Una parte del vestuario de Chicago amenaza con plantarse tras la paliza ante Boston


Al final, todo se recondujo hacia una reunión exclusiva de los jugadores seguida de otra con el cuerpo técnico

Este domingo, el día después de ser apaleados por los Celtics ante su público, en la peor derrota de siempre de Chicago y una de las peores de la historia de la NBA, algunos jugadores de los Bulls amenazaron con dar la espantada en el entrenamiento que Jim Boylen había planeado tras el durísimo correctivo del sábado contra Boston, donde la entidad de la Ciudad del Viento perdió por 56 puntos (77-133).

La iniciativa, que se gestó a través de un grupo de mensajes de texto en el móvil, tiene matices. Según informa K.C. Johnson, para Chicago Tribune, no todos los jugadores se mostraron partidarios de plantarse y no aparecer en el entrenamiento y solo “dos o tres”, según fuentes directas, abogaron por no aparecer. En ese sentido, los veteranos del equipo fueron los que pusieron sobre la mesa la opción de acudir a las instalaciones de los Bulls y tener una reunión solo los jugadores, sin entrenadores, y luego dar paso a otro encuentro con el cuerpo técnico. Y así fue.

¿Qué sucede en Chicago?

Hace unos días Fred Hoiberg era despedido como entrenador jefe de Chicago tras los pobres resultados de un equipo que parece enrocado en una reconstrucción que no avanza. Su sustituto es Jim Boylen, que fuera su asistente y quien tampoco ha dado una vuelta de tuerca a la situación. Lleva un balance de 1-2, con la victoria agónica sobre OKC como mejor bagaje, pero la humillación sufrida contra Boston como la noticia más destacable de su corto mandato.

Precisamente el ser arrollado de esa manera por los Celtics hizo que el vestuario de Chicago tomara cartas en el asunto para revertir, o tratar de hacerlo, a su manera, el momento en el que se encuentran.

Y es que el problema se está en los métodos de trabajo de Boylen, a quien definen como el policía malo cuando Hoiberg era el bueno en el vestuario, la persona que no buscaba enfrenamientos. Boylen, en cambio, no tiene miedo a decir las cosas como son ni a la confrontación, informa ESPN. Su actitud, unida al hecho de que reste muchísimos minutos a los titulares y de que haga sesiones de trabajo largas y duras ha irritado al vestuario.

LaVine y Holiday, pesos pesados

La reunión de los jugadores, que se prolongó por dos horas y liderada por Zach LaVine y Justin Holiday, trató todos estos asuntos y fue seguida, como hemos señalado, de otro encuentro con Boylen y su equipo. John Paxson, presidente de los Bulls, y Gar Forman, General Manager, apoyan a Boylen y sus métodos de trabajo, incluidas las extenuantes sesiones de entrenamiento. Ambos estuvieron presentes en los encuentros de este domingo.

La amenaza de una jornada dominical cargada de trabajo, tras la derrota contra los Celtics, fue lo que condujo a los jugadores a plantearse parar y no acudir a la sesión. Sin embargo, según apunta ESPN, Boylen tenía preparada una sesión de pesas para los más veteranos y algo de trabajo en pista para los jóvenes.

A las reticencias sobre los usos y métodos de Boylen por parte de la plantilla hay que unirle un ambiente más enrarecido todavía por las declaraciones del preparador posteriores al choque contra Boston, donde cuestionó el esfuerzo de los suyos.

“Nos hemos dicho las cosas de hombre a hombre. Hemos sido todos muy honestos”, señaló el novato Wendell Carter Jr. sobre el contenido de la reunión. “Aprendemos unos de otros. Nuestra reunión es lo que pensé que necesitábamos”, apuntó por su lado Boylen.

“Entendemos lo que dijo a los medios”, comentó Zach LaVine sobre las palabras de Boylen tras la paliza contra Boston. “Y te lo puedes tomar bien o mal. Pero creo que lo más importante es cómo reacciones mañana (por hoy lunes)”. Chicago se mide a los Kings este lunes de nuevo como locales, tras todo el terremoto generado este fin de semana y con un balance reciente de 1-8, para un global de 6-21, último del Este.

(Fotografía de portada: Jonathan Daniel/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.