Previa NBA 2018-19: Washington Wizards


Previa de la temporada NBA 2018-19 sobre Washington Wizards. Datos, resultados de la temporada anterior, un vistazo a su plantilla y a sus futuros agentes libres, los objetivos del curso, el jugador a seguir y un pronóstico sobre la franquicia.

Washington Wizards

Balance 2017-18: 43-39 (8º Este, clasificado para playoffs).

Entrenador: Scott Brooks (3ª temporada en el equipo).

Agentes libres más importantes en 2019: Austin Rivers, Dwight Howard (opción de jugador), Markieff Morris, Tomas Satoransky, Jason Smith, Jodie Meeks, Jeff Green y Thomas Bryant.

La plantilla

Altas: Troy Brown (Draft), Chris Chiozza (Universidad de Florida), Jeff Green, Dwight Howard, Jordan McRae (contrato dual), Tiwian Kendley (Universidad de Morgan State) y Austin Rivers.

Bajas: Chris McCullough, Tim Frazier, Marcin Gortat, Ty Lawson, Mike Scott y Ramon Sessions.

Siguen: John Wall, Bradley Beal, Otto Porter Jr., Ian Mahinmi, Jodie Meeks, Markieff Morris, Kelly Oubre, Otto Porter, Devin Robinson (contrato dual), Tomas Satoransky y Jason Smith.

Así encaran la temporada

¿Motivos para el optimismo en los Wizards? Quizá sí. Al menos no para el pesimismo. Su miramos su plantel, la estabilidad parece su bandera: lo bueno se ha quedado y, junto con ello, han hecho fichajes importantes y de bajo riesgo a medio plazo. Vayamos con los que permanecen, el bloque liderado por John Wall, quizá el mejor base del Este con permiso de Kyrie Irving y sus problemas de rodillas. Un Wall más maduro y que ya goza de estatus de estrella, no solo en Washington sino en la NBA, vuelve a dirigir la nave capitalina. El bloque permanece, toda vez que el otro buque insignia de estos últimos tiempos, Bradley Beal, no se mueve tampoco. El dúo Wall-Beal suma un año más junto y, lo que es todavía más reseñable, se llevan bien, o al menos sus diferencias pasadas son historia y no amenazan con afectar al rendimiento del equipo.

La baja de Wall durante algunos partidos de la 2017-18 enseñó a los de Scott Brooks lo importante que es su hombre franquicia para los esquemas de Washington. Sin Wall, los Wizards sufren muchísimo, como es lógica consecuencia de no disponer de uno de los mejores directores de juego del campeonato. La buena noticia que trajo aquello fue que hay cierto fondo de armario, con el salto adelante que dio el checo Thomas Satoransky, quien aprovechó la ocasión de su vida para consolidarse como buen recurso en la rotación.

Y de saltos adelante también sabe Beal, que por fin logró ser All-Star y que a los 25 años cumplidos este mes de junio dispone de todo el futuro por delante. Lo mismo sucede con Otto Porter, quien puede tener su año definitivo en los Wizards para explotar del todo y confirmar una progresión anotadora que le ha hecho pasar de los 11,6 puntos en la 2015-16 a los 14,7 en la 2017-18. No obstante, no es mucho pedir un poco más de producción para el de Sant Louis. Si fuera así, si sus capacidades en el perímetro se incrementaran, los Wizards podrían construir un Big Three, a su manera, con ciertas garantías para llegar algo más lejos en el Este.

Aunque buena parte de los éxitos de una escuadra se cimientan en la salud del vestuario. Ya saben que por una cosa u otra en los últimos cursos en Washington ha habido tiranteces en ese aspecto. La más reciente, la presumible mala relación, exportada a las redes sociales, entre un venido a menos Marcin Gortat y John Wall. El polaco, cuyo bajón de rendimiento el curso pasado dejó cojo el juego interior de los de Brooks, terminó traspasado en junio a los Clippers a cambio de Austin Rivers, buen fichaje, con solo un curso de contrato y de calidad sobrada para los puestos exteriores.

Y es que antes hablamos de los que llegaron y Rivers es uno de ellos. Otro notable es Dwight Howard, que aterriza cerca de la Casa Blanca con un contrato de 10,9 millones y dos cursos, player option para el segundo de ellos. Bien los Wizards en atraerlo para sí una vez Superman fue enviado a los Nets desde Charlotte y se supo que no deseaba jugar en Brooklyn. Howard, al ritmo de Charlotte, es garantía de aportar todo lo que no tuvo el juego interior de los Wizards la temporada pasada. Un veterano que le acompaña, y por el mínimo salarial, es Jeff Green. Además, el novato y número 15 del Draft, Troy Brown, el proyecto de Thomas Bryant, reclamado desde waivers cuando fue cortado por los Lakers, o la apuesta por Jordan McRae y su contrato dual, se suman a un conjunto de incorporaciones que no amenazan con resquebrajar la solidez del bloque firme encabezado por Wall y Beal y que además se postulan como importantes añadidos, meridianamente baratos y con contratos cortos, para competir con garantías en el Este y tener algo de campo para el mercado de 2019.

Jugador a seguir

Dwight Howard. Sí, es el jugador a seguir, no porque pudiera tener más calidad que perfiles como el de Wall o Beal, sino porque Superman llega con todo a Washington. Tras una buena temporada en los Hornets, donde se volvió a ver por momentos ese perfil de pívot de otra época pero feroz y altísimo nivel, aterriza en la capital por dos temporadas. Su gran labor en Charlotte no le sirvió para quedarse y, traspasado en junio a los Nets, el center aseguró no entender las razones de ese movimiento. De Brooklyn salió vía buy out, para unirse a los Wizards.

Para Washington se trata, a priori, de un gran movimiento. Barato, algo menos de 11 millones de dólares por dos cursos, y todavía en buena forma, un renacido Howard está llamado a ser el jefe de la pintura de los Wizards, algo pálida en la última campaña con un Marcin Gortat que no cumplió con lo que se esperaba de él.

La previa de Drafteados

El pronóstico

Elio Martínez, director de nbamaniacs, dará un pronóstico personal y subjetivo sobre lo que cree que hará cada franquicia durante la temporada 2018-19.

¿Puede realmente Washington ganar una serie de playoffs a Boston? No. ¿Es mejor equipo Washington que Indiana, Milwaukee o Miami con Jimmy Butler? No se puede asegurar rotundamente que sí. ¿Puede realmente Washington ganar una serie de playoffs a Philadelphia o Toronto? Plausible si se dan ciertas circunstancias. Esas tres preguntas y sus correspondientes respuestas nos dan la radiografía de Washington, un equipo que está capacitado para ganar prácticamente a cualquier rival de su conferencia pero que a la vez puede verse abocado a terminar en la sexta o séptima plaza del Este y no pasar de primera ronda. Mi apuesta va en esa línea: playoffs como quinto clasificado y de vacaciones antes de que llegue mayo.

Anterior equipo analizado: Miami Heat. Próximo equipo: Charlotte Hornets.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.