Cinco contra cinco: Lo mejor y peor de la 13º semana

Los destacados

: En una liga cada vez más competitiva es difícil para un jugador nuevo destacar desde el comienzo, eso es solo para unos privilegiados, pero se está demostrando que a estas alturas de temporada, muchos rookies empiezan a rendir a su nivel tras un tiempo de aclimatación y se está viendo que la generación de 2015 puede ser una genial hornada. Esta semana deberían estar aquí Karl-Anthony Towns, que está jugando a un nivel superlativo al que pocos números uno han llegado en su primer año, Myles Turner, que por fin está jugando y bien en Indiana, Willie Cauley-Stein que está convirtiéndose en el perfecto escudero de Cousins y Devin Booker que va a ser el estandarte de esta generación en este artículo.

Es lógico que Booker haya tardado meses en rendir, al fin y al cabo ha llegado a la NBA con 18 años y necesita un tiempo para acoplarse al ritmo, pero ha sido lesionarse Bledsoe y entrar en el quinteto titular para empezar a enseñar su calidad. En los últimos tres partidos con los Suns ha promediado 24 puntos por encuentro con muy buenos porcentajes y anotando muchos triples, algo necesario para el estilo de juego de los de Hornacek. A destacar su anotación ante Indiana con 32 puntos y un curioso dato que revela que podemos estar ante una gran figura en el futuro, y es que es el tercer jugador más joven en la historia de la NBA en anotar más de 30 puntos, solo por detrás de LeBron James y . Los seguidores de NCAA ya sabían de su valor y aunque ha tardado, al fin lo está sacando para el disfrute de todos. Difícil tesitura para Phoenix cuando vuelva Bledsoe porque entre Booker, Knight y él sobrará uno.

: Es cierto que esta sección no llega a ojos de los jugadores de la NBA, y que es solo fruto de la casualidad, pero muchas veces cuando un jugador es relegado a la parte “mala” del artículo empieza a redimirse y a jugar bien. Aunque la misión no es espabilarles, a veces funciona como le ha pasado a Parsons estos días. Tras unos titubeantes meses en los que ha pasado sin pena ni gloria por las pistas, por fin se ha visto su mejor versión, el que destacó en Houston y al que Cuban contrató con madera de estrella. Ha aprovechado la baja en algún partido de Nowitzki para adueñarse de más tiros y ha empezado a lanzar con confianza para acabar con dos victorias y dos derrotas.

El alero ha promediado 26 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias, con 37 tiros anotados de 62 intentados. Si al comienzo de la temporada pocos apostaban por los Mavericks, todo ha cambiado con la resurrección de Deron Williams, el buen nivel de Nowitzki, la recuperación de Parsons, la seriedad de Matthews y el oficio de Pachulia, que hacen que Dallas siga luchando por estar en la pelea hasta el final.

: Estelar semana la del base de los Hornets y muy buena para el equipo, que ha conseguido tres victorias y sólo una derrota colocándose a sólo dos victorias del octavo puesto del este, ahora en posesión de Miami. Dos impresionantes actuaciones de Walker han marcado la semana, un partido de 40 puntos y otro de 52. Las medias son brutales con 35 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias y 2 robos de balón y es la segunda vez en poco tiempo que aparece en esta parte de la sección, lo que quiere decir que está en un excelso momento de forma, que le acerca al All Star y a playoffs. Siempre se le ha achacado un bajo promedio de asistencias y una mala selección de tiro, pero en este estado de confianza todo eso deja de importar. Ha notado para bien la baja de Al Jefferson ya que dispone de muchos más tiros y se está echando el equipo a la espalda. Lo más probable es que vuelva a conseguir el premio de jugador de la semana en la conferencia este.

: Otro que repite de nuevo en el lado bueno del artículo es Cousins y por propio merecimiento. Si hace dos semanas aparecía por aquí con unos números bestiales, esta semana los ha mejorado y muestra unas credenciales que no se han visto en la NBA en mucho tiempo, ya que aporta anotación, rebote, asistencias, robos y tapones. Su buen hacer en la pista y su sobria semana en lo emocional han llevado a los Kings a sumar tres victorias y estar invictos en este periodo. Rajon Rondo le ha ayudado mucho a conseguirlo pero hay que destacar sobre todo la actuación del pívot en la noche del sábado donde se fue a los 48 puntos, mayor anotación de su carrera, y 13 rebotes. Los promedios son un escándalo, 36 puntos, 14 rebotes, 3 asistencias y 2 robos y han tenido recompensa ya que Sacramento es ahora octavo en el oeste, cumpliendo los pronósticos de muchos seguidores y analistas que ven una plantilla capaz de entrar en la postemporada.

Kevin Durant: Probablemente está siendo su mejor temporada en lo individual desde su MVP en 2014 o incluso mucha gente cree que está siendo mejor que aquella. Una vez recuperado de la lesión, de los dolores de después y de las dudas que deja siempre una lesión importante, se está viendo a un Durant empeñado en volver a ser el mejor, un Durant más concentrado, con más calidad y mejor selección de tiro, un Durant líder y muy motivado por la causa y que ha pulido cualquier pequeño error que tuviese antes de estar en el dique seco.

No se sabe si el año siguiente seguirá en Oklahoma o cambiará de aires pero tiene entre ceja y ceja el anillo este año y está demostrando en la pista cada noche que no queda tan lejos. Tras ganar el premio la pasada semana de mejor jugador del oeste, estos días promedia 28 puntos, y acumula ya 30 partidos seguidos con más de 20 puntos anotados. Parece que ha limado asperezas con Westbrook y los Thunder han cogido carrerilla. Una pena para ellos que existan dos equipos llamados San Antonio y Golden State ya que Oklahoma parece ahora el mejor de los mortales con Durant ascendiendo en la carrera por el MVP.

Otros jugadores a destacar: Gordon Hayward, DeMar DeRozan, Karl-Anthony Towns, Myles Turner, Carmelo Anthony, James Harden, Stephen Curry, Willie Cauley-Stein, Marc Gasol, Khris Middleton, Chris Paul, J.J. Redick, Rajon Rondo, Derrick Rose, Isaiah Thomas, Greg Monroe.

Las decepciones

: Aunque ha sido una mala semana para los Pistons con tres derrotas y una victoria, no ha sido tan mala para Drummond basándose en su gran estadística habitual de puntos y rebotes, pero hay que destacar negativamente sus porcentajes de acierto desde la línea de tiros libres. Hace unas semanas apareció por aquí DeAndre Jordan tras fallar 22 tiros libres en un partido y la gente se echaba las manos a la cabeza sin explicarse cómo un profesional puede tirar tan mal. Pero ha llegado Andre y le ha superado. En el partido ante los Rockets anotó 13 de sus 36 tiros libres, fallando 23 y estableciendo un nuevo récord negativo, como culmen a una desastrosa semana en ese apartado con un 34% de acierto tras convertir 19 de 55 intentos.

Lo más curioso del caso es que ganaron el partido ante Houston, que además es famoso por ser el equipo que más sufre el Hack y que más se queja por ello, y que realizó ante Drummond de manera descarada. Es evidente que un jugador de la NBA debería anotar sus tiros libres, pero es más grave en el caso del center de Detroit, ya que si mejorase aumentaría todavía más sus estadísticas pudiendo ser monstruosas.

: En temporadas anteriores Hickson ha sido un jugador importante en la rotación de los Nuggets con muchos minutos e incluso durante muchos meses fue el center titular de la franquicia de Colorado a pesar de ser siempre un ala-pívot, convirtiendo al equipo en un quinteto pequeño. Si bien nunca ha tenido un nivel estelar, tuvo rachas de temporada con más de 10 puntos y más de 10 rebotes, e incluso muchos partidos de 15-15. Desde la llegada de Mike Malone al banquillo de Denver, Hickson ha ido perdiendo protagonismo y promedia este año 7,6 puntos y 4,8 rebotes en 17 minutos de juego. El próximo verano será agente libre, lo que le convierte ahora mismo en carne de traspaso. La franquicia ya le ha colocado el cartel de transferible, y Hickson puede brillar o cumplir en otro equipo.

: Los Heat llevan cuatro derrotas seguidas y dos victorias de los últimos diez partidos. Este desplome viene provocado por varios factores, la baja de Deng, la lesión y las dudas con Whiteside, la baja de Dragic y la irregularidad en los últimos partidos de Wade, pero hay otro factor importante que ha caído sobre manera, la aportación del banquillo. Esta faceta estaba siendo obra casi en su totalidad de Gerald Green, que empezó como un tiro la temporada anotando mucho con gran acierto desde el triple. Miami se resintió en los partidos en los que causó baja por su famoso “incidente” y volvió de nuevo a buen nivel, y en este bache de juego que atraviesa últimamente, también se encuentra el equipo. Esta semana, en los últimos tres partidos el escolta ha anotado 3 puntos en 23 minutos de juego, y acumula en la semana un triste 4 de 27 en tiros. Si quieren optar a algo importante en el este los Heat necesitan al mejor Green y que sea más regular, algo que no ha demostrado todavía en su carrera.

Tim Hardaway JR: Un jugador que se hizo muy popular en su época en los Knicks por ser hijo del mítico Tim Hardaway y por ser un buen tirador, muy valiente y capaz de romper un partido con destellos para bien o para mal. Parecía que un cambio de aires era bueno para él ya que no conseguía consolidarse como titular en Nueva York y los Hawks se hacían este verano con sus servicios. Parecía un fichaje esperanzador para todos. Atlanta conseguía un anotador y un jugador de rachas, para contrarrestar la baja de Carroll que hizo mucho daño.

Hardaway llegaba a un equipo nuevo que jugaba muy bien y podía consagrarse en la liga, y el espectador recuperaba la fe de verle triunfar. Pero nada más lejos de la realidad ya que la temporada está siendo decepcionante para él e irregular para la franquicia de Georgia. El escolta ha bajado de promediar 11,5 puntos en la Gran Manzana a 3,9 con la camiseta de Atlanta. Ha perdido totalmente la confianza y se le ve deambular por el campo haciendo que no sea extraño verle con un cero en su cuenta de anotación. Por el bien del baloncesto hay que esperar que este jugador no se pierda.

: Es cierto que hay que darle valor a Frye por seguir jugando al baloncesto tras esquivar una posible retirada por problemas cardiacos, pero también es obvio que no ha sido el mismo desde que regresó. Siempre ha sido un jugador con cierta alergia a la pintura, que anota bien desde el triple y gracias a su gran altura es muy válido para sacar de la zona a los defensores altos y abrir espacios, pero en esta última etapa en Orlando está contribuyendo mucho menos, tanto en ataque como en defensa. Scott Skiles pide mucho en defensa y Frye ya no aporta demasiado en este apartado y en ataque están jugando un baloncesto rápido y vistoso que tampoco se adapta a la perfección a Channing. Esta semana ha sido mala para los Magic con tres derrotas en tres partidos y ha sido la primera vez que Frye ha dejado su puesto en el quinteto titular, estando sano, a Aaron Gordon. Seguramente todos esperaban este cambio desde principio de temporada al ser Gordon un jugador de gran proyección con gran defensa y transiciones rápidas. Frye ha bajado de 7,3 puntos de media a 5,5 y ha promediado esta semana 4 puntos y 2 rebotes. Probablemente su cuesta abajo ha comenzado, sino lo había hecho ya.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Josh Smith lidera el Top-5 de la jornada

Blatt, posible candidato al banquillo de Brooklyn

Siguiente