Valorando el traspaso: los 76ers y su cofre del tesoro

Los años de tanking descarado por parte de Philadelphia 76ers llevan ya tiempo dando sus frutos —52-30 fue su balance en la temporada 2017-18— y además permiten a los de Pensilvania seguir creciendo como un candidato al título permitiéndose errores por el camino.

La adquisición de Tobias Harris, un jugador que ya tiene categoría All-Star aunque aún no lo sea de forma oficial, dibuja a Philadelphia como un equipo preparado para competir por el anillo durante varios años si el recién formado Big Four (¿demasiado pronto para llamarlo así?) se mantiene en nómina a partir de verano. Porque ahora mismo la incógnita es esa, saber si los 76ers podrán retener a Harris y Jimmy Butler en verano cuando ambos se conviertan en agentes libres. Querer está claro que quieren, de lo contrario no hubieran buscado en mitad de la temporada la adquisición de dos jugadores que terminan contrato en junio y de los cuales poseen los llamados derechos Bird.

Desde la franquicia ya se ha filtrado a ESPN que sus planes pasan por retener a los cuatro durante bastante tiempo y que el presupuesto para ello ya está pensado. No será asquible y la carga salarial aumentará mucho cuando toque extender el contrato a Ben Simmons, pero tantos años de travesía en el desierto hacen tolerables lujos que otros no pueden.

Sobraban jugadores y rondas

Recordemos que el quinteto titular de los 76ers a partir de hoy podría estar formado por Ben Simmons, J.J. Redick, Jimmy Butler, Tobias Harris y Joel Embiid, un cinco bastante potente como para aceptar que el Este está a su alcance a pesar de que la segunda unidad queda reducida en cuanto a calidad y efectivos.

A ese posible quinteto se ha llegado tras deshacerse de jugadores y rondas del Draft que los 76ers fueron acumulando gracias a un nefasto desempeño en las pistas. Por Butler entregaron a Dario Saric (llegado vía traspaso 12º del Draft 2014), Robert Covington, Jerryd Bayless y una segunda ronda del Draft de 2022; por Harris (más Boban Marjanovic y Mike Scott) el precio han sido dos primeras rondas (una propia en 2020 y otra de Miami en 2021), dos segundas rondas (2021 y 2023) además de Landry Shamet (llegado vía Draft 26º de 2018), Wilson Chandler y Mike Muscala.

Recordemos también los 76ers tienen a dos jugadores de puestos altos del Draft lesionados como si apenas fueran importantes en el futuro de la franquicia, Markelle Fultz (número 1 en 2017) y Zhaire Smith (número 16 en 2018). El caso de Fultz es especial porque hablamos de un jugador que apuntaba a estrella y no sabemos qué terminará siendo. A día de hoy se puede asegurar que los 76ers se equivocaron porque cambiaron la opción de elegir a Jayson Tatum por Fultz, pero como decíamos al principio, ese error o el de Jahlil Okafor (número 3 Draft 2015 dejando pasar a Kristaps Porzingis) no han penalizado lo suficiente como para que los 76ers no puedan ser considerados como un equipo con gran capacidad en la pista y los despachos durante los próximos años ocurra lo que ocurra con el número 1 del Draft de 2017.

Esta por ver si este último traspaso se revela como un acierto o un error debido a las rondas que entregan (especialmente la de Miami de 2021, sin protección), pero los 76ers ven factible conseguir el trono en el Este ya y no quieren demorar más su asalto a la conferencia. Añadir a su plantilla a dos jugadores de la categoría de Butler y Harris es una apuesta importante que debería salir bien siempre y cuando ambos continúen ligados a la franquicia con nuevos contratos.

Un par de estadísticas de los nuevos 76ers

Si la capacidad ofensiva de los 76ers ya estaba fuera de toda duda antes del traspaso de Harris, a partir de ahora tienen más fuego para castigar a sus rivales. Antes del traspaso Philadelphia era el único equipo con cuatro jugadores promediando al menos 17 puntos según ESPN Stats, pero desde que sea oficial dicho acuerdo serán cinco los hombres que pasen de esa cifra. Joel Embiid (27,4 puntos), Tobias Harris (20,9), Jimmy Butler (19,5), J.J. Redick (18,3) y Ben Simmons (17). A buen seguro la inclusión de Harris hará que todas las medias anotadores bajen, pero que este dato sirva para recordar que los 76ers tienen 5 jugadores que por si solos promedian 103 puntos por encuentro.

Otro dato interesante viene de parte de Synergy. De entre los 29 jugadores que esta temporada han podido disfrutar de 1.000 posesiones, Harris es el tercer con mayor eficiencia anotadora solo por detrás de Stephen Curry y Anthony Davis.

Vamos, que no todos los equipos pueden decir que pifiándola con dos elecciones altas (1º y 3º) en un periodo de tres años y sufriendo dos lesiones graves otros dos jugadores en otras dos elecciones top (1º y 3º) acaben luchando por el título durante un lustro si todo sigue como está planteado.

(Fotografía de portada: by Rob Carr/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!