Previa NBA 2018-19: Indiana Pacers

Previa de la temporada NBA 2018-19 sobre Indiana . Datos, resultados de la temporada anterior, un vistazo a su plantilla y a sus futuros agentes libres, los objetivos del curso, el jugador a seguir y un pronóstico sobre la franquicia.

Indiana Pacers

Balance 2017-18: 48-34 (5º Este, clasificado para playoffs).

Entrenador: Nate McMillan (3ª temporada en el equipo).

Agentes libres más importantes en 2019: Thaddeus Young, , Bojan Bogdanovic y Darren Collison.

La plantilla:

Altas: Aaron Holiday (Draft), Alize Johnson (Draft), Tyreke Evans, Doug McDermott, Kyle O’Quinn, Edmon Sumner (contrato dual) y C.J. Wilcox (contrato dual).

Bajas: Lance Stephenson, Trevor Booker, Glen Robinson III y Joe Young.

Siguen: , Thaddeus Young, Bojan Bogdanovic, Darren Collison, Cory Joseph, , Domantas Sabonis, T.J. Leaf, Ike Anigbogu y Ben Moore.

Así encaran la temporada

Indiana ha vuelto a la pelea en la élite de la Conferencia Este sin pasar por la casilla de salida. Hace doce meses, cuando perdían a Paul George, muchos vislumbraban una larga travesía por el desierto. No solo no fue así, sino que con un Victor Oladipo enorme —fue All-Star— incluso pusieron contra las cuerdas a LeBron James en primera ronda de playoffs.

Ese es el punto de partida que deben fijarse los Pacers. Con una plantilla que mantiene su base ya que el quinteto titular del curso pasado sigue intacto, Nate McMillan debe conseguir que sus chicos den el siguiente paso, ese que que debe colocarles como un serio aspirante a ser una enorme piedra en el camino de cualquier equipo.

Pero no todo depende del entrenador. Conociendo ya lo mucho que puede aportar Oladipo, el despegue definitivo necesita de otras piezas que sigan creciendo. Ahí aparece subrayado el nombre de Myles Turner. El pívot de Texas, tras abrir su carrera con dos temporadas de progresión constante, vio como la última campaña supuso cierta involución. Menos minutos, menos puntos, menos rebotes… Perdió peso en el equipo hasta el punto de que en algunos momentos McMillan parecía preferir jugar con Domantas Sabonis de ‘cinco’.

Quizás por esa sensación de urgencia, Turner ha optado por convertir su verano en una especie de campamento personal centrado en dos aspectos: mejorar su físico a través del cambio de hábitos alimenticios, y hacer lo propio con su mente practicando yoga. Con esa preparación especial espera dar un salto en su rendimiento, sobre todo en defensa. Si lo logra Indiana tendrá mucho ganado.

Bien. Tenemos un quinteto que se mantiene, un escolta All-Star, un pívot de 22 años con mucho margen de mejora… Pero es que estos Pacers son mucho más que eso. A lo que era un conjunto de piezas perfectamente ensambladas han sumado dos jugadores con talento y puntos: Tyreke Evans y Doug McDermott. No vamos a descubrir a ninguno de ellos, pero es indudable que desde el banquillo, si McMillan elige que ese sea el rol de ambos, darán un plus ofensivo para definir partidos decisivos. Y todo ello sin haber nombrado aún a gente como Bojan Bogdanovic, Thaddeus Young, Darren Collison, Cory Joseph…

Por supuesto no hablamos de unos Pacers campeones, y quizás se pueda poner un pero en la marcha de Lance Stephenson, pero aun así es complicado encontrarles un debe en la pizarra. Si no ocurre nada extraño, en Indianapolis disfrutarán una temporada más.

El jugador a seguir

Myles Turner. Porque debe ser su año. El próximo verano será agente libre –si no firma antes una extensión– y necesita brillar para recuperar el terreno perdido. Nadie duda de sus aptitudes ofensivas. Su rango de tiro alcanza desde la pintura el triple, pero no puede dejar que esa cualidad se convierta en alergia al acercarse al aro. Si aprieta los dientes en defensa puede convertirse en uno de los mejores pívots de la NBA. Por contra, si mantiene la desidia que se le aprecia a veces, su carrera puede acabar perdiéndose.

La previa de Drafteados

El pronóstico

Elio Martínez, director de nbamaniacs, dará un pronóstico personal y subjetivo sobre lo que cree que hará cada franquicia durante la temporada 2018-19.

Temporada muy interesante para Indiana. Estamos de acuerdo en que a los Pacers hay que tomarlos como uno de los equipos de la parte alta del Este, ¿pero realmente tienen capacidad de crecer como para aspirar a más de la cuarta posición? Boston, Toronto y Philadelphia parecen el trío de cabeza, por lo que en Indianápolis lo que toca es trabajar para ver si este equipo realmente puede convertirse en un finalista de conferencia. Los mimbres son buenos, pero quizá no para tanto. En cualquier caso lo que hay que esperar de los Pacers es verlos en playoffs con ventaja de campo y después ganar la primera ronda.

Anterior equipo analizado: Cleveland Cavaliers. Próximo equipo: Milwaukee Bucks.