Los 5 mejores jugadores de la historia de Boston Celtics


La NBA está suspendida hasta nuevo aviso pero el balón sigue botando en nbamaniacs. De cara a ofrecer el mejor contenido posible a los lectores durante el parón, hemos iniciado varios seriales con contenido único en los que se incluyen el recuerdo de grandes equipos que no lograron el anillo o un repaso a los pabellones NBA.

Siguiendo esa línea, también queremos echar un vistazo a los mejores jugadores de la historia de cada una de las franquicias de la NBA con un top-5 en el que abarcamos desde jugadores que destacaron hace décadas hasta el presente. Ahora toca analizar la división atlántico. Hoy hablamos de Boston Celtics.

Bill Rusell

11 anillos. A Bill Russell le faltan dedos para exponer su legado. Siendo jugador de Boston Celtics entre 1956 y 1969, este chico natal del estado de Luisiana es encarama al primer puesto de esta clasificación con todas las de la ley.

Aunque no fue elegido por Boston en el draft de 1956, sino por los St. Louis Hawks, Red Auerbach, enamorado de su juego, cerró un intercambio para que Russell fuese verde desde su debut en la NBA. Decir que fue un acierto es innecesario. En 13 temporadas en la Liga tuvo tiempo para ser 12 veces All-Star y conducir a los Celtics a 11 anillo –ocho de ellos consecutivos entre 1959 y 1966–. Y por si fuese poco, los dos últimos, 1968 y 1969, los logró intercalando los papeles de entrenador y jugador.

Fue el gran dominador de la NBA durante más de una década. Para el recuerdo de quienes lo vivieron quedan sus enfrentamientos con Wilt Chamberlain, quien pese a acaparar muchísimos récords históricos de la NBA, vio como su amigo le hacía sufrir hasta el límite con numerosas derrotas en las Finales. Allí, con ellos sobre la cancha, se fraguó esa enorme rivalidad Lakers-Celtics que aún perdura.

Russell acabó su carrera con un impresionante promedio de 15,1 puntos, 22,5 rebotes y 4,3 asistencias que lo sitúa como uno de los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos.

El dato: siendo para muchos el mejor reboteador de la historia, es líder en capturas totales en playoffs (4.104) y en las Finales (1.718).

Larry Bird

Si ‘lo mejor de los 80 fue el básket’ mucha culpa de ello la tuvo Larry Bird, un humilde chico de Indiana que llegó a Boston en 1979 para revolucionar la NBA junto a otras leyendas como su rival y amigo Magic Johnson.

Larry Bird es espíritu Celtics. Fueron 13 temporadas en las que enamoró a todos los que le veían jugar a la vez que iba cosechando un éxito tras otro. Su rivalidad con Magic Johnson, a quien ya se había enfrentado en la NCAA, hizo que su leyenda y deseo por ser mejor se viera alimentado constantemente. Frente a esos Lakers disputaría tres Finales ganando una de ellas. Fue exactamente en 1984 cuando los verdes se impusieron a los de oro y púrpura por 4-3 con Bird como MVP promediando 27 puntos y 14 rebotes. Sus otros dos títulos llegarían en 1981 y 1986, ambos frente a Houston Rockets.

12 veces All-Star, nueve apariciones en el mejor quinteto de la NBA, tres veces MVP de la temporada regular, dos veces MVP de las Finales… Sus números hablan para un mito que es a día de hoy el jugador con más puntos en playoffs como jugador de los Celtics (3.897), y eso que en sus primeros años en la Liga no existían los triples (ganó el concurso en las tres primeras ediciones disputadas en 1986, 1987 y 1988).

El dato: Con cuatro partidos con 50 o más puntos, el último de ellos el 10 de octubre de 1989 ante Atlanta Hawks, es el jugador que más veces ha alcanzado ese listón en la historia de Boston.

John Havlicek

Volvemos a los 60 para hablar ahora de un escolta de leyenda: John Havlicek. Formado en la Universidad de Ohio State, Havlicek era un chico capacitado para rendir a un gran nivel en casi cualquier deporte; tanto es así que en 1962 era elegido por Boston en la novena posición del draft a la vez que los Cleveland Browns de la NFL hacían lo propio. Para suerte de los Celtics, se decantó por la canasta.

Fueron 16 temporadas vistiendo el verde para convertirse en el jugador que más partidos ha disputado con la organización tanto en temporada regular (1.279) como en playoffs (172). En ese periodo lograría ocho anillos de campeón, seis compartiendo equipo con Bill Russell y otros dos cuando el pívot ya no estaba en los años 1974 (fue nombrado MVP) y 1976.

Con un promedio de 20,8 puntos, 6,3 rebotes y 4,8 asistencias durante su carrera, Havlicek es en estos momentos el máximo anotador histórico de la franquicia en temporada regular con un total de 26.395 puntos. Entre los reconocimientos que recibió se encuentran 13 presencia en el All-Star, cuatro apariciones en el mejor quinteto y otras tres en el mejor quinteto defensivo. Sin duda un jugador completísimo que escribió su nombre con letras de oro en la historia de los Celtics.

El dato: es el jugador con más tiros de campo anotados en un partido de playoffs junto a Michael Jordan y Wilt Chamberlain, todos ellos con 24. Havlicek lograría tal marca el 1 de abril de 1973 frente a Atlanta Hawks.

Bob Cousy

Bob Cousy fue sin duda un adelantado en su tiempo. Alejado de lo que por entonces era un deporte menos atractivo, llegó a Boston en 1950 para hacer brillar al equipo a través de su juego vistoso y veloz.

Pese a que en sus primeros años ya destacó como un jugador que hacía de todo sobre la pista –acabaría su carrera con un promedio de 18,4 puntos, 7,5 asistencias y 5,2 rebotes– Cousy no pudo llegar a unas Finales ni cantar victoria hasta que se unió al grupo Bill Russell. Junto al pívot formó un dúo imparable que se basaba en Russell cogiendo rebotes y Cousy lanzando el ataque a una velocidad vertiginosa. Con ese estilo llegaron seis anillos hasta que dejó los Celtics en 1963, siendo vigente campeón.

A título individual fue All-Star en todas las temporadas que pasó en Boston (13), formó parte del mejor quinteto de la competición en 10 ocasiones y fue MVP de la NBA en 1957, año en el que promedió 20,6 puntos, 7,5 asistencias y 4,8 rebotes. Con una excelsa visión de juego, es en estos momentos el mejor asistente de la historia de los Celtics con un total de 6.945 pases de canasta en temporada regular.

El dato: es el jugador que más tiros libres ha anotado en un partido al convertir hasta 30 el 21 de marzo de 1953 ante Syracuse Nationals.

Paul Pierce

Si hay un jugador que ha marcado la historia de Boston Celtics en el siglo XXI ese es Paul Pierce. Arribado a Boston como número 10 del draft en 1998, ya en su primer año demostró que estaba hecho para liderar el equipo promediando 16,5 puntos, 6,4 rebotes, 2,4 asistencias, 1,7 robos y 1 tapón.

Aunque en el presente podemos recordarle por el anillo de 2008 junto a Kevin Garnett, Ray Allen y Rajon Rondo, lo cierto es que anteriormente jugó hasta nueve campañas con los verdes entre las que estuvieron algunas de las mejores de su carrera a nivel individual. Especialmente importante –y dolorosa– fue la campaña 2001-02. En aquel curso, su cuarto en la NBA, Pierce se fue a los 26,1 puntos por noche para llevar a los Celtics a playoffs y conducirlos junto a Antoine Walker hasta las finales de la Conferencia Este frente a los Nets. En una dura serie los por entonces de New Jersey se impusieron por 4-2. En el siguiente lustro no llegó a acercarse a tal éxito.

Ya como veterano, a los 30 años y tras plantearse seriamente si debía dejar los Celtics, veía como en 2007 llegaban al equipo otros dos All-Star como Kevin Garnett y Ray Allen, quienes convirtieron un equipo de solo 24 triunfos en otro de 66 que terminaría ganando las Finales de 2008 a Los Angeles Laker por 4-2. En una fantástica serie de temporadas volverían a alcanzar la serie definitiva en 2010, pero en esta ocasión perderían 4-3 frente a los angelinos.

MVP de las Finales de 2008, acumuló hasta 10 presencias en el All-Star en sus 15 años con los Celtics convirtiéndose además en el jugador que más triples ha anotado en la historia del equipo con un total de 1.823.

El dato: En la temporada 2001-02 fue el jugador con más puntos totales al irse hasta los 2.144 para superar los 2.089 de Tim Duncan.

Otros jugadores en consideración

Este apartado podría ser prácticamente interminable en esta ocasión. Con una historia de más de 70 años, Boston ha visto pasar por su organización a numerosos jugadores que han marcado su historia. Así, y sabiendo que seguro que habrá alguno que merezca estar en esta lista y no aparecerá, empezamos por orden cronológico para destacar a Sam Jones. Llegando a los Celtics en 1957, pasó 12 años con el equipo para ganar hasta 10 anillos con Russell promediando 17,7 puntos por partido. Justo coincidiendo con su adiós en 1969 aterrizó en la franquicia JoJo White, quien se haría con los campeonatos de 1974 y 1976 compartiendo vestuario con John Havlicek y otro histórico como Dave Cowens, un fantástico jugador interior que promedió con los verdes 18,2 puntos y 14 rebotes en 10 temporadas.

Entrando ya en los 80 y conviviendo con Larry Bird no podemos obviar a Kevin McHale, quinto máximo anotador de la historia del equipo, a Robert Parish, máximo taponador con 1.703 tiros desviados, Cedric Maxwell, MVP de las Finales de 1981 con 17,7 puntos, 9,5 rebotes y 2,8 asistencias de promedio, y Dennis Johnson, quien fue muy importante en los anillos de 1984 y 1986.

Dando un nuevo salto y en punto intermedio encontramos a Antoine Walker, un jugador cuyo enorme talento nunca estuvo acompañado de buenas decisiones –perdería su fortuna–, pero que merece su sitio como pareja de lujo de Pierce en la carrera hasta las finales de la Conferencia Este de 2002. Para acabar, nos trasladamos a la última época gloriosa del equipo para nombrar a Kevin Garnett, Rajon Rondo y Ray Allen, quienes hicieron posible que Boston sumase su último anillo en 2008.


Mientras dure la crisis por el coronavirus publicaremos diariamente varios contenidos independientes de la actualidad. Bucearemos en la historia de la NBA, tanto en la reciente, como en la de todas las décadas anteriores. Aprovecharemos este parón de la competición para conocer mejor a los equipos, los jugadores, los entrenadores, los directivos, los partidos llamativos, los pabellones y los equipos históricos por una u otra razón. Lo haremos aquí y en Extra nbamaniacs, lugar donde seguiremos publicando contenido especial libre de publicidad para que los lectores puedan seguir apoyándonos directamente.

Todo este plan editorial lo llevaremos a cabo para entretenernos y pasar mejor estas semanas de encierro que nos quedan a casi todos. ¡Salud!

Anterior equipo analizado: Toronto Raptors. Próximo equipo: Los Angeles Lakers.

(Fotografía de Tim DeFrisco)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.