Allen Crabbe, traspasado a Brooklyn

Portland ha cerrado un acuerdo con Brooklyn para traspasar a a cambio de , tal y como informa Adrian Wojnarowski de ESPN.

Este movimiento no coge por sorpresa a nadie. Desde principios de junio Hoopshype aseguraba que la franquicia de Oregon tenía interés en traspasar al alero para reducir el gasto salarial, algo que se unía al hecho de que los Nets, con Sean Marks a la cabeza, deseaban recomponer el puesto de alero en la plantilla.

Podemos decir que la llegada de Crabbe a territorio neoyorquino se ha dilatado un año respecto al deseo de los Nets, equipo que le puso encima de la mesa en verano de 2016 una oferta de 4 años y 75 millones de dólares que fue igualada por Portland. Ahora se han arrepentido.

Aunque los números del alero de California han mejorado levemente en relación a la campaña 2015-16, lo cierto es que en Oregon entienden que su aportación no es suficiente en cuanto al gasto que supone, ya no por salario, sino por impuesto de lujo a pagar. Así, Brooklyn se hace con un jugador de 25 años que el curso pasado promedió 10,7 puntos y 2,9 rebotes en 28,5 minutos por noche, anotando además un 44,4% desde el triple.

Además, Crabbe poseía en su contrato una cláusula por la que, en caso de ser traspasado, recibiría un 15 por ciento del dinero de su salario anual —algo más de 5 millones—. Bien, pues para llevar a cabo el movimiento, el alero ha renunciado a tal bonificación particular.

Cuestión de necesidad

Antes de realizar la operación, Portland tenía comprometidos 136 millones de dólares en salarios mientras que el límite para pagar impuesto de lujo se sitúa en 119. Ahora, descontando los 19 millones que debía percibir Crabbe el próximo curso y sumando los 6,3 de Nicholson —que salvo giro inesperado, será cortado—, se quedarían en unos 123. Teniendo en cuenta que si se sobrepasan entre 15 y 20 millones el límite se debe pagar 3,25 dólares por cada dólar, hablamos de un ahorro total de unos 55 millones de dólares para Portland.

Cortar a Nicholson

Está previsto que los Trail Blazers no cuenten con Nicholson para su plan deportivo, por lo que cortarían el contrato del jugador recién adquirido y repartirían los millones que se le adeudan —13 por los dos años que restan en su contrato— a lo largo de próximas siete campañas.

Con tal movimiento y la salida de Crabbe, los Blazers habrá conseguido sanear sus cuentas hasta solo quedar 2,3 millones por encima del impuesto de lujo, cifrado en 119 millones de dólares. No es descartable tampoco que la entidad de Oregon se siga moviendo en el mercado para aligerar más carga salarial en su plantilla.

‘Trade exception’

Además, con la salida de Crabbe y la evacuación de Nicholson los Blazers consiguen aligerar alrededor de 15 millones para el curso 2018-19. Y no solo eso, sino que Portland ha conseguido como fruto del intercambio una trade excepcion por valor de 13 millones. Esta excepción salarial tendrá una validez oficial de un año. Recordemos que las trade exception permiten a franquicias NBA acometer un traspaso en el que no cuadren perfectamente los salarios de los jugadores implicados; eso siempre que la disfunción no supere la cantidad en la que esté valorada dicha excepción.

 

*Álvaro Arenillas y Miguel Gaitán colaboraron en la redacción de esta noticia.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Anthony Brown firmará dos años con Minnesota

Curioso: Kings renuncian a sus derechos sobre Dejan Bodiroga

Siguiente