El futuro de los Pacers en cuatro preguntas

Puede ser el verano clave del proyecto Victor.

Dejando a un lado el clarísimo 4-0 de los Milwaukee Bucks (casi imposible que pasara otra cosa dadas las circunstancias), hoy estaba preparado para escribir la columna sobre el verano que tienen por delante tanto Indiana como Utah Jazz (de los Pistons ya hablaremos otro día). Pero Donovan Mitchell no se ha querido ir de vacaciones… No todavía.

El corazón y la garra del equipo de Snyder, con algún que otro héroe esperado/inesperado por el camino (Crowder y Favors han sido decisivos, y también un Ricky Rubio agresivo que ha batido su récord personal de asistencias en playoffs), han mandado la serie de vuelta a Houston. Y yo, respetando los deseos de Donovan (¡19 en el cuarto cuarto!), me voy a centrar entonces en el dificilísimo verano que afrontan ahora los Pacers. Un verano lleno de ilusión, de millones y, sobre todo, de decisiones que marcarán el futuro de la franquicia.

¿Puede caer un pez gordo?

Es la primera pregunta que me haría si formara parte del equipo de toma de decisiones de los Pacers. Con la supuesta subida del límite salarial hasta los 109 millones para la temporada que viene, lo normal es que los Pacers, antes de entrar en las diferentes operaciones, cuenten con unos 50 millones de dólares para arrancar la agencia libre. Y con Oladipo y atados a largo plazo, una tercera gran pieza (una segunda estrella para acompañar a Oladipo) podría poner al equipo al nivel de los mejores de la conferencia este.

La clase de agentes libres 2019 es tan amplia y tan exageradamente talentosa que, con lo que ofrecen deportivamente los actuales Pacers y el dinero que tienen en caja, igual pueden atraer a un pez gordo para dar el salto definitivo.

¿Quién tiene que renovar sí o sí?

La segunda pregunta es tan importante al menos como la primera. Los propios Pacers verán cómo hasta seis de los jugadores más importantes de su actual plantilla salen libres al mercado en los próximos meses: Thad Young, , Darren Collison, Cory Joseph, Wesley Matthews y Tyreke Evans serán agentes libres.

Prioridad debería ser atar a los dos primeros, sobre todo si pueden conseguir a un gran base (o al menos a uno de garantías) en el mercado. Los demás ya dependerán del dominó.

¿Turner y/o Sabonis?

Es una pregunta que quizás puedan posponer una temporada más, pero ya es un tema de conversación habitual cuando se habla de los Pacers y este verano tienen la primera piedra de toque: con Myles renovado (firmó el verano pasado su extensión), llega el verano en el que ya es elegible para firmar su propia extensión.

Tanto Sabonis como Turner han cerrado una gran temporada, la mejor de sus carreras en ambos casos. Pero la pregunta que está en el aire es la siguiente: ¿pueden jugar juntos? Y si la respuesta es no, ¿pueden los Pacers permitirse renovar a ambos o deberían elegir a uno y traspasar al otro?

Este verano aún pueden optar por el patadón hacia delante, no extender a Sabonis y lidiar con este tema cuando sea agente libre restringido en 2020 (tendrán menos posibilidades de pescar algo importante en un hipotético traspaso según avancen los meses) pero, en cualquier caso, la decisión va a estar ahí y va a ser una de las claves del futuro de la franquicia.

¿Cuándo y cómo volverá Oladipo?

Esta última es la pregunta que nadie quiere hacerse. Pero también está ahí… La mentalidad de Dipo y su ética de trabajo nos obligan a pensar que volverá adelantando plazos y que recuperará sin problemas su nivel, pero veremos si es capaz de recuperar la explosividad.

En cualquier caso, en Indiana tienen que trabajar como si no hubiera duda alguna al respecto. Tienen que responder a las tres preguntas anteriores, intentando configurar la mejor plantilla posible para la próxima temporada, y dejar que sea el propio Oladipo quien responda a esta última pregunta a su regreso.

Vienen curvas en Indiana. Pero también oportunidades.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

El mejor Giannis Antetokounmpo completa el 4-0 de Milwaukee a los Pistons

Los Phoenix Suns despiden a Igor Kokoskov

Siguiente