Wizards: saltan chispas y gritos entre jugadores en un entrenamiento

La situación de los Washington es crítica, casi dantesca. El equipo que dirige Scott Brooks, diseñado para ganar y terminar la temporada en puestos cabeceros, sigue con cemento en los pies y sin poder remontar todo lo que debería en la Conferencia Este. Los malos resultados hasta han precipitado que la directiva capitalina no se cierre a nada y esté dispuesta a traspasar a cualquier jugador de su plantilla (John Wall y Bradley Beal incluidos) para mejorar la situación. Eso empieza a deslizar que el proyecto actual de los Wizards podría tener los días contados dado que la entidad ya no considera intocables a sus dos mejores jugadores, hasta esta temporada fruto sagrado para la organización.

En medio de toda la tormenta, el periodista Shams Charania (The Athletic) ha destapado que en los últimos días Washington vivió una severa disputa durante un entrenamiento.

Al parecer, varios jugadores estuvieron especialmente expletivos con gritos y acusaciones cruzadas, entre unos compañeros y otros. fue uno de los jugadores que no dejó la lengua en el aparcamiento y se preocupó de hacer saber su descontento con la situación a varios miembros del cuerpo técnico del equipo. “Llevo aguantando esto siete años”, pudo ser una de las frases que Beal dirigió a su alrededor.

Como apunta Charania, este tipo de chispazos pueden ser hasta normales en un conjunto que no está cumpliendo con las expectativas de principio de temporada. Con jugadores como Wall, Beal, Dwight Howard, Otto Porter Jr, Kelly Oubre Jr, Austin Rivers, Jeff Green o Markieff Morris su lugar debería estar por encima del undécimo puesto de la Conferencia Este y un récord de 5-11.

Habrá que permanecer a la expectativa de los Washington Wizards durante las próximas fechas, pues cambios importantes podrían sucederse si los resultados continúan volviendo la cara mucho tiempo.