Los Knicks sin Amare Stoudemire

Ventajista. Decir que los están mejor sin Amare Stoudemire sólo por los seis partidos jugados y ganados esta temporada sin el power forward titular –titular a razón de 20 millones de dólares esta temporada–, es ventajista. Deja de serlo, pero empieza a ser preocupante para Amare, si echamos un vistazo a la trayectoria del jugador en su actual equipo, los Knicks.

Tras su llegada a la Gran Manzana los Knicks han ganado 84 partidos de liga regular y han perdido 70. El porcentaje de victorias es de 55%. Pero Stoudemire se ha perdido 29 partidos (de los 154 disputados) y el récord de la franquicia es sensiblemente mejor (23-6; 79%). Esta temporada invictos, hoy disputarán el séptimo partido ante los Grizzlies, pero ya han caido Heat, Spurs, Mavs, Magic y dos veces los Sixers.

El fulgurante inicio de esta temporada, el episodio del extintor en plena postseason pasada, jugando de “cuatro”, la supuesta indolencia defensiva de Stoudemire, J.R. Smith abandonando la vida nocturna, … todo parece alejar a Stoudemire de lo que ya hemos llamado el nuevo mundo de los Knicks.

Al mejor rendimiento de Knicks sin “Stat”  se ha unido esta semana el fichaje de Mike D’Antoni por los Lakers. D’Antoni, Steve Nash y nuestro protagonista fueron los pilares de los mejores Phoenix Suns del siglo XXI. Es por ello que no pocos sueñan con Stoudemire cambiando de franquicia. Difícil, con un contrato gigantesco.

Y así, con los mejores Knicks en mucho tiempo no pocos le desean a Stoudemire una larga recuperación, cuando lo mejor para su equipo sería una corta recuperación y una corto período de integración en estos nuevos Knicks.





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.