Previa NBA 2017-18: Detroit Pistons


Ante el inminente comienzo de un nuevo curso hacemos un repaso a los 30 equipos de la competición de cara a la temporada 2017-18 NBA. El campeonato de los Warriors y la confirmación de que Golden State será una potencia durante varios años ha conllevado que numerosos equipos hayan realizado grandes apuestas durante el verano y otros hayan optado por dar un paso atrás.

Detroit Pistons

Balance 2016-17: 37-45 (10º Este, no clasificado para playoffs).

Entrenador: Stan Van Gundy (4ª temporada en el equipo).

Agentes libres más importantes en 2018: Avery Bradley, Anthony Tolliver, Stanley Johnson (opción equipo).

La plantilla

Altas: Avery Bradley, Dwight Buycks, Langston Galloway, Luke Kennard (Draft), Luis Montero, Eric Moreland, Landry Nnoko, Anthony Tolliver, Derek Willis.

Bajas: Aron Baynes, Kentavious Caldwell-Pope, Michael Gbinije, Darrun Hilliard, Marcus Morris, Beno Udrih.

Siguen: Reggie Bullock, Andre Drummond, Henry Ellenson, Tobias Harris, Reggie Jackson, Stanley Johnson, Jon Leuer, Boban Marjanovic, Ish Smith.

Así encaran la temporada

La Motown quiere volver a rugir. Con un proyecto que va ganando años de experiencia, Stan Van Gundy espera que sus Pistons se conviertan en ese clásico equipo que, sin ser favorito en muchas ocasiones, alcance el grado de rival al que nadie gusta enfrentar. Para conseguirlo el camino debe ser la defensa. Para empezar cuentan con Andre Drummond, una pieza que si bien ha mejorado ofensivamente en los últimos años, destaca sobre todo por su capacidad para intimidar y cerrar el aro. El curso pasado el pívot promedió 13,8 rebotes y 1,1 tapones en solo 29,7 minutos por partido, números que dan idea de su potencial.

Si Drummond se ocupa de la pintura, el perímetro debe ser para Avery Bradley. Recién llegado desde Boston mediante un traspaso realizado a primeros de julio, este escolta formado en Texas es para muchos de sus compañeros uno de los mejores defensores exteriores de la liga. Cierto es que Kentavious Caldwell-Pope tampoco era mediocre en este apartado, pero con Bradley el salto de calidad es palpable. Con él y Drummond a la cabeza, los de Michigan deben encontrar ese ritmo colectivo en defensa que puede marcar la diferencia en momentos decisivos.

Pero no todo será proteger la canasta. Si en Detroit quieren alcanzar la postemporada —debe ser el objetivo en una conferencia Este venida a menos—, tendrán que mejorar enormemente la fluidez ofensiva, ya que el curso pasado fueron el 25º peor equipo de la competición con 103,3 puntos por cada 100 posesiones, y el 24º peor en asistencias por partido al quedarse en 21,1.

Cambiar esa dinámica dependerá en gran medida de Reggie Jackson. El base formado en Boston College llega a esta temporada tras vivir el peor año de su aún corta carrera. Cierto es que pudo disputar 52 partidos, pero tal y como dijo Van Gundy, nunca llegó a estar al cien por cien por culpa de un problema en la rodilla. Si se mantiene sano formará uno de los backcourt más dinámicos de la liga junto a Bradley.

Puestos los pilares, el interior del edificio tampoco tiene mala pinta. Detroit puede no tener un fondo de armario que brille por sus nombres, pero cuenta con algo a tener en cuenta, un grupo de jugadores que desea reivindicarse en la liga. Langston Galloway, Reggie Bullock, Tobias Harris, Stanley Johnson… son piezas jóvenes —ninguno supera los 26 años— que tienen ese hambre tan necesario para conformar un bloque fuerte.

Para acabar, y dando el tono juvenil, no debemos olvidar a Luke Kennard. Elegido en el puesto 12 del pasado Draft, este escolta criado en Duke puede convertirse en el Robin Hood —que Dirk Nowitzki nos perdone— de Michigan. En su segundo año universitario se marchó hasta los 19,5 puntos por noche con un excelente 43,8 por ciento de acierto en tiros de campo. Si logra hacer algo por el estilo a nivel profesional el futuro de los Pistons lo agradecerá.

El jugador a seguir

Avery Bradley. No vamos a descubrirlo ahora. En Boston, donde ha pasado toda su carrera hasta esta temporada, fue creciendo desde lo que se definía como un jugador con buenas cualidades físicas hasta otro letal a ambos lados de la cancha. Detroit se lleva un jugadorazo. El año pasado anotó 16,3 puntos con un 39 por ciento de efectividad en triples. Si Van Gundy, como es previsible, le da mayor peso en el juego ofensivo, tendrá la posibilidad de demostrar que aún no ha encontrado su techo.

El pronóstico

Elio Martínez, director de nbamaniacs, dará un pronóstico personal y subjetivo sobre lo que cree que hará cada franquicia durante la temporada 2017-18.

Ni frío ni calor, sino todo lo contrario. Otro de esos equipos atados de pies y manos por sus decisiones pasadas que ahora se encuentra en una situación en la que es incapaz de pelear por ser un cabeza de serie en la Conferencia Este y tampoco tiene mala plantilla como para apostar por la reconstrucción. Los Pistons decepcionaron el pasado año, el curso en el que debían haber confirmado el proyecto tras disputar los playoffs de 2016. Sin embargo sucedió lo contrario. La llegada de Bradley parece un acierto que favorecerá la implantación de esquemas del gusto de Van Gundy, pero las dudas sobre el físico de Jackson y el compromiso de Drummond hacen que no crea que Detroit llegue a las rondas por el título y los situo entre la novena y décima posición del Este cuando llegue el 11 de abril.

Anterior equipo analizado: Charlotte Hornets. Próximo equipo: Denver Nuggets.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.