New Orleans Arena

Los Hornets sellan su continuidad en New Orleans hasta 2024

Los aficionados al baloncesto en New Orleans están de enhorabuena. La ciudad va a disfrutar de sus como mínimo por 12 años más, hasta 2024, tras el acuerdo alcanzado entre la franquicia, a día de hoy controlada por la propia NBA, y el estado de Louisiana, propietaria del New Orleans Arena, para la extensión del alquiler del recinto.

Según el diario local The Times-Picayune, el gobernador de Louisiana, Bobby Jindal, hará público durante este viernes los detalles de este acuerdo, que también supondrá la celebración de un All-Star antes de 2024. El estado se compromente a aportar alrededor de 50 millones de dólares para mejoras (unos 38 millones de euros) en el New Orleans Arena, hogar de los Hornets desde que la franquicia se mudó a la ciudad procedente de Charlotte, en 2002.

Las condiciones del acuerdo tendrán que ser aceptadas por el nuevo propietario de los Hornets cuando la liga decida su venta. La franquicia fue adquirida por la NBA en diciembre de 2010 tras la marcha del antiguo dueño, George Shinn.

Este acuerdo supone también un jarro de agua fría a las aspiraciones de Seattle de volver a acoger de nuevo a un equipo NBA, sólo semanas después de que los Kings confirmaran de forma oficial que permanecerán en Sacramento tras aprobarse la construcción de un nuevo pabellón en la ciudad californiana.