Mo Bamba y Wendell Carter Jr., ¿sólo puede quedar uno?


El cierre de mercado supuso el inicio de una reconstrucción anunciada en Orlando. La front-office de los Magic desmanteló por completo la columna vertebral del equipo mediante los traspasos de Nikola Vucevic, Aaron Gordon y Evan Fournier.

La operación por el internacional montenegrino fue de todas ellas la que comprendió una mayor magnitud. Los Magic recibieron desde Chicago un paquete compuesto por Wendell Carter Jr., Otto Porter Jr. y dos primeras rondas protegidas del draft (2021 y 2023) a cambio de Nikola Vucevic y Al-Farouq Aminu.

Las numerosas lesiones empujaron a la directiva a confirmar la renovación del proyecto antes de lo deseado. Y en el caso de Vucevic, dos son las razones principales por las que se aceptó la oferta de Arturas Karnisovas.

En primer lugar, desprenderse de su máxima estrella asegura un menor número de victorias y un mejor posicionamiento de cara al prometedor draft de 2021. Y segundo, la propuesta de los Bulls incorporaba un valor añadido: los 28,4 millones de dólares de Porter Jr. que despejarán de las cuentas al ser expiring. Además, enviar a Aminu a Illinois ahorra otros 10,2 millones más de su opción de jugador para el curso 2021-22.

Así, la gran contrapartida tangible –a la espera de lo que puedan dar de sí los dos picks del draft– se limita exclusivamente a Wendell Carter Jr. El propio Nikola Vucevic ya había recalado en Orlando en 2012 como parte del traspaso de Dwight Howard a Los Angeles Lakers. El entonces sophomore había sido incluido en la operación como una pieza más que secundaria para, con el paso de los años, erigirse como el principal activo de valor de aquel acuerdo. Un camino que puede seguir el de Georgia. O quizá no, pues la competencia es ahora mayor.

Las lesiones limitaron considerablemente sus dos primeras temporadas en la NBA. A pesar de esta intermitencia, Carter Jr. ha demostrado un gran potencial defensivo y unas capacidades físicas adaptadas al baloncesto actual. Unas cualidades con mucho recorrido a sus 21 años de edad.

Ahora bien, el roster cuento con otro perfil interior muy prometedor en Mo Bamba. También muy joven, como recogen sus 22 primaveras, y con un historial de lesiones igual de preocupante a pesar de su reducida experiencia en la liga. Curiosamente, ambos son resultado de la camada del draft de 2018, donde fueron seleccionados uno inmediatamente después del otro: Bamba en sexta posición y Carter Jr., en séptima.

Tras haber consumido dos temporadas y media con sus respectivos vaivenes, la curva de desarrollo de Carter Jr. presenta mayores avances que la de su homónimo en la pintura, principalmente en el apartado físico e impacto defensivo. Por su parte, Bamba parte con ventaja en otros aspectos: como protect rim y como poseedor de un rango de tiro muy superior. En efecto, Bamba promedia 38,5% en triples este curso. A lo largo de su carrera ha anotado un total de 83 tiros de tres puntos, casi la misma cifra que los intentados por Carter Jr. (96, con un acierto del 22,9%).

Así, la sensación general que comparten cuerpo técnico y directiva es que todavía no han podido presenciar ni mucho menos la mejor versión posible de Bamba. Quizá, el escenario se podría resumir de la siguiente manera: Carter Jr. es mejor jugador actualmente, con un suelo más alto, pero el techo de Bamba se atisba más alto que el de su actual compañero.

El plan de los Magic no se prolongará más allá de la próxima temporada. Es muy posible que ambos jugadores confirmen su evolución en lo que resta de campaña, continúen su desarrollo durante el verano y prolonguen su batalla personal el siguiente curso. La temporada 2021-22 será vital para ambos en distintos frentes.

Primero, lograr una regularidad suficiente en cuanto a minutos en pista y eludir las lesiones. Y segundo, porque los dos jugadores se convertirán en agentes libres sin restricciones en verano de 2022 si rechazan las respectivas opciones recogidas en sus contratos de novato.

En esta ecuación, además, hay que contar con un posible tercer actor inesperado. Los Magic han caído en picado en la Conferencia Este y postulan con fuerza para el peor récord de toda la NBA. Eso significa disponer de muchas probabilidades de seleccionar en primera posición en el draft de 2021. Y mucho ojo, porque varios medios, entre ellos The Athletic, sugieren que los Magic no dejarán pasar al center de los Trojans Evan Mobley si se pone a tiro. Si esta elección se termina materializando, indudablemente confirmaría la salida de Mo Bamba o Wendell Carter Jr., o, incluso, de ambos, aunque este escenario parece menos probable.

Así, sendos ‘5’ estarán obligados a aprovechar al máximo sus minutos, tanto para demostrar su valía en la pista como para garantizar una renovación importante durante la agencia libre de 2022. En el caso de los Magic, tienen por delante todo un año para estudiar cuál de ellos se adapta mejor en la proyección a largo plazo del equipo.

(Fotografía de portada de Harry Aaron/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.