Philadelphia podría buscar un ejecutivo de renombre para su oficina


La situación en Philadelphia 76ers puede definirse como una auténtica incógnita. La dura eliminación de los presentes playoffs al ser barridos por Boston Celtics, puntilla a una temporada en la que en ningún momento dieron buena sensaciones, supuso el despido de Brett Brown como entrenador del equipo a la vez que se han levantado los rumores sobre la continuidad del dúo Embiid – Simmons (Elton Brand ha descartado traspasar a alguno de ellos).

En un escenario que está lejos de ser ideal, los Sixers parecen decididos a evitar errores pasados aunque ello suponga cambias más allá del banquillo y la plantilla. En esta línea, fuentes de Keith Pompey de The Inquirer señalan que la organización de Pensilvania se está moviendo con la intención de contratar a un presidente de operaciones de baloncesto, si bien se desconoce cómo encajaría su rol junto a Elton Brand, general manager de la franquicia.

Por ahora no se sabe si Philadelphia ha contactado con algún candidato en concreto, pero el citado periodista ya da algunos nombres que dejan claro que estarían buscando a un ejecutivo de renombre para tomar decisiones de calado en el equipo. Así, aparecen el general manager de Portland Trail Blazers, Neil Olshey, el ex presidente de operaciones de baloncesto de los Atlanta Hawks, Danny Ferry, el general manager de Houston Rockets, Daryl Morey y el presidente de operaciones de baloncesto de Indiana Pacers, Kevin Pritchard.

Llegados a este punto, la pregunta sería si alguno de los nombrados estarían interesados en el puesto. Sobre Olshey, una fuente asegura que podría ver con buenos ojos un ofrecimiento solo en el caso de que le diesen plenos poderes. En cuanto a Ferry, Keith Pompey asegura que la propia organización habría negado el interés. Y en relación a los dos últimos, una fuente define como poco probable que quisiesen dejar sus actuales cargos para marcharse a Philadelphia.

Por último, la gran duda: ¿si llega alguien será en apoyo de Brand o como líder de la oficina? Los ejecutivos nombrados, aunque no sea seguro que se opte por intentar contratar a alguno de ellos, suponen un fichaje de primera línea que exige quizás el tener una autoridad completa. Además, con la búsqueda del nuevo head coach en activo, poco sentido tendría firmar a uno para después traer a un ejecutivo que quisiese contar contar con un técnico de su confianza. Lo dicho, las preguntas se acumulan en Philadelphia.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.