El debate: ¿cuál ha sido la mayor exhibición individual en un partido NBA este siglo?


El libro de hazañas históricas de la NBA está hoy de celebración. El 22 de enero de 2006, Kobe Bryant firmaba la segunda máxima anotación de todos los tiempos en una exhibición individual histórica para un partido NBA. El escolta estuvo sobre la cancha un total de 42 minutos y encestó 21 de 33 en tiros de dos, 7 de 13 en triples y 18 de 20 en tiros libres. Un auténtico vendaval ofensivo con doble recompensa: victoria con remontada incluida después de ir perdiendo por hasta casi 20 puntos. Aquella versión de Kobe ascendió hasta la cumbre de su carrera profesional: 35,4 puntos de promedio en la temporada 2005-06, con 27 partidos por encima de los 40 tantos, seis por encima de los 50 y dos con más de 60. Sin embargo, en aquellos Lakers poco más se podía rascar y finalizarían la regular season en séptima posición, mientras el premio al MVP de la temporada iba a parar a manos de Steve Nash.

Aquella anotación, tan solo superada por la mítica barrera centenaria de Wilt Chamberlain, fue la obra maestra de Kobe Bryant y, para muchos, la mejor actuación individual en el baloncesto moderno. Pero, ¿es realmente así?, ¿algún otro jugador ha sido capaz de firmar una gesta similar o, al menos, equiparable en cuanto a producción y dificultad? Aprovecho el lanzamiento de esta pregunta para enumerar algunas de esas otras noches mágicas que nos ha dejado la NBA en las últimas dos décadas.

Los 13 puntos en 33 segundos de McGrady

El 9 de diciembre de 2004 fuimos testigos de una de las mayores gestas que ha dado el baloncesto en los últimos veinte años. A falta de 35 segundos para el final del partido, los Rockets perdían de ocho (68-76) ante San Antonio en el Toyota Center. En ese preciso instantes dio comienzo el festival de Tracy McGrady.

Primero fue un triple. Luego otro lanzamiento exterior más con tiro adicional para meter el miedo en el cuerpo a los de Gregg Popovich. Ni siquiera la defensa de Bruce Bowen evitó que el alero anotase un triple más para júbilo de la afición presente. Un último robo culminaría con otros tres puntos que supondrían la culminación del éxtasis. Durante medio minuto, McGrady se vistió de dios del baloncesto con un dato de auténtica locura: anotó 0,33 puntos por segundo. O lo que es lo mismo, un punto cada tres segundos.

Los 70 puntos de Devin Booker

Falta poco para que se cumplan tres años de aquella gesta. Por aquel entonces, Booker tenía apenas 20 años y una cara de niño bueno que no hacía justicia a su verdadera naturaleza de killer. Nunca antes alguien tan joven había anotado más de 60 puntos. Y solo cinco jugadores en la historia habían logrado rebasar la todavía más complicada barrera de los 70 puntos: Wilt Chamberlain, Kobe Bryant, David Thompson, Elgin Baylor y David Robinson. Booker se uniría a este selecto club en uno de los grandes santuarios del baloncesto mundial: el TD Garden.

El escolta anotó 21 de los 40 lanzamientos que intentó, incluido un 4 de 11 en triples, y un 24 de 26 en tiros libres. 28 de sus puntos llegaron en el último cuarto. Además, añadió 8 rebotes, 6 asistencias y 3 robos en los 45 minutos que estuvo en pista. Curiosamente, su tope anotador hasta el momento era de 39 puntos, por lo que destrozó su propia marca individual a lo grande. Sin embargo, en esta ocasión no hubo final feliz, pues los Suns perdieron de diez ante los Celtics.

De tres cuartos va la cosa: Kobe, Klay y Harden

Los 81 puntos de Kobe y los 70 de Booker suponen las dos máximas anotaciones individuales del presente siglo. El mismo Kobe, Klay Thompson y James Harden consiguieron, no obstante, algo igual de complicado: romper la barrera de los 60 puntos… en tan solo tres cuartos.

Un mes antes de su histórica marca ante los Raptors, Kobe Bryant había avisado explícitamente de sus intenciones. Pero de manera literal. “Lo haré en otro momento”, fueron sus palabras tras ser cuestionado acerca de su ausencia durante el último cuarto en aquel partido ante Dallas. En casi 33 minutos, la Mamba Negra se fue hasta los 62 puntos con una carta de tiro de 18 en 31, además de sumar ocho asistencias, para destrozar a los Mavericks de Nowitzki.

Si ya era difícil igualar al escolta de Los Ángeles, Klay Thompson se encargó de rizar el rizo. 60 puntos en 29 minutos. 60 puntos botando la pelota en tan solo 11 ocasiones y precisando 90 segundos reales de tiempo. Una auténtica locura que tuvo en los Pacers a su particular presa. Aquella noche fuimos testigos de uno de esos momentos de éxtasis ofensivo del escolta de los Warriors. Y, como comprobaremos más adelante, no fue su única exhibición para la historia.

El último en lograrlo fue James Harden. Y no hace mucho. El escolta finalizó el pasado mes de noviembre con uno de sus habituales clímax anotadores. Los Hawks recibieron una humillación que se saldó con 158 puntos recibidos, 60 de ellos por cortesía de Harden, quien tan solo precisó de 31 minutos en pista para cerrar su noche. Y con un gran acierto: 16 aciertos en 24 intentos. Su +50 en pista resumen perfectamente lo que fue la velada de Harden.

Klay Thompson: 37 puntos en un cuarto perfecto

El 23 de enero de 2015 fue el gran día de Klay Thompson. El ‘Splash Brother’ firmó el cuarto perfecto y estableció un nuevo récord de anotación en un periodo con 37 puntos. Su demostración de efectividad fue, sencillamente, prodigiosa. Perfecta. Los 13 lanzamientos que intentó los anotó, incluido nueve triples. Todo ello en los once minutos que estuvo en pista. La ovación del Oracle Arena, por supuesto, no se hizo esperar.

Queremos saber tu opinión

Se me ponen los pelos de punta reviviendo cada uno de estos míticos momentos. Por la cercanía temporal de ellos, es muy probable que muchos de nosotros los hayamos vivido en directo. También es posible que me haya olvidado alguno que también podría ser incorporado a esta pequeña lista. Así que de eso se trata el debate de hoy, querido lector, ¿cuál ha sido para ti la gran actuación individual del siglo?

Estamos encantados de poder conocer tu postura al respecto. Déjanos tu opinión en la caja de comentarios. ¡Te leemos!

(Fotografía de portada de Thearon W. Henderson/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.