Previa NBA 2016-17: New Orleans Pelicans

Así empiezan la temporada

Un mercado complicado. Es cierto que insistían con ese quinteto sobresaliente en nombres (Holiday-Gordon-Tyreke-Anderson-Davis) y éste no terminaba de dar resultados. Ya fuera por lesiones o por inconsistencia. El caso es que, siendo comprensivos, los necesitaban cuando menos una pequeña revolución. Y ésta ha tenido lugar con las salidas de dos piezas importantes cómo eran Ryan Anderson y Eric Gordon, camino de Houston. No obstante, lo que ha venido es igual de inquietante o más en cuanto a su fiabilidad.

Aún así hay figuras reseñables en sus importaciones. y son los que pueden marcar la diferencia —tanto por encima como a ras del suelo—. Luego, Dell Demps se ha hecho con buenos jugadores de rotación con Langston Galloway, E’Twaun Moore y Solomon Hill. Y para que reine siempre el buen rollo ahí estará —si no le cortan antes— la figura de Robert Sacre. Bien. Todo correcto.

Lo que son las cosas, el mejor fichaje estival en New Orleans puede que no proceda de ningún equipo de la NBA, sino de otras prometedoras siglas. ¡Desde la NCAA, con el nº6 del Draft… Buddy Hield! Y no tengo más que remitirme a mi análisis del draft para recordaros lo que viene a ser este jugador. DI-NA-MI-TA.

Boom de escoltas. Según como los ubica ESPN, contamos hasta ocho. Por un sólo alero. Existe una preocupante descompensación en la plantilla de Alvin Gentry, porque tampoco es que vaya sobrado de bases ni pívots de calidad. Para su fortuna, dentro de su superpoblación de shooting guards hay un par de ellos muy versátiles que pueden desplazarse sin apuros a la peana del ‘3’. A Stephenson y Tyreke creo que les veremos a menudo en ese rol de eslabón interior/exterior.

El caso Holiday. No sabemos cuanto va a durar, pero confiemos, tanto por él como por su equipo, que no demasiado. Problemas serios de salud de su mujer antes de dar a luz le tienen apartado de las canchas. Y restringiendo al tema del baloncesto, es una recurrente desdicha. Había superado el trance de las lesiones, había recuperado su explosividad, y la mala fortuna vuelve a cruzarse con él. ‘La Ceja’, más lo que ha llegado no alcanza sin su base titular. Sin su base ‘au de All-Star’.

La plantilla

Altas: Terrence Jones (Houston), Lance Stephenson (Memphis), Solomon Hill (Indiana), E’Twaun Moore (Chicago), Langston Galloway (New York), Tim Frazier (Portland), Robert Sacre (L.A. Lakers), Buddy Hield (Oklahoma City), Cheick Diallo (Kansas), Quinn Cook (D-League), Shawn Dawson (Maccabi Rishon).

Siguen en el equipo: Alexis Ajinca, Omer Asik, Dante Cunningham, , Tyreke Evans, Alonzo Gee, Jrue Holiday, Quincy Pondexter.

Bajas: Eric Gordon (Houston), Ryan Anderson (Houston), Ish Smith (Detroit) Luke Babbit (Miami), Norris Cole (Shandong Golden), James Ennis (Memphis), Jimmer Fredette (Shanghai Sharks), Bryce Dejean-Jones (fallecido), Toney Douglas (Cleveland), Jordan Hamilton (BC Krasny), Orlando Johnson (Milwaukee), Kendrik Perkins (agente libre), Nate Robinson (Hapoel).

Rotación 2016-17

  • Bases: Jrue Holiday, Tim Frazier, Quinn Cook.
  • Escoltas: Tyreke Evans, Lance Stephenson, Quincy Pondexter, E’Twaun Moore, Buddy Hield, Alonzo Gee, Langston Galloway, Shawn Dawson.
  • Aleros: Solomon Hill.
  • Ala-pívots: Anthony Davis, Terrence Jones, Dante Cunningham, Cheick Diallo.
  • Pívots: Alexis Ajinca, Omer Asik, Robert Sacre.

La estrella

Anthony Davis (ala-pívot, 23 años)

¿El mejor interior de la liga? Puede que sí, pero deberá demostrarlo. De acuerdo, aún con lesiones y perdiéndose 21 partidos de regular season, Anthony Davis se las ha apañado para promediar 24,3 puntos y 10,3 rebotes. Pero le pedimos más porque sabemos que puede dar mucho más. Se está acostumbrando a alejarse en exceso de la pintura para favorecerse de su buen tiro de media y larga distancia, y eso no me gusta. Un buen ariete golpeando en el pulmón de la fortaleza hace más daño que un arquero. AD23: vuelve a tu zona; vuelve a dominar la pintura… y tu nombre volverá a sonar para el MVP.

El recién llegado

Lance Stephenson (escolta, 26 años)

Sin vacilar un milisegundo me quedo con él. Por un instante lo vi en China. No sería ni el primer ni el segundo jugador válido que la NBA deja sin contrato obligándolo a emigrar. Stephenson no es válido… ¡es muy válido! Y en los Grizzlies nos demostró que está encendido. Ha vuelto ese crossover loco, esas fintas cargadas de parkinson que desmontan a su rival. Lance es un genio anárquico al que si logras meter mínimamente en vereda y lo mantienes feliz, te puede dar mucho más de lo que te quita.

Más allá de su estilo estrambótico, este escolta, que verá minutos de alero, tiene una privilegiada visión de (p)base. Y sin Jrue, ahí tiene Gentry a su bomba de relojería para hacer saltar defensas rivales.

El jugador de futuro

Buddy Hield (escolta, 22 años)

Sin poder repetir a AD en otra sección —apenas un año mayor— la elección no puede ser otra que el polvorín que viene de liarla por todo lo alto en su año senior en Oklahoma. No mucho que añadir todavía a lo desnudado sobre él en el Draft. Bueno, sí. Que el traje no le queda grande. Está listo para el salto lunar, y en su debut de pretemporada 19 puntos para quitarse los nervios. ¡Es que tira muy bien el nene!

Habiendo perdido a Anderson y Gordon, no es que Hield vaya a ser el jugador del futuro, es que tiene justo las virtudes para ayudar a su franquicia desde ya. Lo hemos dicho antes, su posición en parqué es el metro de Tokio en hora punta; pero estoy convencido de que Andry hallará minutos para que podamos ver la muñeca láser de este rookie a menudo en funcionamiento.

Resumen de franquicia

  • Entrenador: Alvin Gentry (2ª temporada en el equipo).
  • Clasificación 2015-16: 30-52 (12º Oeste).
  • Espacio salarial: $-4,6 millones.
  • Agentes libres más importantes en 2017: Jrue Holiday, Tyreke Evans, Lance Stephenson, Terrence Jones, Langston Galloway (opción de jugador).

El pronóstico

Elio Martínez, director de nbamaniacs, dará un pronóstico personal y subjetivo sobre lo que cree que hará cada franquicia durante la temporada 2016-17.

Otro pronóstico trampa. Los Pelicans tienen una plantilla descompensada —es cierto que la escasez de aleros es una constante en varios equipos de la liga—, suelen arrastrar problemas de lesiones, Holiday no se sabe cuándo volverá y el estado mental de Stephenson es una incógnita. No obstante el Oeste en su clase media premiará a equipos que loften buenas rachas de resultados y los Pelicans son capaces de ello si Davis entra en combustión y sus compañeros le siguen el ritmo. O dicho de otro modo: si Davis hace campaña para estar en el top-3 para el MVP, algo factible, los Pelicans lucharán por los Playoffs.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Anthony Parker entra al Hall of Fame del Maccabi

Stan Van Gundy busca cambios en su quinteto para mejorar defensivamente

Siguiente