Anthony Davis y su trance en los últimos cuartos


Está tirando del carro, de lo lindo, Anthony Davis en las finales de conferencia que disputan Lakers y Nuggets.

El ala-pívot y ahijado de LeBron James resultó crucial, una vez más, en el Game 4 para que el cuadro angelino pudiera sellar la victoria que les coloca a un solo golpe de sus Finales de la NBA número 32.

Davis volvió a mostrar un nivel aledaño a su morfología más completa: 34 puntos —máximo anotador del partido—, lo que supuso su tercer encuentro de 30 tantos o más en esta serie ante Denver (37, 31, 27 y 34). Especialmente en el último cuarto, no le tembló la mano para encontrar una vía alternativa de seguir sumando en los Lakers: seis de siete en lanzamientos desde la línea de libre en tales minutos.

No es nueva esta faceta de salvador en el último cuarto en Davis. El jugador (27 años) ya rescató en el suspiro final a su equipo durante el segundo encuentro de la eliminatoria. La segunda parte de los púrpura se había ido por el retrete pero él salvó los muebles con una canasta histórica —grito de ¡KOBE! incluido—.

Además, en los últimos períodos de las finales del Oeste, Davis promedia 7,8 puntos, 81,8 por ciento de acierto en tiros de campo, 66,7 en triples y 91,7 en tiros libres (!!). Lo que viene siendo un seguro de vida y una auténtica barbaridad.

Tanto como que su porcentaje de true shooting en cuartos cuartos es de 95,2; y su EFG, de 90,9. Un disparate completo a estas alturas de temporada y de exigencia.

En estos últimos cuartos tan prolíficos ante Denver, los Lakers sacan un diferencial de más 20 cuando Anthony Davis está en pista, según pudo hacerse eco el medio USA Today.

Vamos, que no hay casualidad: Davis es parte esencial del 3-1 a favor de los Lakers en estos momentos. Sin él, no habría tanta holgura en el marcador de la serie.

“Quiero ser agresivo, quitar un poco de presión sobre este hombre (LeBron James) de aquí. Muchos equipos se centran en él en los finales de partido. Él se puede apoyar en mí y yo en él. Especialmente en el último cuarto, tenemos la espalda del otro cubierta, nos apoyamos el uno en el otro”, pudo alegar Davis.

Otro dato interesante de Anthony Davis en estas series es su rastro clutch: en tales momentos de la serie, los más decisivos, ha intentado tres lanzamientos de campo y todos ellos encontraron la red; dos de ellos fueron triples. También hace pleno de clutch en tiros libres: cuatro de cuatro. No le tiembla la mano (ni la mente) en momentos de corazón caliente.

Con M.J. y Wilt

Por si fueran pocas medallas en los momentos para valientes, Anthony Davis acaba de superar los 800 puntos anotados (lleva 802) en playoffs; esta es su tercera temporada disputando eliminatorias.

Davis acometió esta consecución en un total de 27 partidos, lo que le convierte en el tercer jugador de la historia que más rápido llega a tal cota. Solo Wilt Chamberlain y Michael Jordan —ambos en 23 noches— lo hicieron en menos tiempo.

Todo un seguro de vida Anthony Davis. Más en últimos cuartos si LeBron James está especialmente vigilado.

(Fotografía de portada: Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.