Sin fecha: Leonard vuelve a New York y se complica su vuelta

El esperado retorno de a las pistas de la NBA se está demorando más de lo previsto. Según ha podido saber ESPN, Leonard está en New York desde el pasado lunes rehabilitándose de su lesión en el cuadriceps y no hay fecha estimada para su regreso. Un jarro de agua fría —otro más— para los y Leonard después de semanas de constantes rumores contradictorios sobre su situación física.

A principios de marzo se daba por hecho que Leonard volvería al equipo alrededor del día 15, pero llegó esa fecha y el jugador no volvió a las pistas, lo que provocó más rumores, una reunión de equipo en la que se trató el ‘asunto Leonard’ y finalmente varios mensajes públicos desde la plantilla de los Spurs asegurando que no esperaban que Leonard regresase esta temporada. Que haya habido tensión entre Leonard y diversos estamentos de la franquicia tejana —jugadores, técnicos, preparadores, doctores y directiva— es algo que no está claro ya que hay rumores de diversas fuentes que apuntan a un distanciamiento de Leonard con algunos miembros de San Antonio.

Con apenas seis partidos por disputar, en San Antonio ven cada vez más lejana la posibilidad de que su mejor jugador vuelva durante la temporada regular y que lo haga solo para los playoffs se antoja como improbable. En este momento los Spurs marchan cuartos de la Conferencia Oeste con una marca de 44 victorias y 32 derrotas, los mismos tropiezos que Oklahoma City y New Orleans, uno menos que Minnesota y Utah y dos menos que Los Angeles Clippers, equipo situado en novena posición.

Su tratamiento, un asunto delicado

Tras pasar varios meses bajo la tutela médica de los Spurs y no estar conforme con los progresos esperados en su rehabilitación, Kawhi Leonard empezó a consultar con otros especialistas ajenos al club el 16 de enero de acuerdo a ESPN. Unos días antes el alero había decidido dejar de jugar tras nueve partidos disputados. Esa decisión no ha sido mal vista desde el interior de la franquicia, pero debido a ello el jugador ya ha pasado dos periodos de larga duración en New York en febrero y marzo y se mantiene alejado del equipo en diversos momentos, algo que para algunos miembros de los Spurs resulta chocante.

Leonard ha entrenado en San Antonio durante casi un mes entre finales de febrero y finales de marzo con diversos grados de intensidad, pero su regreso nunca se ha terminado de producir.

El precedente Parker

tuvo una lesión similar considerada de aún mayor gravedad a la de Leonard —ruptura de un tendón del cuadriceps— y tras un periodo de baja de siete meses volvió al equipo en noviembre sin ningún contratiempo. El base francés decidió tratar su lesión con el cuerpo médico de los Spurs, algo que Leonard hizo inicialmente.

“Tony mostró una gran confianza en el proceso desde el principio pese a la falta de precedentes históricos en una lesión así”, comentó el general manager de los Spurs, , a ESPN. “Estaba impaciente por asegurarnos de que contábamos con los mejores expertos del planeta antes de que la cirugía comenzase. Y Tony me hizo un comentario mientras analizábamos las opciones: ‘He confiado en el doctor David Schmidt toda mi carrera, ¿por qué voy a confiar ahora en alguien más?”.

La opinión de Popovich

A le han preguntado hasta la saciedad por la situación física de Leonard y su relación con el resto del grupo, explicando en sus respuestas que es cierto que Leonard no está con el equipo todo lo esperado pero sin que eso haya causado problemas

“Es lo mismo que un jugador que es de los últimos del equipo y está al final del banquillo. Cuanto más participes más sientes que eres parte de algo. Pero para alguien que está lesionado, sentarse en el banquillo o no jugar hace que sea diferente, claro. Es algo humano”, explicó Popovich esta semana.

“Es un buen hico. Quiero mucho a este chaval. ¿Qué voy a hacer? Algunas veces prefiere rehabilitarse en el gimnasio, poniéndose más fuerte; usa el tiempo de forma inteligente en lugar de estar viéndonos”.

Su futuro

Kawhi Leonard, de 26 años, podrá ser agente libre en el verano de 2019, pero también podría firmar una extensión de contrato con los Spurs por cinco temporadas y más de 200 millones de dólares a partir de este próximo verano. Después de los problemas que le está generando esta lesión, su futuro a todos los niveles cada vez está más en el aire.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Joe Ingles y Markelle Fultz; cuestión de mates

Kidd, Nash, Allen y Hill entran al Salón de la Fama

Siguiente