Revelado el último jugador del All-Star Game en ser elegido: LaMarcus Aldridge

Era un secreto condenado a morir.

En las primeras horas ya pudimos conocer cómo se fueron sucediendo los primeros pasos del tanteo. LeBron eligió a Durant, Curry hizo lo propio con Antetokounmpo, y uno a uno fueron repartiéndose el resto de titulares —Anthony Davis (LeBron), James Harden (Curry), Kyrie Irving (LeBron), Joel Embiid (Curry), DeMarcus Cousins (LeBron), DeMar DeRozan (Curry)— El tarro de los suplentes lo abrió Klay Thompson, para unirse a su compañero de backcourt en los Warriors.

Pero el dato más morboso, y por tanto el más innecesario, se ha revelado a menos de dos días de que dé comienzo el show. Los olvidados del patio del colegio. Las migajas del . ¡Cuántos querrían estar en su “triste” lugar!

Los “menos espectaculares” de ver

Precisamente esta ha sido la main reason por la que, en la primera edición del revolucionario formato (fin del Este vs Oeste) implantado por Adam Silver, ha querido evitarse retransmitir la configuración de ambos equipos en riguroso directo. Más que conocer los primeros, nuestro retorcido sentido del placer nos disparaba la expectación por ver quienes eran los relegados a la ronda final.

Por Chris Haynes, de ESPN, ya por fin los conocemos:  (Curry) y (LeBron) fueron penúltimo y último elegidos respectivamente entre los suplentes.

LaMarcus, el número 24 de este particular Draft, se lo ha tomado con sabia indiferencia: “Me lo podía esperar, no soy un tipo de jugador muy llamativo. Está bien, no hay problema, todos somos all-stars, al final lo importante es estar aquí, estoy agradecido”, ha sido la primera reacción del ala-pívot de los Spurs.

El center de los Celtics, por su parte, también ha asegurado que no le da la mayor trascendencia, aceptando que los focos mediáticos, especialmente por el espectáculo físico que son capaces de brindar al espectador, corresponden a otros.

Cuestión de tiempo

El propio Adam Silver, aunque logró vetar el Periscope en esta primera ocasión, reconoció ante los medios que entiende como algo inevitable que en el futuro sí se televise el reparto de jugadores.

Stephen Curry también lo da por hecho, pero incide en mantener la elegancia y el respeto durante el proceso: “Sería muy interesante que se viera, que la gente pudiera saber cómo y por qué los capitanes van completando sus equipos. Pero es fundamental que se proteja la dignidad de todos los jugadores; eso es lo más importante”.

, directora ejecutiva del sindicato de jugadores, se planta como la más esquiva a dar este paso: “La gente iba a acabar queriendo ver solo la cara del que es elegido el último. Puede ser divertido como show televisivo, pero no veo necesidad. Tenemos un formato nuevo, ya veremos. Si es lo que quieren la liga y los jugadores… a mí me parece que es algo generado por los medios. Se ha creado una necesidad que los aficionados ni tenían antes”.

¿Información o amarillismo? Sin duda ambas. El quid, reside en los porcentajes.