Los Spurs de Popovich (III)


La primera parte de esta saga sobre San Antonio la puedes encontrar aquí. La segunda, aquí.


“No puede impedirse el viento, pero pueden construirse molinos”, reza un conocido proverbio holandés. Aceptar nuestras debilidades en lugar de insistir en ocultarlas es la mejor forma de adaptarse a la realidad que nos rodea. A finales de 1999, en San Antonio soplaban aires de cambio y una necesidad imperante de renovación.

Al desmantelamiento de los Bulls tras la retirada de Michael Jordan le había acompañado el paulatino marchitamiento de proyectos aspirantes como el de Utah, Houston, Nueva York, Seattle y, posteriormente, Indiana. Este estruendo competitivo había sido aprovechado por los de Texas para capturar el ‘anillo del asterisco’ pero la amenaza de la vejez también los señalaba directamente. Los David Robinson, Avery Johnson, Sean Elliott, Steve Kerr, Terry Porter y compañía superaban o rozaban la decena de temporadas en la NBA y la irrupción de nuevos equipos mucho más frescos se erigía como una muralla muy difícil de rebasar.

Sin nadie en el timón de la liga, los Lakers apostaron por Phil Jackson como capitán de una nave liderada por la dupla O’Neal-Kobe. El resultado fue un ‘Three-Peat’ con muy poca oposición (a excepción de Portland y Sacramento) y unos Spurs que hincaron la rodilla en dos ocasiones ante la fortaleza angelina. Tim Duncan había sido elegido MVP de la temporada en 2002 pero era necesaria savia nueva para competir de tú a tú con las piernas frescas y los gruesos hombros de los nuevos contenders. “Si siguen jugando de esta forma ningún equipo tendrá la oportunidad de ganarles”, explicó David Robinson. Serían los propios Spurs los encargados de plantar cara a esta nueva dinastía y poner de manifiesto lo ‘salvaje’ que podía llegar a ser el Oeste.


Para leer este texto y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)

Pincha aquí para conocer todos los detalles.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.