Small ball por obligación en Toronto


Se acabó el básquet de la vieja escuela en el careo entre Miami Heat y Toronto Raptors. Así lo ha decidido la cruel suerte de las lesiones.

Jonas Valanciunas está fuera de la ruleta para lo que resta de serie, y en Florida pretenden jugar al despiste con otro desvalido como es Hassan Whiteside. En los Raptors, donde sí aceptan la cruda realidad, ya han puesto en funcionamiento el plan de choque. Éste viene cargado de velocidad pero mermado de centímetros.

Sin pívots dominantes por ambos equipos (hace mucho que Udonis Haslem no es ningún mozalbete), suenan «trompetas perimetrales». A falta del juego al poste del center lituano, informa el Toronto Sun que Dwane Casey ya tiene en mente ese par de jugadores que ocuparán sus minutos: Corey Joseph y DeMarre Carroll.

Valanciunas estaba siendo el mejor jugador de toda la eliminatoria. Y su repuesto más lógico, Bismack Biyombo, cuenta —y mejora— con sus dotes defensivas pero carece absolutamente de recursos para ver aro con su letal facilidad.

Ídem de ídem en los Heat

«Va a ser nuestro small ball contra su small ball». No se equivoca Carroll. Pues si explícitos han sido los Raptors, implícita se entiende la adaptación en los Heat. Sin los brazos y el tempo de Whiteside, se instala el desierto bajo los aros de Florida.

A la senectud de Haslem se suma que Stoudemire y McRoberts no son pívots, sino «cuatros». Y además uno no es ni la sombra de su sol de Phoenix y el otro aún no ha recuperado la forma tras una larga lesión.

Kyle Lowry/Cory Joseph ha sido un tándem muy atractivo de ver esta temporada; a Carroll le viene perfecto esta «obligatoriedad» de minutos para sacar al búfalo defensivo que hay en él. «Es muy útil que hayamos jugado tiempo juntos durante la temporada regular, y ahora estaremos acostumbrados», ha dicho Joseph al respecto de su dúo con Lowry.

En el caso de Miami, que ya de por sí gustaban de «bajitos» sacando de inicio a Joe Johnson de alero y Luol Deng en la pintura, se acentúa la historia y podría entrar en escena —esto ya es elucubrar— el recién reincorporado Tyler Johnson, complementando así la excepcional labor del rookie Josh Richardson. Porque a Wade, toquemos madera, conviene no explotarle todavía más.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.