Indiana Pacers, dos estrellas a cambio de una espera

El mejor rendimiento de Sabonis y Brogdon ha llegado por la generosa cautela que guarda la franquicia con Victor Oladipo

Hay que decirlo más, que apenas lo estamos oyendo últimamente. Qué enorme mérito tienen los vigentes Indiana .

Lejos de grandes mercados o de reconstrucciones no entendidas sin tanking y derrotas, los Pacers han alumbrado un estilo propio, muy efectivo, y del que brotan sorpresas que pocos esperaban. Todavía sin su gran estrella, Victor Oladipo, que se está tomando su tiempo para regresar, Indiana no solo ha conseguido establecerse como gran alternativa de su conferencia, sino que ha obtenido, de propina y gracias a sus pacientes hábitos, los servicios de dos nuevos jugadores de enorme influencia. Se han inventado dos estrellas.

Hablamos de y .

El lituano, cuarto en rebotes de toda la NBA, es el segundo jugador que más dobles-dobles (23) ha firmado hasta la fecha, solo por detrás de Giannis Antetokounmpo (24). Este chico de apellido que a todos nos hace sonreír ha incrementado sus puntos (de 14,1 el año pasado a 18,0), rebotes (9,3 a 13,3) y asistencias (2,9 a 3,8) en el presente curso; ha dirigido sus prestaciones al siguiente nivel, al de la élite de la Liga. La ausencia de Oladipo ha hecho que mire más que nunca a canasta (13,8 intentos por noche), convirtiéndose en una opción letal dentro de las inmediaciones de canasta (63,7% de acierto a menos de tres pies).

La zona es el área donde domina, pues Sabonis tiene los triples como asignatura pendiente (21,4% de acierto) todavía. Eso sí, sus artes se han hecho más abundantes y efectivas. Por ejemplo, es el segundo jugador de la competición que más pantallas coloca antes de canasta (7,5) de un compañero, solo por detrás de Rudy Gobert (7,8). Sus números han crecido, pero también lo ha hecho su entendimiento del juego y por ello Indiana ha obtenido con él una nueva estrella mientras Oladipo permanece apeado.

De hecho, el caso de Sabonis resulta de lo más llamativo, pues antes del comienzo de la temporada sonó con fuerza como posible exiliado en un traspaso, dado que las conversaciones de renovación no estaban dando en la diana. Lejos de haber divorcio con su equipo, el ‘hijísimo’ (que debería dejar de serlo) amplió sus votos en los Pacers hasta el año 2024. Menudo interior que ha atado Indiana para el futuro; el valor de esa extensión es ahora mismo incalculable.

Ya avisamos con Brogdon

El otro astro que se han encontrado los Pacers, sin esperarlo demasiado, es Malcolm Brogdon. Dos nuevas estrellas mientras velaban a la que creían única. El base se ha desmarcado de su rol exclusivo de gran defensor y lidera al equipo de Nate McMillan en puntos (18,9) y asistencias (7.6, top 6 de la Liga). Ya no solo es un complemento de élite atrás, está entre los mejores bases two way de la competición.

Brogdon también ha emitido, como Sabonis, un brinco demoledor que le convierte en potencial estrella secundaria para el horizonte de los Pacers. De 15,6 puntos ha pasado a 18,9 y de 3,2 asistencias a 7,6; y también acumula la mayor dosis de protagonismo en cancha de toda su vida (25,7% de usage). Junto con Sabonis, saca un rédito portentoso de las situaciones de pick and roll, que con él como gestor convierte en oro para su equipo.

Ejemplo de reconstrucción

Curiosa y admirable praxis de reconstrucción la de Indiana. No solo nunca plantearon una desmantelación sino que a cambio de la salida de su anterior estrella, Paul George, abonaron ya el verdoso presente; recordemos que a cambio del traspaso con Oklahoma, en 2017, llegaron el propio Sabonis y Oladipo a Indianapolis. No se puede reconducir de manera más acertada y breve un proyecto. Mérito y crédito ingentes para estos Pacers de Kevin Pritchard y McMillan; más cuando han parido dos estrellas de reparto con las que muy poca gente contaba.

Sirva pues este texto para memorizar sin excusa los saludables hábitos de Indiana. Nosotros ya lo habíamos resaltado en un par de ocasiones (tanto a Brogdon como al equipo entero) pero conviene no perderles la matrícula durante más tiempo.

(Fotografía de portada: Streeter Lecka/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Louis Williams estuvo cerca de retirarse en 2017; Doc Rivers lo impidió

James Wiseman, posible número 1 del draft 2020, abandona la NCAA

Siguiente