El debate: ¿debió Alvin Gentry mantener a Zion Williamson en pista?

Fue el partido más esperado de la NBA de la temporada. El debut más deseado por todos desde que LeBron James se enfundó por primera vez la camiseta de los Cavaliers allá por 2003. Y no defraudó. El ex de los Wildcats empezó a escribir su propia historia dentro de la liga en un último cuarto impresionante. 17 puntos consecutivos, incluidos cuatro triples, en apenas tres minutos y medio. Precisamente ayer hablábamos sobre las mejores actuaciones individuales del presente siglo y, por un momento, pensé que tendría que editar el artículo menos de 24 horas después para hacer un espacio a una nueva hazaña.

Zion necesitó su tiempo antes de encontrar su propio camino dentro del partido. No empezó bien el duelo el rookie, sin ningún acierto y con varias pérdidas de balón. Muy larga se hizo la espera para un chaval que buscó impresionar desde el primer segundo. Y es completamente normal. Tampoco necesitó mucho para despertar los efusivos gritos de la afición. Una buena asistencia a Ingram fue su carta de presentación oficial ante la NBA y una demostración de que es mucho más que músculo y fuerza sin control.

Williamson finalizó su debut en la liga con un total de 22 puntos. Ningún jugador en la historia de la competición (desde la instauración del reloj de posesión en el curso 1954-55) había logrado anotar más de 20 puntos jugando menos de 20 minutos en su estreno. Del mismo modo, se convirtió en el primer jugador en tener una efectividad del 100% en triples habiendo anotado al menos cuatro de ellos en su debut en la competición.

Todo esto está muy bien. Salvo por un detalle colectivo importante: los Pelicans cayeron derrotados ante San Antonio. Un mal quizá menor dentro de la gran fiesta vivida en el Smoothie King Center. Pero quizá no tanto para la franquicia. Venían de ganar diez de sus últimos 14 partidos y los playoffs han dejado de ser una quimera, por lo que esta derrota supone un pequeño obstáculo en dichas aspiraciones. El partido tenía muy mala pinta hasta la irrupción de Zion. Una exhibición que sirvió para remontar el duelo y poner a los un punto por encima. En ese momento, , quien mimó la rodilla derecha de Zion durante todo el encuentro, decidió sentarlo. Aunque no fue deseo. Según una información de ESPN, Gentry quería mantener al rookie en el partido con el fin de prolongar la inercia positiva e ir de lleno a por la victoria. Un triunfo que terminó diluyéndose entre sus manos. El cuerpo médico se negó y finalmente la cautela se impuso en el debate.

Podéis incluirme entre todos esos aficionados frustrados por esta decisión. Entiendo perfectamente que era solo un partido y la carrera de Zion aún está comenzando y tiene (y ojalá sea así) que ser muy prolongada. Pero también opino que si no estaba listo para disputar unos minutos más, tampoco lo hubiera estado para jugar el partido. Así, mi voz se unió a la de muchos aficionados que cantaban “¡Queremos a Zion!” mientras su descomunal cuerpo se dirigía al banquillo para comprobar como los Spurs retomaban el control. Un partido cuyo guión parecía escrito para que Zion fuera su actor estrella y principal factor en su desenlace final. De momento, nos quedamos con ganas de más. De mucho más.

Queremos saber tu opinión

Si no me equivoco, es el primer debate que escribo que hace referencia a un momento concreto de un partido. Esos pequeños instantes que pueden marcar la diferencia entre la victoria y la derrota. Un duelo, siendo sinceros, prácticamente intrascendente a nivel deportivo, pero con un significado global mucho mayor. ¿Hubiera cambiado algo mantener a en pista?, ¿crees que su presencia durante unos minutos más habría sido suficiente para sellar la victoria y devolver al rookie al banquillo con este bajo control?, ¿se hizo en todo momento lo correcto y la decisión del cuerpo médico tenía un mayor fundamento que el deseo de Alvin Gentry?

Estamos encantados de poder conocer tu postura al respecto. Déjanos tu opinión en la caja de comentarios. ¡Te leemos!

(Fotografía de portada de Chris Graythen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Kobe cree que algunas estrellas de la WNBA podrían jugar en la NBA

Dallas Mavericks y Philadelphia 76ers siguen a Danilo Gallinari

Siguiente