Previa NBA 2018-19: New York Knicks

Previa de la temporada NBA 2018-19 sobre New York . Datos, resultados de la temporada anterior, un vistazo a su plantilla y a sus futuros agentes libres, los objetivos del curso, el jugador a seguir y un pronóstico sobre la franquicia.

New York Knicks

Balance 2017-18: 29-53 (11º en el Este, no clasificados para los playoffs).

Entrenador:  (1ª temporada).

Agentes libres más importantes en 2019: Enes Kanter, Mario Hezonja, Ron Baker, (oferta cualificada), Emmanuel Mudiay (oferta cualificada).

La plantilla

Altas: Mario Hezonja, Noah Vonleh, (Draft), Mitchell Robinson (Draft), Allonzo Trier (contrato dual), Isaiah Hicks (contrato dual), Kadeem Allen.

Bajas: Michael Beasley, Jarrett Jack, Kyle O’Quinn, Troy Williams.

Siguen: Tim Hardaway Jr., Enes Kanter, Joakim Noah, Courtney Lee, Emmanuel Mudiay, Frank Ntilikina, Damyean Dotson, Ron Baker, Luke Kornet, Lance Thomas, Trey Burke.

Así encaran la temporada

A pesar de las declaraciones de Knox y Hardaway Jr. sobre las posibilidades de alcanzar playoffs, la realidad de los Knicks es bien distinta. En ausencia de su estrella y dada la juventud de su plantilla, New York es uno de los equipos candidatos a cosechar el peor récord del Este, e incluso de toda la NBA, con permiso de Atlanta Hawks.

David Fizdale, que llega secundado por los dirigentes Steve Mills y Scott Perry, ha firmado para los próximos cinco cursos, lo que hace suponer que tendrán paciencia con su trabajo. Llega para instaurar una cultura ganadora y hacer especial hincapié en la defensa, tal como reconoció en su presentación. Asimismo, dado sus roces en el pasado con Marc Gasol, ha procurado desde el primer día forjar una relación con Kristaps Porzingis, ya sea por contacto permanente mediante teléfono móvil o realizando un viaje a su Letonia natal donde conoció a su familia y sus más allegados.

Sea como fuere, el nuevo técnico Knickerbocker ha levantado la ilusión entre sus pupilos. Los jugadores que ya han podido conocerle están encantados con su personalidad y todos están deseando ponerse a sus órdenes. Esas ganas por trabajar es lo que precisamente destacaba hace escasos días, donde aseguró que no defraudarán a sus seguidores. Pero claro, todo ello dependerá del objetivo que se marquen porque lo que son los playoffs pueden olvidarse salvo sorpresa inesperada. Fizdale tiene que dar oportunidades a los más jóvenes y desarrollarlos. Sobre todo a un Frank Ntilikina que decepcionó en su primer curso; a Damyean Dotson, Emmanuel Mudiay, Trey Burke, Mario Hezonja o los novatos del Draft 2018 Kevin Knox y Mitchell Robinson, ambos excelentes atletas.

No hay que olvidar el papel que jugarán los más veteranos como Enes Kanter, que finalmente se acogió a su opción de jugador; Courtney Lee si no termina siendo traspasado, Lance Thomas y especialmente un Tim Hardaway Jr. que está llamado a ser la principal referencia del equipo. El escolta de Michigan volvió el pasado verano por petición de Steve Mills y, pese a que tuvo momentos brillantes, la irregularidad marcó su juego, pero ello no le impidió cosechar los mejores números de su carrera NBA. La teoría dice que está llamado a mejorar y si todo le viene de cara rozar la barrera de los veinte puntos por noche.

Otros muy a tener en cuenta serán los bases Ntilikina y Burke, sobre todo el primero, que recientemente rechazaba participar con Francia en la clasificación del Mundial 2019 para centrarse en los Knicks. El galo apenas tiene 20 años y ha demostrado el gran talento que atesora en su defensa; sin embargo, deberá cuidar mejor del balón y soltarse en ataque.

Viendo los contratos de la plantilla y el poco margen de mejoría que tienen, todo apunta a una temporada de transición con vistas al verano de 2019 donde el principal objetivo será Kyrie Irving. En el mercado de agentes libres se han movido poco y sin grandes dispendios, realizando contrataciones cortas para no comprometer sus cuentas (Hezonja, Kornet y Vonleh). El próximo año liberarán los millones de Kanter y Baker; Lee y Thomas apuntan a una salida en febrero, y está el caso de Joakim Noah, apartado de la disciplina y que parece que le cortarán mediante la ‘stretch provision‘ en las próximas semanas. Paciencia con el equipo, con sus jóvenes y con los futuros movimientos, siempre con el objetivo de devolver a los Knicks a sus mejores días como franquicia deportiva.

El jugador a seguir

Tim Hardaway Jr., por números de su contrato, tiene que dar un paso al frente en ausencia de Porzingis. Unido a la evolución que experimentó a las órdenes de Hornacek, el escolta tiene todo de cara para mejorar sus prestaciones ofensivas, ya que supuestamente será la principal referencia ofensiva de los Knicks.

Otros a seguir serán Trey Burke, rescatado de la G League y que fue uno de los más destacados en el segundo tramo de la temporada pasada, y la apuesta por Hezonja. El croata estaba como loco por jugar en los Knicks y, pese a que ha firmado únicamente por un año, quiere devolverle la confianza depositada a Scott Perry, quien se decantó por él en su etapa como directivo de Orlando Magic.

La previa de Drafteados

El pronóstico

Elio Martínez, director de nbamaniacs, dará un pronóstico personal y subjetivo sobre lo que cree que hará cada franquicia durante la temporada 2018-19.

Temporada de transición para New York Knicks. Y van… Dado que a Kristaps Porzings no se le espera hasta comienzos de 2019 y volverá a medio gas con los minutos controlados durante el resto del curso, la exigencia con la franquicia neoyorquina debe ser mínima. Una cosa es lo que demanden los aficionados cansados de tantos sinsabores, pero la realidad es que a este equipo no se le puede pedir más salvo desarrollar jóvenes, construir una identidad bajo Fizdale, gestionar el retorno de Porzings con vistas a que vuelva a ser el mismo jugador de antes en septiembre de 2019 y no cometer errores desde la directiva en junio de 2019. Sin opciones de playoffs.

Anterior equipo analizado: Philadelphia 76ers. Próximo equipo analizado: Brooklyn Nets.