Los 5 mejores jugadores de la historia de Oklahoma City Thunder


Cerramos este periplo por la división noroeste con una franquicia historia que cambió de ubicación y nombre hace poco mas de una década. Hoy hablamos de los mejores jugadores de la historia de Oklahoma City Thunder, hasta 2008 los Seattle Supersonics.

Gary Payton

Iniciamos este recorrido por quien más partidos ha jugado, más asistencias ha repartido y más robos ha logrado en la historia de la franquicia. Gary Payton es sin duda la mayor leyenda de una franquicia que vivió sus mejores momentos mientras estaba asentada en Seatlle, si bien en Oklahoma City –como veremos– tampoco lo han hecho nada mal.

Elegido como número ‘2’ del draft de 1990, este chico natal de Oakland cogió directamente los galones del equipo para jugar en su campaña de novato los 82 partidos de temporada regular, todos como titular, y vivir en la primavera de 1991 sus primeros playoffs. Esa aventura de postemporada abriría una senda de ocho consecutivas en las que llegaría a disputar las finales de la Conferencia Oeste en 1993 para perder 4-3 ante Phoenix Suns, haciendo lo propio tres cursos después para derrotar a Utah Jazz 4-3 y plantarse en las Finales ante los Chicago Bulls de Michael Jordan. En aquella eliminatoria definitiva los Supersonics convertirían un 3-0 en contra en un ajustado 3-2; sin embargo, en el sexto partido los de Illinois terminarían por acabar con sus ilusiones. Payton, quien en aquellos tiempos estaba acompañado por otro enorme jugador como era Shawk Kemp, no volvería a pasar de la segunda ronda de playoffs hasta dejar el equipo en 2003.

En su trayectoria con la organización entonces situada en Seatlle, Payton sería nueve veces All-Star, sería incluido en el mejor quinteto de la NBA en dos ocasiones, estaría en el mejor defensivo en nueve oportunidades y llegaría a ser nombrado Mejor Jugador Defensivo de la Liga en 1996, justo coincidiendo con el año en el que llegó a las Finales.

El dato. Siendo miembro del Hall of Fame desde 2013, es el único jugador que ha logrado combinar en su carrera 20000 puntos, 5000 rebotes, 8000 asistencias y 2000 robos de balón.

Kevin Durant

Novato del Año en Seattle y MVP de la temporada regular en Oklahoma City mientras lideraba a los Thunder hasta las Finales de 2012. Los logros de Kevin Durant durante los nueve años que pasó en la organización hablan por sí solos. Desde su llegada en el draft de 2008 como número ‘2’ –el ‘1’ fue para Greg Oden–, los Thunder llegaron en hasta cuatro ocasiones a las finales de la Conferencia Oeste para alcanzar las Finales en solo una de ellas.

Coincidiendo con la eclosión de un Durant que por entonces ya era asiduo a rondar los 30 puntos de promedio, OKC dejó por el camino en 2012 a Mavericks, Lakers y Spurs hasta citarse en las Finales con los Miami Heat del Big Three que formaban LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh. Aunque no faltaron especialistas que daban como favoritos a los Thunder, la cruda realidad apareció frente a estos para recibir una dura derrota por 4-1 ante la que nada pudieron hacer los 30,6 puntos y 6 rebotes que promedió KD.

Aquel fue un golpe importante, pero lo cierto es que solo llevaba cuatro años en la NBA y tenía mucho tiempo por delante. Más doloroso fue lo ocurrido en 2016. Un Durant a pleno rendimiento se veía con los Warriors –vigentes campeones– y se ponía 3-1 arriba en las finales del Oeste para terminar cayendo por 4-3… Unas semanas después dejaba Oklahoma para firmar en la agencia libre justo con Golden State en el que ha sido uno de los movimientos más polémicos de los últimos tiempos en la Liga.

Ese final sin embargo no quita que desde su marcha OKC no ha vuelto a pasar la primera ronda de playoffs, y es que perdieron a alguien que con ellos fue siete veces All-Star (10 en total), MVP de 2014, MVP del All-Star de 2012, cuatro veces máximo anotador de la competición y cinco veces incluido en el mejor quinteto de la NBA (seis en total).

El dato. Curiosamente la mejor actuación anotadora de su carrera llegó justo contra Golden State Warriors el 17 de enero de 2014, día en el que sería hasta los 54 puntos.

Russell Westbrook

Tres temporadas consecutivas promediando un triple-doble… Se dice rápido, pero hacerlo suena –o al menos lo hacía– a imposible. Pues es justo lo que Russell Westbrook consiguió entre 2016 y 2019 para ser MVP en 2017; eso sí, sin ser capaz de llevar a los Thunder más allá de la primera ronda de los playoffs.

Elegido en el puesto número 4 del draft de 2008, Westbrook ha acumulado hasta 11 temporadas en el equipo para ser en el presente el máximo anotador de la historia de la franquicia con 18.859 puntos. Por el camino para llegar a tal marca llegó a disputar junto a Kevin Durant las Finales de 2012, en las cuales cayeron 4-1 ante Miami Heat pese a que él se fue hasta los 27 puntos, 6,6 asistencias y 6,4 rebotes de promedio. Posteriormente disputaría otras dos finales de conferencia sin suerte hasta la marcha de Kevin Durant en verano de 2016. Desde entonces, no ha conseguido volver a pasar de primera ronda hasta cambiar Oklahoma City por Houston.

En su larga etapa con los Thunder ha sido ocho veces All-Star (nueve en total), dos veces MVP del All-Star Game, dos veces máximo anotador, dos veces máximo asistente y elegido en otras dos ocasiones para formar parte del mejor quinteto de la competición.

El dato. El 2 de abril de 2019 entró con letras de oro en la historia de la NBA al firmar 20 puntos, 20 rebotes y 21 asistencias frente a Los Angeles Lakers. Tal combinación estadística no se veía la temporada 1967-68, cuando Wilt Chamberlain hizo 22 puntos, 25 rebotes y 21 asistencias.

Jack Sikma

Viajamos ahora bastantes años atrás, exactamente al periodo que va entre finales de los 70 y mediados de los 80 para hablar de uno de esos chicos que estuvo en los Supersonics campeones, los de 1979. Jack Sikma, quizás algo desconocido para el gran público, fue el ancla de un excelente equipo que contaba con dos fantásticos anotadores como Gus Williams y Dennis Johnson –quienes también podrían merecer estar en este top-5– y que disputaría tanto las Finales de 1978 como las de 1979.

Fue en la segunda de esas Finales, las de 1979, cuando Seattle lograría el único título de su historia al vencer por un contundente 4-1 a los Washington Bullets. En tal ronda definitiva Sikma sería un muro infranqueable para los capitalinos al conseguir 16,2 puntos, 14,8 rebotes, 3,2 tapones, 2 asistencias y 1,2 robos por noche. El excelente nivel que mostró no fue una sorpresa, ya que en los 715 partidos que jugó con la organización se marcharía hasta los 16,8 puntos, 10,8 rebotes y 1 tapón por encuentro.

La gran regularidad que mostró durante su carrera le permite ser en estos momentos el máximo reboteador de la historia de la franquicia con 7.729 rebotes a la vez que era siete veces All-Star (todas con los Sonics) e incluido en el segundo mejor equipo defensivo de 1982.

El dato. Miembro del Hall of Fame desde el año 2012, Sikma era uno de esos jugadores interiores capaces de ser casi infalibles desde la línea de tiros libres; tanto es así que fue el mejor de la NBA en 1988 con un impresionante 92,2 desde la línea de personal.

Shawn Kemp

Cerramos este top de grandes jugadores de la historia de los ahora Thunder con quien fue una auténtica bestia en los 90: Shawn Kemp. Durante los ochos años que pasó en los Supersonics, este chico nacido en el estado de Indiana se convirtió en una fantástica pareja de baile para Gary Payton, junto a quien llevó al equipo hasta las Finales de 1996. En aquella eliminatoria, en la cual perderían 4-2 ante los Bulls, Kemp firmaría unos fantásticos 23,3 puntos, 10 rebotes, 2,2 asistencias, 2 tapones y 1,3 robos.

Ese es un ejemplo del potencial de Kemp, pero solo una muestra de todo lo que hizo en los Sonics. Más de 20 años después de dejar el equipo aún sigue siendo el máximo reboteador del equipo en postemporada con 789 capturas, así como el segundo que más tapones ha colocado con 133. Tal despliegue le sirvió para ser cinco veces All-Star con el equipo (seis en total) mientras enlazaba seis campañas consecutivas por encima de los 15 puntos y 10 rebotes de promedio.

El dato. Entre 1994 y 1996 fue incluido en tres ocasiones consecutivas en el segundo mejor quinteto de la NBA.

Otros jugadores en consideración

Hora de cerrar el repaso a esta franquicia echando un ojo a esos otros jugadores que marcaron época en la misma. Así, y con el ya clásico orden cronológico, empezamos por Bob Rule, quien viviría los primeros cinco años de la historia del equipo llegando a ser All-Star en 1970. Con el coincidieron otros tres jugadores de un excelente nivel como Lenny Wilkens, quien tiene retirado su número ’19’; Spencer Haywood, quien sería cuatro veces All-Star con los Sonics mientras promediaba unos fantásticos 24,9 puntos y 12,1 rebotes con el equipo; y Fred Brown, quien pasaría las 13 temporadas de su carrera con la organización formando además parte del equipo campeón de 1979 y siendo hasta ahora el jugador con más puntos en un partido en la historia del equipo al irse hasta los 58. También de ese anillo, y ya anteriormente nombrados, no podemos dejar sin resaltar a Gus Williams, quien promediaría 28,6 puntos y a Dennis Johnson, quien sería elegido MVP de tal ronda definitiva pero que solo pasaría cuatro años con la organización.

Dando un nuevo paso al frente no podemos dejar en el olvido a Tom Chambers, quien sería MVP del All-Star de 1987, a Xavier McDaniel, que formaría parte del mejor quinteto de novatos de 1986, a Nate McMillan, quien pese a no destacar nunca por sus números se terminó convirtiendo en toda una institución con el equipo al pasar allí toda su carrera hasta ver retirado su número ’10’, y a Dale Ellis, que sería All-Star en 1989 promediando unos impresionantes 27,5 puntos por noche.

Iniciando sus carreras en los años 90 toca hablar de Sam Perkins o Detlef Schrempf, dos jugadores que formaron parte de la plantilla que llegó a las Finales de 1996, y sobre todo de Rashar Lewis, que pasaría hasta 9 temporadas con el equipo para llegar a ser All-Star en 2005. Y junto a él, uno de los mejores de la historia de la NBA, Ray Allen, quien mostró el mejor nivel de su carrera con la camiseta de los Supersonics para conducir al equipo hasta las semifinales de la Conferencia Oeste en 2005, eliminatoria en la que caerían ante los Spurs por 4-2.

Y sí, viviendo prácticamente el presente no podemos dejar atrás a jugadores como James Harden o Serge Ibaka, piezas esenciales en la clasificación de los Thunder para las Finales del 2012, y a Steven Adams, quien en estos momentos es el principal estandarte de un equipo con el que lleva jugando desde 2013.


Mientras dure la crisis por el coronavirus publicaremos diariamente varios contenidos independientes de la actualidad. Bucearemos en la historia de la NBA, tanto en la reciente, como en la de todas las décadas anteriores. Aprovecharemos este parón de la competición para conocer mejor a los equipos, los jugadores, los entrenadores, los directivos, los partidos llamativos, los pabellones y los equipos históricos por una u otra razón. Lo haremos aquí y en Extra nbamaniacs, lugar donde seguiremos publicando contenido especial libre de publicidad para que los lectores puedan seguir apoyándonos directamente.

Todo este plan editorial lo llevaremos a cabo para entretenernos y pasar mejor estas semanas de encierro que nos quedan a casi todos. ¡Salud!

Anterior equipo analizado: Utah Jazz. Próximo equipo: Atlanta Hawks.

(Fotografía de Brian Bahr/Allsport)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.