Porzingis amenazó a los Knicks con marcharse a Europa si no lo traspasaban

Cuanto más se sabe de la salida de de Nueva York, más razonable parece un traspaso que sorprendió a todo el mundo en su momento. Con el paso del tiempo se ha ido sabiendo que la relación entre el jugador y la franquicia estaba realmente deteriorada, y según han comentado Steve Mills y Scott Perry, presidente y general manager de la franquicia respectivamente, el letón dio un ultimátum a los neoyorkinos para que le buscaran una salida.

Según la versión que Mills ofreció en un encuentro con los aficionados, Porzings entró en su oficina cuando ambos estaban reunidos y no pudo ser más claro en sus palabras: “No quiero seguir aquí. No voy a renovar con los . Os doy siete días para traspasarme o me vuelvo a Europa”.

El propio Mills ya comentó en febrero, cuando se le preguntó por el traspaso, que el ala-pívot había confirmado a la franquicia que no tenía intención de firmar una extensión de su contrato, aunque jamás mencionó que lo hiciera con un tono tan amenazante. “Afortunadamente, llevábamos desde septiembre gestionando ofertas de traspaso” concluyó.

Ante semejante panorama, como ya es conocido por todos, la franquicia no tuvo otra opción que enviar a Kristaps a Dallas junto a Trey Burke, Courtney Lee y Tim Hardaway Jr. a cambio de Dennis Smith Jr., DeAndre Jordan, Wesley Matthews y dos primeras rondas del Draft. Si bien no fue un gran botín a cambio de un potencial jugador franquicia, fue lo mejor que pudieron encontrar tras el ultimátum.

El futuro en juego

Esta información no beneficia en absoluto a Porzingis, que será agente libre restringido este verano y podría aspirar a muchos millones. Su enorme tiempo de inactividad (no juega desde febrero de 2018) juega ya por sí en su contra, y esta no ha sido sino la última de las numerosas polémicas que envuelven ahora mismo al ala-pívot: su denuncia por violación, su pelea en un bar en Letonia, su problemático entorno… Nada que ayude a convertirlo en un jugador particularmente deseable.

A priori, todo apunta a que el letón aceptará la qualifying offer de 4,5 millones con los para convertirse en agente libre sin restricciones en 2020. De hacerlo, tendría la oportunidad de hablar donde mejor se le da, en la cancha, y demostrar a todo el mundo que el proyecto de superestrella que era en 2018 no ha desaparecido. Si lo logra, le espera una futura agencia libre de lo más interesante.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Más preocupación en Toronto por el dedo de Lowry que por el tobillo de Leonard

Los Jazz premian a Gobert con 500.000 dólares por formar parte del Mejor Quinteto Defensivo

Siguiente