Candidatos al Defensor del Año NBA 2019-20

El repaso a los candidatos a los premios individuales continúa con la lista de aquellos que aspiran a ser coronados como mejor jugador defensivo. Los nombres, como es habitual, pertenecen mayoritariamente a jugadores interiores y de gran tamaño, pero las características y contextos de cada uno son lo suficientemente diferentes como para decir que estamos ante un grupo relativamente heterogéneo. A continuación analizamos varios jugadores que podrían llevarse el premio al Defensor del Año de la temporada 2019-20 de la NBA.

Rudy Gobert (Jazz)

El vigente bicampeón de este premio buscará durante el curso 19-20 su particular three-peat. Nada ha cambiado en los Jazz como para pensar que el pívot francés vaya a dejar de ser el epicentro de su entramado defensivo, y si los de Salt Lake City rinden al nivel esperado cuesta imaginar a Gobert fuera de las nominaciones.

Hablar de él es hablar de tapones, de intimidación, de rebote, de estar siempre en el lugar correcto… Domina la pintura de tantas formas que aporta una confianza extra a sus compañeros a la hora de ser agresivos en la defensa exterior, de modo que no se entiende el gran rendimiento defensivo de Utah sin él. Al fin y al cabo, no se gana dos veces seguidas este galardón de casualidad.

Kawhi Leonard (Clippers)

De bicampeón en bicampeón. El que fuera ganador del trofeo en 2015 y 2016 arranca esta temporada reforzado por sus excelsos playoffs, y sería toda una osadía no incluirlo entre los favoritos tanto a mejor defensor como a MVP. El de los Clippers es reconocido de forma casi unánime como el mejor two-way player de la competición, y basta verle medirle a las otras grandes figuras de su posición para entender por qué.

Algo que podría jugar muy a su favor sería el hecho de que los angelinos terminasen la temporada regular como la mejor defensa del campeonato. Esto no suena ni mucho menos descabellado, pues cuentan con especialistas en la materia como Beverley, jugadores muy versátiles en ese aspecto, e incluso su otra gran estrella, Paul George  (al que ya llegaremos) brilla también en este apartado. Con todo, un jugador tan eficiente y reconocido en la materia como Kawhi difícilmente dependa de algo así para estar en la conversación, pero podría servirle como argumento definitivo en una lucha que se promete muy apretada.

Giannis Antetokounmpo (Bucks)

El griego viene de quedarse a las puertas de ser el tercer jugador de la historia tras Jordan y Olajuwon en ser MVP y DPOY en la misma temporada, y dada su competitividad y su hambre de mejora resulta impensable no tenerlo en cuenta para ambos galardones. Su sentido de la colocación, anticipación y timing no para de mejorar con los años, lo que, sumado a sus características físicas tan envidiables para defender tanto en la pintura como en el exterior, hace que su techo en este lado de la cancha solo lo conozca él.

Durante el curso 18-19 fue el pilar de la mejor defensa de la NBA y el máximo reboteador del equipo que dominó la competición en ese aspecto, pero no pudo imponerse a Gobert en la votación final. Este año vuelve a esperarse mucho tanto de él como de los Bucks, y si vuelve a hacer que los de Wisconsin mantengan el rendimiento de hace unos meses volveremos a ver su nombra, quizás en más de una ocasión, entre los nominados a los premios.

Anthony Davis (Lakers)

Durante el verano de los Lakers se ha hablado mucho de la defensa, y no parece casual. Vienen de la temporada en la que más se ha puesto en duda a LeBron en esa faceta y ha llegado un entrenador especialista en la materia como Vogel,  lo que ha hecho que la plantilla se haya concienciado de la necesidad de destacar en este aspecto. Pero si uno parece más comprometido que nadie con ello, ese es Davis.

El ala-pívot ha asegurado de hecho que el premio a Mejor Defensor del Año es uno de sus objetivos para su primera temporada en Los Ángeles, y lo cierto es que, gane o no, es menester para su equipo que brille en ese lado de la cancha. La Ceja ya sabe lo que es ser máximo taponador de la competición, y en la última temporada que jugó al completo (17-18) llegó a formar parte del mejor quinteto defensivo, por lo que hablamos de un jugador capacitado para lograr la hazaña. Con compromiso y sus capacidades para gobernar en al pintura, es un más que serio aspirante.

Joel Embiid (76ers)

La pareja interior que formarán Embiid y Horford en los 76ers promete ser una auténtica tortura para cualquiera que quiera buscar el aro de Philadelphia. Si el dominicano es ya un excelso defensor, en el camerunés encontramos un potencial difícil de mesurar en este lado de la cancha, pues se trata de un jugador que combinar la fortaleza e intimidación de los hombres más grandes con un agilidad y un movimiento de pies que le permite aguantar a la perfección frente a jugadores más pequeños.

Hasta ahora su físico ha sido su gran problema, pero tras dos temporadas superando los 60 partidos da la sensación de estar cada vez más asentado y de poder disfrutar de cierta continuidad. Su capacidad para ser determinante en los dos lados de la cancha ha quedado ya más que demostrada, y de hecho para muchos se trata del mejor pívot de la NBA, y es probable que le haya llegado ya el momento de intentar colar su nombra entre los candidatos a los grandes galardones individuales.

Myles Turner (Pacers)

El pívot de Indiana es otro de esos jugadores sin los cuales el rendimiento defensivo de equipo sería inimaginable. Viene de ser el máximo taponador de la competición, lo cual, aunque no le sirvió ni siquiera para colarse en el segundo quinteto defensivo, ha hecho de él uno de los hombres más respetados cuando se hablar de intimidación y defensa en la zona, algo que puede ser importante en un premio que, como este, suele requerir que el jugador tenga ya una cierta reputación en la faceta defensiva.

Como el año pasado, Myles será sin duda fundamental en las opciones de los Pacers de volver a ser un equipo incómodo y difícil de tumbar, más aún teniendo en cuenta que su principal baza ofensiva (Oladipo) tardará en regresar de su lesión y que han perdido a otro pilar defensivo como Thaddeus Young. Su mezcla de físico intimidante y capacidad atlética le convierte en una de las referencias de la Liga en ciertos aspectos, pero veremos si es suficiente para pelear por premio tan disputado.

Paul George (Clippers)

Los Clippers repiten en la lista gracias a su otra estrella, Paul George, otro especialista en la materia que, de hecho, ya estuvo nominado al premio el año pasado. El ex de los Thunder es un defensor incomodísimo en el exterior, y, como decíamos con Kawhi, está llamado a formar parte de un quinteto que exaspere a cualquier rival que pretenda anotar una canasta. Si la defensa de los de Doc Rivers promete tanto es en parte gracias a él, aunque habrá que estar atentos a cómo se va recuperando de sus lesiones en el hombro.

Será interesante ver cómo Leonard y George se reparten las asignaciones. Con el ex de Toronto como referencia ofensiva, quizás sea Paul quien se encargue de bailar con la más fea en el otro lado de la cancha, aunque no es desconocido el gusto de Kawhi por medirse en toda la pista a la gran estrella rival. Esto, con dos jugadores de tantísimo nivel, puede acabar siendo importante, ya que será en parte decisivo a la hora de ver cuál de los dos consigue brillar con más intensidad.

Draymond Green (Warriors)

Sin Durant y con Klay Thompson ausente durante varios meses, Green será más que nunca una pieza fundamental en estos Warriors. Siempre lo ha sido, pero esta vez lo será menos en la sombra que nunca, ya que si Golden State quiere seguir siendo un equipo a tener en cuenta necesita de él un paso adelante en varios aspectos, y uno de ellos es sin duda la defensa.

Draymond lleva años siendo determinante en esta faceta, como avalan sus cinco presencias en los mejores quintetos defensivos. El ala-pívot mezcla la garra e ímpetu de los hombres más luchadores con un entendimiento del juego al alcance de muy pocos, y sus fundamentos defensivos son también más que encomiables. Nos encontramos por tanto ante el hombre que deberá sostener en esta mitad de la cancha a unos Warriors que han perdido a gran parte de sus mejores defensores, en el que, al menos hasta que vuelva Klay, será uno de los momentos con más responsabilidades de su carrera.

Otros candidatos

Dado que la defensa es uno de los aspectos más difíciles de medir numérica y estadísticamente, en este premio suele pesar mucho el hecho de que un jugador lleve varios años asentado como uno de los referentes de la NBA, lo que da pie a pocas sorpresas. No obstante, esto no quiere decir que nadie fuera de esta lista pueda aspirar al galardón, pues de hecho hay otros jugadores merecedores de cierta atención como Patrick Beverley, Pascal Siakam, Al Horford, Jrue Holiday o Dejounte Murray.

Anteriores artículos: Candidatos al Sexto Hombre del Año 19-20, candidatos al MVP 19-20, y candidatos al Rookie del Año 19-20.

(Fotografía de portada: Gene Sweeney Jr./Getty Images)

Nota: este artículo ha sido editado. En una primera versión se informaba erróneamente que Draymond Green no había ganado el premio al Defensor del Año. Lo ganó en la temporada 2016-17.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Eric Bledsoe se perderá el inicio de temporada con los Bucks

Siguiente