¿Ha perdido mercado Ricky Rubio?

Con los tambores de traspaso atronando la puerta desde que los Minnesota seleccionaran a Kris Dunn en el quinto lugar del Draft 2016, sigue oliendo a trade desde la frontera norte de Minneapolis.

Eso sí, aseguran algunas fuentes contrastadas de la NBA que la no especialmente diestra temporada del base español le está haciendo perder reputación en la liga.

“Su mercado se ha marchitado a pesar de ese gran contrato (13,4 millones esta temporada para Rubio)”, asegura el periodista Chris Mannix, según testimonio de fuentes directivas con conocimiento de las lonjas NBA.

Lo cierto es que no está siendo la 2016-17 una temporada premium para Ricky Rubio. Con la sombra de Dunn como futuro base titular desde octubre, el point guard de El Masnou está promediando 6,9 puntos, 6,6 asistencias, 1,4 robos por noche.

Su contrato de cuatro años y alrededor de 56 millones de dólares (firmado a finales de 2014) parecía adelantar una contribución algo más agigantada. Aunque los intangibles siempre están del lado de Ricky.

Rubio y los tiros

Las peores noticias llegan desde su curva de tiro, que sigue sin remontar. 36,8 por ciento en tiros de campo, 23,9 en triples y animándose con la iniciativa de lanzamiento solo 5,7 veces por noche (de ella, encesta 2,1 canastas por noche).

El divorcio (cada vez más largo) de confianza con su tiro le sigue lastrando. Y tampoco le ayuda que en el quinteto de los Timberwolves siempre rijan dos perennes y voraces caciques de lanzamiento, si no tres (Andre Wiggins, Karl-Anthony Towns y Zach LaVine).

Debido a su empalagamiento con los tiros y sus números no demasiado boyantes, Ricky ha tenido que ver desde la barrera los minutos decisivos en varios partidos. Y todo eso con los Wolves en barrena colectiva desde hace algunas semanas, no es que sin él el riego llegue a todas las partes con kilolitros.

Traspaso en el ambiente

Precisamente debido al estancamiento de su equipo, Rubio ha sido una de las voces críticas del vestuario, demandando más tenacidad a la joven camada de Minnesota.

Así, Ricky Rubio tendrá que seguir lidiando con la veraz posibilidad de un traspaso. La pelota estará siempre en el tejado de los Wolves, a quienes no beneficia que el cartel de Ricky esté perdiendo demanda.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Dieng: “En Chicago fue la primera vez que jugamos en equipo”

John Wall, un diciembre dominando la NBA

Siguiente