Desoladoras perspectivas: los Lakers (muy) fuera de playoffs

Luke Walton, la cruz… Kenny Atkinson y Doc Rivers, la cara

Esta vez, ni con . Su narrativa de pieza absolutamente intocable en postemporada, se derrumba ante lo que está por llegar. El microcosmos del rey durante la última década, ha ido estrechamente ligado (da igual el equipo) al concepto de contender. Este año, coincidiendo con el snack del All-Star, el guión se nos atraganta sin llegar a la anafase.

LeBron firmó por cuatro años con la franquicia angelina alimentando el discurso de que no se dejaría llevar por las prisas en esta ocasión; al unirse a un proyecto prometedor aunque joven, y con él como única superestrella, asumía que las opciones de hacerse con el título este año eran pocas (por no decir ninguna).

No eyebrow, no party

Volantazo invernal (¿algún sorprendido?) y proyecto prometedor aunque joven directo al Wallapop. La petición de salida de Anthony Davis a los Pelicans cambió los planes, y ante la posibilidad de obtener otro candidato al MVP ya, sin colas y sin tener que esperar al verano, Magic Johnson se vio empujado a la senda de la precipitación. Pero no coló. Y el proyecto laker, construido a base de Draft, por ahora sigue vivo.

Lonzo Ball, Kyle Kuzma, Brandon Ingram, Josh Hart… piezas a las que un nutrido grupo de lakerfans no les han perdido la esperanza de que exploten en grandes jugadores y terminen mutando en esas estrellas que tanto ansía y necesita James.

Pero esto, parece, es tan solo hablar de un futuro que aún no llega… mientras deambulan por un presente que no puede ser más desesperanzador. This is the wild, wild west, donde los Smith, Osman, Thompson, Clarkson o Green, vanguardia hace un año al otro lado del país, aquí serían pasto de los gusanos. Como Rondo, Ball, Ingram, Kuzma… y también James.

Conferencia Oeste (proyecciones)

Se queda en ‘el otro’ Staples

La realidad es esta. A fecha de hoy, los no están ni cerca de disputar los playoffs. El portal Teamrankings les da una probabilidad del 9,2% de alcanzarlos. Con siete plazas presuntamente blindadas (donde entran Rockets, Blazers, Jazz y Spurs, todos con más de un 90%), la octava estaría casi reservada para un equipo al que le han endilgado el colgante de tanking team de forma claramente precipitada: L.A. (76,4%).

Y aún por delante de los Lakers, para ahondar en la herida, los Sacramento (14,3%). Otro proyecto sumamente joven, sin Hall of Famers, pero que de la dirección de David Joerger y la batuta en pista de De’Aaron Fox, Buddy Hield, Bogdan Bogdanovic, y ahora con el espléndido fichaje de Harrison Barnes, apuntan a roster más complicado de batir que el de Luke Walton y cía.

Poco o nada cambia en caso de que Magic y Pelinka prefieran consultar otras fuentes. Las perspectivas son del mismo color: negro mordor. En la web Playoffstatus son ligeramente más generosos con sus opciones; un 14%. A años luz, no obstante, del 78% del octavo puesto de los Clippers y muy por detrás del 42% de los Kings. Mientras, en ESPN, descuartizan sus esperanzas en mil pedazos: 5,8%.

El calendario

El círculo se completa y termina de adquirir sentido cuando pasamos a analizar la dificultad del calendario que sucede al All-Star Wekeend.

Según Tankathon.com, a los Lakers les aguarda por delante la novena agenda más dura de toda la NBA (52%) y la tercera del Oeste, solo por detrás de Nuggets (54%) y Timberwolves (53,8%).

Conferencia Este: guerra sin cuartel

Al otro lado del meridiano, donde el nivel es inferior pero la batalla igual de cruenta, la cosa estará más apretada aún. Imposible adivinar qué ocho equipos alcanzarán la bandera. Aquí, salvo sinsentido, sólo cinco plazas ya en propiedad: Bucks, Raptors, 76ers, Celtics y Pacers…

… y deberíamos atrevernos a decir que seis. Porque según las previsiones, los Brooklyn no lo tienen hecho… pero casi. A pesar de contar con el tercer calendario más escarpado, la Fe en los chicos de Kenny Atkinson y su baloncesto es ciega. Ganado se lo han. La herencia de Prokhorov (en tiempo récord) a beneficio de inventario.

Teamrakings: 83% – ESPN: 83,2% – Playoffstatus: 83%

Dos plazas y cuatro indecisos

Por lo tanto, dos puestos a repartir. Dos peanas por las que morir. Aquí, los ganadores son impredecibles, y ni siquiera los especialistas y sus pomposos algoritmos logran ponerse de acuerdo.

Todos, eso sí, alcanzan el consenso en un punto: olvidémonos de los Wizards. Las llegadas de Jabari Parker y Bobby Portis por Otto Porter los ha terminado de matar. Sin John Wall ni Dwight Howard, dos de los motivos por los que en octubre se cosió en su alfombra la palabra aspirante, las opciones se disparan en sentido contrario; el Draft.

Conferencia Este (proyecciones)

Según Teamrankings, Pistons y Hornets (estos últimos, extrañamente, con el 2º calendario más brutal por lidiar) salen vencedores de la refriega, en detrimento de Orlando Magic y Miami Heat. Cómo vemos, la distancia entre unos porcentajes y otros es ridícula.

Playoffstatus intercambia Pistons por Magics, mientras que ESPN toma la senda restante y da el pase a Wade: Pistons y Heat.

Parches de última hora

Cabe recordar que aún hay de plazo hasta el 1 de marzo para que eqipos de una y otra conferencia limen sus plantillas.

Mientras franquicias con la mirada fija en el Draft liberan lastre en forma de buyout, otras tienen el arpón preparado en la entreplanta de waivers; adquisiciones con las que subir dos puntos o tres en estas sádicas
listas calificación  … lo que visto lo visto, puede ser muchísimo.

(Fotografía de portada de Al Bello/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!