Candidatos al Sexto Hombre del Año 2017-18

A falta de mes y medio para el inicio de la temporada regular 2017-18, toca echar un vistazo a los candidatos para alzarse con los galardones individuales más importantes del curso NBA. Teniendo en cuenta la experiencia de anteriores cursos y movimientos de mercado, hemos seleccionado los que a priori pueden ser las principales figuras para obtener estos prestigiosos reconocimientos.

A continuación ocho jugadores que podrían llevarse el premio al Sexto Hombre del Año durante la temporada 2017-18 en la NBA.

(Rockets)

Tras unos cuantos años lastrado por problemas físicos, fichar por los Houston Rockets le ha supuesto un soplo de aire fresco a su carrera deportiva. Daryl Morey y en mayor medida Mike D’Antoni han dado con la tecla para exprimir todo ese talento que mostró en su etapa como jugador de Los Angeles Clippers.

Ganador en la edición de 2017, Gordon se ha adaptado a las mil maravillas al catch and shot que propone el técnico italoamericano. Harden, como director de juego principal, le ha nutrido de numerosas oportunidades que no ha dudado en aprovechar. En 75 partidos oficiales durante la campaña 2016-17 se ha marchado hasta los 16,5 puntos con un 40 por ciento en tiros de campo y un 37,2 por ciento desde larga distancia, consiguiendo sus mejores números desde 2013.

Siguiendo el guión de la pasada temporada y con la importante adición de Chris Paul, Gordon está llamado a repetir galardón gracias a la inestimable ayuda de sus compañeros, dos de los mejores pasadores de la NBA.

(Clippers)

Aterrizado en Los Angeles Clippers en la sonora operación por Chris Paul, es de suponer que Louis Williams será la principal referencia ofensiva de Doc Rivers para el banquillo tras la salida de . Vencedor en la votación al Sexto Hombre en 2014-15, Williams ha demostrado con plena garantía las buenas artes que atesora partiendo como hombre de refresco. Destacada fue su etapa como miembro los Lakers siendo el máximo anotador del equipo con 18,6 puntos por jornada.

En la temporada regular disputó 81 partidos oficiales con unos promedios de 17,5 puntos, 3 asistencias y 2,5 rebotes con un 41,3% en tiro de campo y un 35,1% desde la larga distancia.

Jamal Crawford (Timberwolves)

Pese a los 37 años, Jamal Crawford ha sido y será un seguro de vida como jugador reserva. Así lo demuestra su gran currículum donde ha pasado por grandes franquicias como Golden State, New York o Atlanta. En 17 años como profesional se ha alzado con tres galardones al Sexto Hombre del Año (2010, 2014 y 2016), cada uno de ellos en un equipo diferente.

En los últimos tres años ha bajado de la treintena de minutos; no obstante, su juego sigue rebosando puntos y a pesar de ello se ha conseguido mantener entre los 14 tantos por encuentro con unos números cercanos al 41 por ciento en tiros de campo y un 35 por ciento en triples. Crawford es muy veterano, pero pocos se atreven a descartarle como candidato a ser el mejor suplente del año.

(Warriors)

Tras un tira y afloja con la directiva de Golden State, Andre Iguodala cerró este pasado verano su continuidad para los próximos tres años visitando el uniforme de los actuales campeones. La llegada de Steve Kerr al banquillo de los Warriors en 2014 le relegó a la segunda unidad, pero su importancia dentro de la pizarra del técnico ha sido incluso más destacada que con el rol titular que disfrutaba con el anterior entrenador, Mark Jackson.

Pese a cosechar los promedios más bajos de su carrera con los Warriors, su rol es fundamental en el equipo. Siempre en la pomada de los mejores reservas de la NBA, su momento cumbre suele llegar en los playoffs. Cuando el tiempo y las defensas aprietan, Iguodala luce su mejor versión. Véase su más que merecido MVP de las Finales 2015 donde batieron a los Cavs de David Blatt por 4-2.

(Nuggets)

La salida de Danilo Gallinari rumbo a los Clippers podría darle en exclusiva la titularidad como ‘tres’ en los Nuggets. Sin embargo, a falta de confirmarse su nuevo rol, hemos de mantenerle entre los candidatos al premio Sexto Hombre del Año dado el papel que jugó durante la temporada pasada.

A las órdenes de Mike Malone vimos al mejor Chandler de los últimos cuatro años. Olvidados sus problemas de cadera, el alero formado en DePaul jugó 71 partidos oficiales —de los cuales fue titular en 33— con unos números de 15,7 puntos, 6,5 rebotes y 2 asistencias en 30,9 minutos de juego.

Su nombre formó parte los principales rumores veraniegos de la franquicia, pero Malone ya ha dejado claro que es un activo muy importante para él. Junto al fichaje de Paul Millsap y la explosión definitiva de Nikola Jokic, está llamado a ser una de las principales referencias para la próxima campaña.

(Bucks)

Jason Kidd ha dado con la tecla y transformó el fichaje estrella de Greg Monroe en el sexto hombre de su rotación. Tras un primer curso algo irregular, su mejor rendimiento ha llegado desde la segunda unidad.

El pívot alcanzó en temporada regular los 11,7 puntos, 6,6 rebotes y 2,3 asistencias en apenas 22,5 minutos de promedio, mejorando sus números en playoffs, lo que hace suponer que dispondrá de mayores oportunidades este año. Además, a su favor juega el traspaso de Miles Plumlee, lo que deja a Monroe como principal pívot de la plantilla. Eso sí, deberá competir con Thon Maker, supuesto titular, y con John Henson si finalmente no se concreta su salida.

(76ers)

En la última temporada fue titular indiscutible para Brett Brown, pero la recuperación de Ben Simmons le traslada a la segunda unidad. Tras un quinteto joven y poderoso formado por Markelle Fultz, J.J. Reddick, el mencionado Simmons, Dario Saric y Joel Embiid, Covington está llamado a ser el sexto hombre de los ilusionares 76ers junto a Jahlil Okafor y el base T.J. McConnell.

El pasado año disfrutó de un total de 67 partidos oficiales —todos como titular— con unos promedios de 12,9 puntos, 1,5 asistencias y 6,5 rebotes en 31,6 minutos sobre el parquet.

(Nets)

Su traspaso ha sido toda una sorpresa debido al tremendo favor salarial que Brooklyn le ha brindado a Portland. Después de su millonaria renovación precisamente forzada por el conjunto neoyorquino, Crabbe inicia una nueva andadura con el fin de resarcirse de su flojo rendimiento bajo los órdenes de Terry Stotts. Sin la presión que tuvo en Oregon, la oportunidad de jugar en un equipo sin apenas aspiraciones como Brooklyn debería permitir a Crabbe ser el hombre referencia para el banquillo si Jeremy Lin y D’Angelo Russell comparten backcourt titular.

Crabbe cosechó un promedio de 10,7 puntos, 1,2 asistencias y 2,9 rebotes en 28,7 minutos. Tras salir de la sombra de Damian Lillard y C.J. McCollum solo puede (y debe) mejorar sus estadísticas.

Siguiente artículo de esta serie en ser publicado: candidatos al Novato del Año 2017-18.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los NBA del Eurobasket 2017: lucha de titanes entre Bogdanovic y Porzingis

Zach Randolph, acusado por posesión de marihuana y resistirse al arresto

Siguiente