El jugador que más gana de la historia

ha ganado otro (acojonante) partido él solo. Y ha cerrado con 47 puntos y un triplazo (esta vez, bien diseñado por Donovan) una increíble remontada en Brooklyn. Hoy podría escribir de cualquiera de los dos, pero me voy a quedar con el Cyborg que juega desde hace unos meses con la camiseta de Toronto .

Evidentemente, hablo de . Y de lo que nos perdimos todos los amantes de esta maravillosa liga la temporada pasada sin él…

Estaba viendo el partido ante los Sixers y me han rebotado dos cosas en la cabeza. La primera es un dato increíble que dio la televisión canadiense hace un par de días. Ahora os cuento. Y la segunda, una sensación propia que me lleva a creer en estos Raptors como principales candidatos a jugar las Finales de la a día de hoy.

Nadie ha ganado más

Empecemos con el dato: Kawhi Leonard es el jugador con mejor porcentaje de victorias de la historia de la NBA. La televisión canadiense enseñaba hace unos días un gráfico en el que Kawhi (casi 77% ahora) aparecía en el primer lugar de una lista en la que le acompañaban en el podio (74%) y (73,6%). Poca broma.

A algunos les sorprenderá el dato y otros pensarán que jugó desde el principio en San Antonio con leyendas de este deporte a ambos lados. A los que seáis de esta segunda línea (toda la razón del mundo), os diría también que penséis que tiene mejor porcentaje que todos ellos. Y, efectivamente, hablamos de leyendas. Pero el Cyborg lo gana todo. Y lo digo completamente en serio.

La segunda parte es esa sensación de la que hablaba. Una sensación que aparece cada vez que veo a los Raptors y que me impide pensar que van a perder el partido. No se cómo, pero la sensación es que siempre van a estar ahí para ganarlo. Por regularidad, consistencia, profundidad, defensa…

Siempre compiten

Ahora, ¿qué dicen los números sobre esa sensación?

Los Raptors están 21-5 tras su victoria ante los Sixers (36+9 de Kawhi con cinco robos y 5/6 en los triples…), mejor récord de calle en la NBA. Pero es cierto que perdieron el lunes contra los Nuggets, otro de los grandes equipos de este inicio de temporada. ¿Cómo lo hicieron? Por tres puntos, tras una falta rara (porque no es una cosa que se suela pitar en finales apretados: antes del saque de banda) y después de que Kawhi (aquí viene el Cyborg otra vez) empatara el partido a siete segundos del final. Siempre están ahí…

De las cinco derrotas de Toronto, una llegó sin Kawhi, otra en el tiempo extra y otras dos se quedaron en solo una posesión (dos y tres puntos). Solo los Pelicans en Nueva Orleans y los Bucks en Milwaukee consiguieron que los Raptors de Kawhi llegaran sin opciones al último minuto del partido. Decidme que no es impresionante…

En fin, que lo del Cyborg está ahí. Que no son solo números y tampoco es solo una sensación. Solo sabe ganar, competir.

Y, si no pasa nada raro, en mayo estará ahí. A las puertas. Y con ganas de seguir.

(Fotografía de portada: Tim Bradbury/Getty Images)