La sorpresa de Malik

Denver suma y sigue. Y no para de sorprender.

Noche de las buenas en la . De las mejores. Grandes partidos (el triunfo de los Blazers), sorpresas (Houston…), tres prórrogas en Cleveland, barbaridades varias (algunas inesperadas: 44 de Siakam, 37 de Otto Porter y 42 de Jordan Clarkson) y un regreso muy especial: el debut de Isaiah Thomas con los Denver Nuggets tras 11 meses sin pisar las canchas. De todo y a la carta. Para variar.

Mi ordenador y yo hemos volado hasta Colorado. Era el partido que más me apetecía, la verdad. En parte, curiosidad por el regreso de Isaiah (ha dejado dos triples en un gran final de tercer cuarto). Pero sobre todo, ganas de ver a estos ya no tan sorprendentes Denver y a los divertidísimos (y llenos de potencial) Sacramento .

Y ha sido viendo el partido, pensando en si quería escribir algo sobre Isaiah, Hield o Bagley, cuando me he dado cuenta… ¡Todavía no hemos hablado de Malik JonMikal Beasley!

Se me ha hecho muy raro, porque es una de mis historias favoritas de la temporada (igual he visto demasiado a los Nuggets…). Y además es un día regular para hablar de él porque se ha autoexpulsado (doble técnica bastante tonta). Pero da igual. Vamos al lío: Beasley, que hasta hace un par de meses era un joven jugador de rotación con muy poco impacto en los resultados de su equipo, se ha convertido en la última gran perla de la factoría de Mike Malone. Y en uno de los jóvenes más sorprendentes de toda la NBA. Ojo…

Oportunidad

Tercer año en la liga, 22 primaveras recién cumplidas y un pasado reciente en el que se veía talento, pero era imposible imaginar el potencial que ahora vemos despegar. Menos de cuatro puntos por partido en sus dos primeras temporadas, siete y nueve minutos (en los partidos que jugaba…) y poco más. Hasta ahora… Hasta que empezó a encadenar partidos de 15 y 20 puntos desde el banquillo. Y hasta que, tras otra lesión de (vaya temporada de enferemería la suya…), le llegó la oportunidad de ser titular.

Si miramos los promedios de temporada de Beasley, llama la atención el aumento de minutos (14 más por partido), la anotación (de 3,2 a 11,8 puntos) y lo cerca que está del 50-40-90 en los tiros (50% en tiros de campo-43,7 en los triples-87,8 en los libres). Pero son números que no cuentan toda la verdad. ¿Qué parte es el Beasley suplente y qué parte el Beasley titular?

Barbaridades…

En sus últimos siete partidos, todos como titular, Malik promedia (agárrense fuerte) 20,9 puntos en 32 minutos de juego. 20,9 puntos que llegan al marcador de los Nuggets con un 54,5% de acierto en los tiros, un 49% en los triples (lanzando siete por duelo) y un 92,3% en los tiros libres. Barbaridades, vamos.

Atrevido y fresco, toma decisones rápidas, aprovecha todo lo que genera Jokic, no pierde balones… Impresionante, de verdad. Incluso hoy que se ha autoexpulsado.

Han vuelto a encontrar oro en las minas de Colorado.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

LeBron, el mejor pagado sumando ingresos dentro y fuera de la pista

Notable regreso de Isaiah Thomas a las pistas 11 meses después

Siguiente