El debate: ¿crisis en la NBA por el coronavirus?


A medida que el coronavirus continúa propagándose por todos los rincones del globo, la NBA ha situado como gran prioridad la protección de los jugadores y de todos los trabajadores que conforman la organización. Si bien aún no se ha llevado a cabo ninguna medida importante, si es cierto que existe una creciente preocupación entre los distintos ejecutivos y los propietarios, quienes temen la aplicación de soluciones más drásticas.

De momento, Adam Silver ha puesto en marcha una primera medida de contención que limita el acceso de los medios de comunicación a los vestuarios, la cual podría extenderse también a entrenadores, ejecutivos, personal técnico y relaciones públicas. Una decisión que han tomado de forma coral las principales ligas profesionales del país (MLB, MLS, NHL y NBA). Sin embargo, el riesgo de contagio que supone disputar partidos que reúnen a más de 10.000 personas  es muy alto y el comisionado propondrá este miércoles en una reunión con representantes de las 30 franquicias una solución mucho más drástica: jugar a puerta cerrada.

De momento, la NBA ha enviado un dossier a cada equipo con los planes de contingencia a seguir para evitar en la medida de posible una epidemia dentro de la propia competición que pueda afectar por igual a jugadores, trabajadores y aficionados. Entre otras cosas, este documento recoge la obligación a disponer en nómina de un especialista en enfermedades infecciosas, unas instalaciones específicas para hacer diagnósticos médicos y un plan para limitar el número de miembros del equipo y del personal del pabellón que interactúan con los jugadores, según una información del periodista Adrian Wojnarowski.

Si bien los positivos por este virus han sido bastante menos numerosos en el Norte de América en comparación con otros continentes, cada día aumenta el número de casos reportados. En países como Italia se ha suspendido todo evento deportivo hasta el 3 de abril y partidos de la Euroliga se han jugado ya a puerta cerrada. Una solución que, algunos de los pesos pesados de la NBA, no contemplan. El propio LeBron James fue contundente al afirmar que “no jugará sin aficionados”, mientras que otros, como C.J. McCollum, anunciaron que no firmarán más autógrafos hasta que amaine la crisis.

Hasta ahora, la NBA no ha cancelado ni reprogramado ningún partido, pero en la reunión de mañana con los ejecutivos de la liga podría cambiar la tendencia. A partir de ahí, son muchas las preguntas que se amontonan ante la puerta de la organización: ¿cómo reaccionarán las grandes cadenas televisivas?, ¿cómo afrontará la liga casos hipotéticos como por ejemplo si el virus atacara con mayor virulencia a un equipo y este no cuenta con la gran parte de sus jugadores?, ¿peligran los playoffs?, ¿qué ocurrirá con el draft y los scouts y prospectos internacionales?, ¿podría llegar a suspenderse la temporada?

Queremos saber tu opinión

No queremos añadir más leña al fuego de la histeria colectiva ni tampoco frivolizar sobre una enfermedad que amenaza con paralizar el mundo, no solo el del deporte. Pero lo que está claro es que hay que tomar cartas en el asunto para evitar, dentro de lo posible, la expansión del virus y mitigar su letalidad. La NBA es una marca internacional que repercute, de forma directa e indirecta, en millones de personas de todo el planeta, no solo en Estados Unidos. Así, podemos sumergirnos en un abanico de alternativas que van desde las más moderadas como instaurar un protocolo de seguridad como otras muchas radicales que pueden suponer la suspensión temporal de la competición. Entonces, querido lector, la pregunta es, ¿cómo debería gestionar la NBA esta crisis?

Estamos encantados de poder conocer tu postura al respecto. Déjanos tu opinión en la caja de comentarios. ¡Te leemos!

(Fotografía de portada de Takashi Aoyama/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.