de 2015. Dos choques con New Orleans antes de ser despedido. Y hasta ahora. Ha realizado varios intentos por regresar, paso por la G League incluido, donde demostró en las filas de los que estaba en buena forma. Aquello fue a inicios de 2017, después de transitar por Israel y antes de hacerlo por Venezuela.

El otrora triple campeón del Concurso de Mates, de 34 años, entrenó el pasado mes de septiembre con Minnesota, su último trabajado directo dentro de una historia con la NBA que ha vivido gloria pero también desolación. Robinson llegó a pasar por un proceso depresivo.

En 11 temporadas, con ocho camisetas diferentes, acumula 618 partidos de la NBA. Ha jugado para New York, Chicago, Boston, Denver, Golden State, Oklahoma City, Los Angeles y New Orleans. Sus promedios, 11,0 puntos, 2,3 rebotes y 3,0 asistencias.

El pasado mes de junio estuvo en contacto con los propios y , el preparador de NOLA calibró sus opciones de volver a la liga. “Es un jugador único a la hora de aportar sobre la cancha y no creo que las puertas de la NBA estén cerradas para él”.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Luol Deng se sincera: “Quiero jugar, quiero ser parte de algo”

El número más importante en la carrera de Jason Collins

Siguiente