Pelicans y Pistons, a por DeMarre Carroll

“Soy lo suficientemente mayor para saber que los rumores son solo rumores, así que no les presto demasiada atención”. Palabras del rumoreado. Nosotros no podíamos haberlo descrito mejor.

En la vida real, cuando el río suena agua lleva. En el universo de los fichajes, ocho de cada diez ocasiones lo que baja es polvo y tierra. Y humo. Mucho humo.

Pero en otras pocas, el reportero meteorológico acierta; y premio. Y especialmente entre enero y febrero, cuando la mitad de las franquicias se disputan la temporada y la otra mitad la olvida; cuando una parte tiene la cabeza en mayo y otros ya en el próximo septiembre, entonces los meandros se agitan y los traspasos se hacen realidad.

Arriesgar… o esperar

Los , a pesar de estar realizando una buena temporada —mejor de lo esperada tras las lesiones de Jeremy Lin y D’Angelo Russell—y haber acometido recientemente un fichaje interesante —Jahlil Okafor—, tienen difícil, aunque no imposible, jugar playoffs este año.

Son duodécimos, con 18 victorias y a cuatro del octavo puesto. Complicado, especialmente desde que superemos el All-Star y los contenders aprieten los dientes y espoleen sus piernas.

En este contexto brota el rumor del portal Newsday y refrendado por ESPN, de que en Brooklyn no verían malo el traspaso de uno de sus mejores hombres, DeMare Carroll, y que los más interesados en sus servicios serían Detroit y New Orleans .

Momento dulce

Carroll fichó por los Raptors hace tres años como el arquetipo de 3&D del momento, y se diluyó. Hasta ahora, que en su primera campaña en los Nets ha resurgido con la mejor temporada, en cuanto a números, de su vida profesional. El foward de 31 años, promedia este curso 13 puntos, 6,6 rebotes y 1,9 asistencias (todo picos de su carrera) en 29,2 minutos.

Los porcentajes, eso sí, acompañan solo a medias: 40,6% en tiros de campo y 34,7% en triples. Sin embargo, ha recuperado su lucidez física y lo ha jugado prácticamente todo desde octubre. Venderlo significaría añadir nuevas piezas de futuro a una franquicia a la que aún le quedan 1-2 años por explotar.

La guinda de los quintetos

¿Y que significaría para los posibles compradores? Para Pelicans, el ansiado alero que llevan todo el año buscando, especialmente desde la lesión de Salomon Hill, configurando un quinteto inicial de auténtico lujo. En el caso de los Pistons, reforzar una posición en la que ni Stanley Johnson ni sus suplentes terminan de convencer.

El alero de los Nets firmó en 2015 un acuerdo de cuatro años y 58 millones de dólares, quedándole esta temporada y la siguiente antes de ser agente libre con 30 millones aún por recibir.

Y el agente del jugador, Mark Bartlestein, ya avisa. “Sé que Sean Marks y Kenny [Atkinson] lo valoran mucho. Siempre hay conversaciones en la liga y cualquier cosa puede pasar, pero sé que los Nets lo tienen en gran estima”. En otras palabras, su salida, si se produce, no será barata.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Markelle Fultz sigue con numerosos problemas para lanzar

Curry no estará en el Concurso de Triples

Siguiente