El debate: ¿deberían eliminarse las posiciones en las votaciones para el All-Star?


La NBA evoluciona. Es un hecho. Lo hace la liga y también los jugadores. Los grandes estudiosos del baloncesto han apoyado este desarrollo hacia un concepto del juego mucho más dinámico, novedoso y moderno. Los jugadores saben hacer más cosas y con mejor resultado. Así, la tendencia natural de esta transformación ha construido un curioso paradigma: la desaparición paulatina de las cinco posiciones históricas sobre la cancha. Una renovación que puede condicionar hasta los aspectos menos insospechados de la competición.

En los últimos días, la publicación de los jugadores que han sido elegidos como reservas para disputar el All-Star Game han suscitado los tan habituales debates: que si este tuvo que ir en lugar de otro, que cómo va a tener Fulanito más votos que Menganito, que cómo es posible que la NBA se haya olvidado de este jugador cuando promedia mejores números que otro,… Y así hasta el infinito. Pero hoy omitiremos todo este tipo de cuestiones. Los tiros proceden de Oriente. Directamente desde la Conferencia Este.

Ser elegido como uno de los reservas de cara a la cita de Chicago no ha sido suficiente para contentar a cierto sector de los Heat que apostaba por Jimmy Butler como titular. Pese a ser el quinto jugador más votado de la Conferencia Este, la distribución de las plazas en función de su posición en pista (frontcourt y backcourt) le privó de la titularidad tras el último recuento popular.

Durante el periodo de votaciones, los aficionados deben elegir entre dos jugadores exteriores y tres interiores de cada conferencia. Entre los reservas, el testigo pasa a manos de los entrenadores, quienes deben seleccionar otros dos jugadores del backcourt, tres del frontcourt y dos ‘comodines’ a repartir de forma libre, completándose así ambos equipos.

Unas designaciones que, retomando el hilo inicial, pueden tener cada vez menos sentido. Una postura defendida por el propio entrenador de los Heat, Erik Spoesltra. “Es ridículo que todavía hagamos caso a estas posiciones anticuadas”, declaró el técnico en unas declaraciones recogidas por ESPN. “¿Quién me puede decir en qué posición juega Jimmy? ¿Importa? En mi pizarra lo puse como ‘2’. Así que salgo a la pista con Kendrick Nunn, Jimmy Butler, Duncan Robinson, Bam Adebayo y Meyers Leonard. Pero puedes rotar y cambiar a cualquiera de ellos. Y en muchos casos [Jimmy] es nuestro base. ¿Entonces debería ser elegido para el All-Star como base? […] Estas etiquetas se quedaron anticuadas desde que hace unos años comenzamos a hablar de jugadores sin posición. Pero, de cualquier manera, independientemente de cómo quieras etiquetarlo o discutirlo, Jimmy Butler debería ser titular en el All-Star. Y es una broma que no lo sea.”

Butler promedia 20,3 puntos, 6,8 rebotes y 6,3 asistencias en un total de 42 partidos en unos Heat a los que ha aupado hasta la cuarta posición del Este, luchando de tú a tú contra las grandes potencias de la liga. Sin embargo, su catalogación como jugador interior lo desplazó por detrás de Antetokounmpo, Siakam y Embiid. De haber sido incluido como backcourt, su nombre figuraría como titular junto al de Trae Young.

Esta desaparición de las posiciones ha provocado que la línea distintiva entre unas y otras sea muy difusa. Mientras que Basketball Reference recoge que el 68% de los minutos de Butler han sido como alero, el medio Cleaning the Glass arroja una información muy diferente: tan solo un 14% del tiempo en pista ha jugado como ‘3’ puro.

La postura de Spoelstra no es, ni mucho menos, un pequeño oasis dentro de la liga. Esta tendencia ha sido poco a poco respaldada por sus compañeros de profesión. En 2017, Brad Stevens afirmó que en su sistema no había cabida para las posiciones estándares. “Ya no dispongo de las cinco posiciones”, explicó al periodista de Associated Press Kareem Copeland. “Ahora todo puede simplificarse en tres posiciones: eres quien sube la pelota, un ala o un jugador grande.”

Tres años después, incluso este ‘sistema reducido’ puede condensarse todavía más. Una era en la que centers como Jokic reparten más de seis asistencias por partido y otros como Towns intentan hasta ocho triples por velada. O en la que jugadores de más de dos metros como Ben Simmons y Luka Doncic ejercen como organizadores del juego, rompiendo con la definición tradicional de point-guard. En pocas palabras, las posiciones amenazan en convertirse en una mera formalidad más a título organizativo. Pero fuera de la cancha, no dentro de ella.

Queremos saber tu opinión

Pienso que estamos ante un debate interesante con el que arrancar la semana. ¿Qué opinas al respecto?, ¿eres partidario de las declaraciones de Spoelstra y Stevens y crees que deberían desaparecer las posiciones de cara al All-Star Game?, ¿deberían ir los cinco jugadores más votados independientemente de su puesto en la cancha o esto es algo que debería respetarse sin contemplaciones? ¡Ah! Y aprovecho para recordarte uno de nuestros debates anteriores sobre debutantes en el All-Star Game. Ni tan mal, ¿eh?

Estamos encantados de poder conocer tu postura al respecto. Déjanos tu opinión en la caja de comentarios. ¡Te leemos!

(Fotografía de portada de Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.